versión accesible
Idea Sana
El compromiso de FUNDACIÓN EROSKI con tu bienestar

Seguridad, comodidad, frescura y limpieza. tu compra de carnicería supone esto y mucho más. En nuestras tiendas encontrarás una amplia gama de productos cárnicos envasados que te permitirán elaborar un menú equilibrado y nutritivo. elige lo que más te apetezca y se adapte a tu economía.

La solución está en la bandeja. Para que la compra de la carnicería sea rápida, segura y económica nuestras tiendas disponen de una amplia gama de productos cárnicos envasados. Se trata de una opción que debes contemplar por los siguientes motivos:

  • Es muy cómoda. Por su propio formato, puedes meterla directamente al congelador, sin tener que abrirla. El envasado permite, además, un mejor mantenimiento de los alimentos. De hecho, se puede llegar a conservar el producto hasta cuatro días más de lo habitual. Y recuerda, has de mantener la carne en su envase original, sin abrir, hasta el momento de su consumo. Otra de las claves que refuerzan su comodidad y que no tienes que pasar por alto es que, al estar herméticamente cerrada, no mancha.
  • El valor de la etiqueta. En ella encontrarás de forma clara el precio exacto, así como el peso y el origen de la carne. Para que no te lleves a casa ni más ni menos que lo que necesitas.
  • Es fresca y de calidad. Cuando compras carne en bandeja ganas en frescura y calidad, ya que está recién cortada.
  • Aporta versatilidad a tu cocina. Si es para freír, nada mejor que en filetes, las brochetas te quedarán deliciosas al horno... Todas ellas son soluciones sencillas para tu ajetreado ritmo de vida.

MÁXIMAS GARANTÍAS

La carne en bandeja es un producto que ofrece la máxima seguridad alimentaria porque:

  • Se procesa en salas blancas. Una vez que el animal es sacrificado, la carne se mantiene en una sala limpia y aislada.
  • La carne se manipula manteniendo siempre la cadena de frío.
  • Se envasa en una atmósfera protectora de aire limpio, que hace que la carne se conserve durante más tiempo.
  • En EROSKI mantenemos la trazabilidad total de la carne, controlamos todo el proceso: desde el nacimiento del animal, crianza y sacrificio hasta el envasado.

Salchichas de viena

Clásicas, con queso y con jamón

Las salchichas son uno de los productos cárnicos más populares y que nunca suelen faltar en nuestro frigorífico. Dales a los tuyos un plato diferente y divertido con nuestras sabrosas Salchichas Viena EROSKI. Ideales para comer en bocadillo o para acompañar tus platos de pasta o arroz. Descubre nuestras tres variedades: la clásica salchicha Viena característica por la jugosidad de su carne y su sabor ahumado; las irresistibles Viena Queso, con su inconfundible sabor a queso, y las Viena Jamón, con el sabor del auténtico jamón serrano. ¡Pruébalas!

Brochetas adobadas, a la plancha

  • Son una forma original de consumir carne. Resultan deliciosas añadiendo unas gotas de aceite de oliva antes de cocinarlas para realzar su sabor.
  • Las carnes quedan mucho más sabrosas si se marinan con un poco de pimentón. Desde EROSKI te lo ponemos fácil y te presentamos las brochetas ya adobadas.
  • Se trata de un producto que se puede realizar tanto asado al horno, como a la plancha o a la parrilla. Estarán listas en muy poco tiempo.
  • Como acompañamiento de las brochetas nada mejor que una ensalada copiosa para darle color y nutrientes a un plato sencillo y económico.

Libritos de lomo, muy nutritivos

  • Es un plato ideal para que los más pequeños consuman carne. Se trata de tajadas de lomo que cuentan con el doble de grosor de una tajada habitual. Están abiertas por la mitad para facilitar la introducción del relleno.
  • Una manera fácil de prepararlos es introduciendo unas lonchas de queso y jamón divididas por la mitad en el interior de cada librito. Posteriormente se empanan con huevo y pan rallado y se fríen en abundante aceite. Los libritos pueden servirse con un sofrito de pimientos rojos y verdes.

Estofado de vacuno

Para facilitarte la vida en la cocina, en EROSKI te presentamos la carne de vacuno en cómodos trozos, ideales para estofar. En este modo de cocción todos los ingredientes se guisan crudos a la vez en una olla cerrada y a fuego lento.

  • Además de la carne, el estofado se compone de distintas verduras que varían en función del gusto de los comensales y entre las que se pueden incluir zanahorias, puerros y champiñones.
  • Los ingredientes se introducen en crudo en una olla con aceite, agua o caldo, cebolla, ajo y un poco de vino, junto con distintas especias y plantas aromáticas como el laurel y se cocinan a fuego lento. También se puede acelerar su cocción en una olla rápida o a presión.
  • Los estofados resultan más sabrosos de un día para otro y pueden congelarse perfectamente, siempre y cuando no incluyan patatas.

Entrecot y chuletillas, a la sartén

  • El entrecot, un filete grueso de ternera deshuesado, alcanza su máximo sabor cuando lo preparamos a la plancha o a la parrilla. Un poco de aceite de oliva y sal gorda son sus mejores aliados.
  • Las chuletillas, por su parte, se pueden cocinar a la plancha, en una barbacoa o simplemente fritas en una sartén. No podemos olvidar su preparación ‘al sarmiento’, una técnica que, gracias al especial sabor que le confieren las brasas, nos permite disfrutar de un plato jugoso y exquisito.
  • Para acompañar ambos alimentos, nada mejor que una fuente de pimientos rojos o una ensalada fresca de lechuga, tomate y cebolla. También se pueden servir con patatas panadera.
¿Qué es FUNDACIÓN EROSKI? | © Copyright FUNDACIÓN EROSKI | Info@ideasana.com