versión accesible
Idea Sana
El compromiso de FUNDACIÓN EROSKI con tu bienestar

Seguro que has sentido la necesidad imperiosa de comer chocolate. y es que lo tomes como lo tomes este alimento te proporciona una espesa dosis de energía. A la taza, como guarnición, en salsa, en onzas o en bombones. Descubre en este artículo las diferentes maneras de combinarlo y trucos para decorar tus recetas con chocolate.

Las cosas claras: es el alimento energético por excelencia. Y es uno de los más versátiles porque su maridaje con otros ingredientes es delicioso al paladar: con mandarina, plátano, caramelo, con frutos secos, con especias, con la carne e incluso con anchoas... El chocolate ha dejado de ser un mero postre para convertirse en un ingrediente presente en diferentes recetas. El pescado, la carne de caza, las ensaladas... a simple vista no tienen nada en común, pero todos son perfectamente combinables con el chocolate. Al uso tradicional de este ingrediente en la repostería se añaden otros que le trasladan inexorablemente al mundo del salado.

Con carne y pescado

Ramón Morató, director de Aula Chocovic -la primera escuela de Chocolate que se creó en España- asegura que casi todo puede casar con chocolate. De hecho, cada vez es más fácil encontrar este ingrediente en recetas de carne y pescado. “Las carnes con personalidad -con mucho sabor- son las que mejor casan con el chocolate negro”, explica Morató, para quien es importante que no enmascare nunca al ingrediente principal.

En el caso del pescado (mero, lubina o merluza son buenos candidatos) y debido a su sabor, el chocolate que vayamos a utilizar ha de ser con leche. “Los cocineros utilizan los ‘nips’, que son trozos de granos de cacao, muy crujientes, que maridan a la perfección con el pescado”, explica el experto.

La intrusión del chocolate en el mundo salado ha llevado a creaciones como bombones de chocolate y anchoa, e incluso ya se trabaja en aperitivos con queso.

Rulos y figuritas

En la cocina, el chocolate también nos permite realizar sencillos adornos. A continuación te ofrecemos algunos consejos:

  • Para fundirlo, debe hacerse a temperatura muy baja puesto que se quema fácilmente y su sabor se diluye. Lo más recomendable es fundirlo al baño María o en el microondas.
  • Baño María, poner el chocolate troceado en un cazo, sumergirlo en una olla que contenga agua y calentarlo con cuidado de que no hierva. Es importante evitar que entre agua al chocolate durante la fusión. Remover hasta que esté fundido.
  • Al microondas. Nos ahorra tiempo y es muy sencillo, sólo tienes que poner el chocolate troceado en un recipiente y calentarlo hasta que esté fundido.
  • Virutas: corta con la ayuda de un cuchillo o un pelador de patatas una tableta de chocolate, en finas láminas. Te aconsejamos que sumerjas previamente la hoja del cuchillo en agua caliente.
  • Rulos: para conseguir esta divertida forma tienes que fundir el chocolate y cuando esté tibio, verterlo sobre una superficie plana. A continuación, déjalo a temperatura ambiente para que se endurezca sin llegar a solidificarse del todo. Con la ayuda de una pala o un cuchillo, raspar el chocolate formando un rulo.
  • Figuritas: las conseguirás fundiendo el chocolate. Si lo viertes sobre una hoja de papel vegetal y lo dejas enfriar, una vez endurecido podrás recortar figuritas decorativas utilizando un cortapastas. Eso sí, hazlo antes de que se enfríe.

Tiene un maridaje casi perfecto con el plátano, la mandarina, los frutos secos y la carne

En el mercado

El chocolate debe su sabor a una pasta hecha a base de cacao molido con azúcar, a veces perfumada con canela y vainilla. Dicen los expertos que a mayor porcentaje de cacao, más calidad. Normalmente, en el mercado puedes encontrar los siguientes tipos de chocolate:

  • Negro: está formado por cacao y azúcar, el primero de los ingredientes puede llegar a alcanzar el 70%.
  • Con leche: es el chocolate mezclado con leche durante su preparación y se puede elaborar a partir de leche condensada azucarada. Su contenido en cacao no suele superar el 40%.
  • Blanco: Se elabora a base de leche, azúcar y manteca de cacao (por lo menos el 20%).

Cuando vayas a la compra, puedes adquirir el chocolate en los siguientes formatos:

  • Tabletas: en el mercado existe un amplio surtido entre las que se distingue el chocolate negro, con leche, blanco, con frutos secos y rellenos (trufa, café, licor, praliné...).
  • Chocolatinas, barritas y grageas: ayudan a reponer energías de manera cómoda y rápida, indicadas para personas que realizan esfuerzos físicos e intelectuales.
  • Bombones: existen multitud de combinaciones y formas, con variados rellenos, sin más límite que el de la imaginación.
  • Soluble de cacao: imprescindible en el desayuno, tomado con leche, o en la merienda, espeso “a la española”, o incluso más claro, “a la francesa”.

SOLUBLE AL CACAO

FIBRA LIGHT

El Soluble al Cacao Light & Fibra EROSKI ha sido elaborado con materias primas de alta calidad y sin adición de azúcar. Por ello está más concentrado en sabor y con una sola cucharada puedes prepararte una ración de delicioso cacao, con todo el sabor pero con menos de la mitad de calorías. Además presenta un alto contenido en fibra al aportar 34 g por cada 100 g de producto.

El Soluble al cacao Light & Fibra EROSKI es el complemento ideal para un desayuno equilibrado, sano y sabroso... ¡pruébalo!

Los efectos saludables del chocolate

Entre las propiedades del cacao se encuentra la de ser un excelente antioxidante, hidratante, nutritivo, diurético... De hecho, los fabricantes ya se han inspirado en el chocolate para crear gamas cosméticas. Ampollas al estilo tiramisú, bálsamos labiales, cremas corporales, geles de baño... e incluso celas depilatorias al chocolate son algunos ejemplos que potencian los beneficios de este producto para nuestra salud. Los beneficios más inmediatos de la chocoterapia son:

  • sus propiedades naturales reducen eficazmente la piel de naranja.
  • sus principios activos hidratan la piel en profundidad.
  • su aroma estimula los sentidos, libera las tensiones y produce bienestar.

DEGUSTACIÓN CASERA

Te proponemos una cata de chocolate casera. Hazte con diferentes variedades de chocolate en tableta y recuerda: la temperatura ideal de cata se encuentra entre los 20-24 grados. Para ello y antes de lanzarte a la degustación deja a temperatura ambiente durante unas horas el chocolate que vayas a degustar.

  • Mira, observa: (si es mate, brillante, satinado, salpicado, jaspeado o marmolado); ten en cuenta la superficie (si es granulada, rugosa, si está recubierta con cacao en polvo); el moldeado, qué dibujos adopta según el molde empleado (cuadrado, rectangular, motivos florales, geométricos...); y por último, el color (marrón claro, oscuro, negro...).
  • Ten en cuenta el olor: puede ser floral, de frutas frescas, frutas en conserva, vegetales, especiado, a frutos secos, mantequilla, leche...
  • Presta atención al partirlo: si lo haces fuera de la boca puede ser crujiente, puede deshacerse o provocar un ruido seco.
  • Aprecia su textura: puede ser delicada, suave, seca, quebradiza, untuosa...
  • Y el aroma: muy fino, delicado, armonioso, robusto, fuerte, apetitoso, exótico, ligero, intenso, profundo.

Un chocolate... ¡de cine!

“Un banquete para los ojos y la imaginación”. Así definieron los críticos el filme ‘Charlie y la fábrica de Chocolate’, una reciente muestra de que este delicioso producto ha inspirado decenas de películas para la gran pantalla. En este caso, un grupo de niños se adentra en los misterios de la elaboración del chocolate para vivir, al mismo tiempo, una aventura inolvidable, eso sí, sin dejar de saborear tabletas. Otras veces, el cine ha puesto a prueba su capacidad para despertar emociones, tal es el caso de la película francesa ‘Chocolat’, en la que una madre y su hija abren una chocolatería en un tranquilo pueblo, lo que suscita los apetitos ocultos de sus habitantes. ‘Como agua para chocolate’, ‘Fresa y chocolate’ o ‘Atún y chocolate’ son sólo algunos títulos que han inspirado películas con mayor y menor éxito taquillero. El chocolate y el cine también casan.

Ramón Morató
Director de Aula Chocovic y Maestro Chocolatero

“El chocolate combina de manera especial con todo, sin perder nunca su sobriedad”

Ramón Morató Idea Sana: ¿Cuántas maneras tenemos de elaborar el chocolate?
Ramón Morató: Tantas como técnicas existen en pastelería y cocina. El chocolate lo podemos usar para todo y en todo.

I.S.: ¿Con qué ingredientes casa mejor?
R.M.:Comparo el chocolate con el color negro en la moda: combina con casi todo sin perder su sobriedad, especialmente con productos de contraste, por su aroma y amargor. Es el caso de los cítricos, frutas en general, especias, etc.

I.S.: Has creado una línea especial de bombones experimentales (con aceituna, anchoa... ) ¿cuál era el objetivo?
R.M.: Proponer al consumidor combinaciones hasta entonces inéditas y, como actualmente tenemos la suerte de que la gente está mas abierta a probar nuevos y diferentes sabores, está teniendo éxito.

I.S.: Danos tres consejos para sentarnos a la mesa a disfrutar de un buen chocolate.
R.M.: El primero, una buena compañía; el segundo, un buen chocolate amargo de, como mínimo, un 60% de cacao; y por último, organizar el menú para dar la misma importancia al postre que un plato principal, para llegar en buenas condiciones al final de la comida.

Más información en:

¿Qué es FUNDACIÓN EROSKI? | © Copyright FUNDACIÓN EROSKI | Info@ideasana.com