versión accesible
Idea Sana
El compromiso de FUNDACIÓN EROSKI con tu bienestar

A más edad, menos ejercicio

Los chicos de entre 14 y 16 años son los que menos deporte practican, Mientras que los niños de 8 a 10 son los más activos. ésta es una de las conclusiones del tercer estudio del observatorio idea sana EROSKI sobre hábitos de ejercicio físico y ocio activo en menores, realizado en colaboración con la fundación dieta mediterránea.

Uno de los pilares de la dieta mediterránea, junto a la alimentación sana y equilibrada es la práctica de ejercicio físico. El tercer estudio del Observatorio Idea Sana EROSKI ha recogido las respuestas de 400 socio-amigos de FUNDACIÓN EROSKI de todo el territorio para conocer sus hábitos de ejercicio físico y ocio activo.

El informe, centrado en los menores de 5 a 16 años, constata que a mayor edad, menos ejercicio se practica. Sólo el 52% de los chavales de 14 a 16 años realiza algún ejercicio fuera del colegio de forma habitual. Realizado en colaboración con la Fundación para el Desarrollo de la Dieta Mediterránea (FDDM), el estudio se enmarca dentro de la campaña 'Comer bien, comer sano' para promover hábitos saludables. Esta iniciativa tiene su antecedente en 'Prevenir la dossier es una Idea Sana' que llevamos a cabo durante 2005. Un estilo de vida sedentario, con poca actividad física y hábitos de entretenimiento pasivos, son algunas de las causas del significativo aumento de la dossier infantil a nivel mundial. Sólo en nuestro país, el 26,3% de la población con edades entre los 2 y los 24 años padece dossier, el principal factor de riesgo de diversas enfermedades crónicas. Conscientes de este problema, el Observatorio Idea Sana EROSKI ha analizado los hábitos de ejercicio físico y de ocio de los más pequeños.

No realiza actividad deportiva extraescolar

Más de la mitad de los adolescentes no practica actividad deportiva alguna fuera del horario escolar. Los expertos aseguran que se abandona este hábito porque no está de moda o por falta de referentes imitativos, pues sólo el 35% de los padres hace deporte o ejercicio de forma habitual.

De 8 a 10 años practica ejercicio

Una gran parte de los menores de entre 8 y 10 años realiza algún tipo de actividad deportiva extraescolar, que debe añadirse a las dos horas semanales que como media practican los niños en los colegios.

Va caminando al colegio

Otra oportunidad para realizar actividad física se genera en los desplazamientos al colegio. El 57,8% va caminando, mientras que el 18% utiliza el transporte público, el 23,3% el automóvil o la moto y sólo un 0,5% lo hace en bicicleta. De los que caminan hasta el centro escolar o combinan el andar con el transporte público, más de la mitad dedica entre 5 y 20 minutos, y sólo el 20,1% más de 30 minutos.


Hábitos sedentarios

La mayoría de los socio-amigos opina que los niños tienen espacios adecuados para practicar ejercicio pero son poco seguros. El 43% de los adolescentes pasa más de dos horas al día frente a una pantalla de ordenador o televisión. Estos hábitos sedentarios son algunas de las razones por las que crece la dossier infantil.

Más del 60% de los niños y adolescentes no hace ejercicio físico alguno, o lo hace menos de dos veces a la semana. Sólo el 39,6% de los Amigos de FUNDACIÓN EROSKI asegura utilizar los espacios e instalaciones deportivas cercanos a su domicilio para practicar ejercicio físico fuera del ámbito escolar. En el caso de los adolescentes, el porcentaje se reduce al 26%. El 74% de los encuestados opina que tienen espacios adecuados, sin embargo el 50% asegura que son poco seguros. Por zonas geográficas, esta cifra desciende hasta el 35% en Levante, mientras en el norte asciende al 62%.

En cualquier caso, el desarrollo tecnológico es una de las causas del descenso de la practica de ejercicio físico y del aumento de las actividades sedentarias en los últimos años. Uno de los comportamientos que influye en la reducción de la práctica de ejercicio es el tiempo de exposición a las pantallas de televisión, ordenadores y videojuegos. El 36,2% de los niños de entre 8 y 13 años tiene un televisor en su habitación, mientras que el 22,1% tiene un ordenador. Más del 70% posee videojuegos a los que dedica 172 minutos semanales. Los expertos aseguran que un niño que tiene una pantalla en su habitación tiene más probabilidades de padecer sobrepeso y de pasar más horas delante de ella. La falta de seguridad en las calles es otro de los factores que invita a los pequeños a quedarse en casa. Además, los padres son un modelo de conducta a seguir; si ellos practican deporte, sus hijos también.

El informe 'Hábitos de ejercicio físico y ocio activo' es el tercero que realiza el Observatorio Idea Sana EROSKI en el marco de la campaña 'Comer bien, comer sano', que se desarrolla en colaboración con la Fundación para la Promoción de la Dieta Mediterránea. El cuarto y último informe de este año, se publicará en el mes de noviembre y tratará de averiguar los hábitos de alimentación de la población en sus comidas fuera de casa y los nuevos estilos de vida.

Más de 2 horas al día

Los menores con edades entre los 14 y los 16 años son los que más tiempo pasan al día frente a una pantalla de televisión, ordenador o consola. Los expertos recomiendan que este tiempo sea inferior a las 2 horas porque además de favorecer la pasividad incita a las conductas compulsivas de picoteo y las comidas de capricho. El 28% del total de menores de 5 a 16 años pasa más de 2 horas diarias frente a una pantalla.

En los niños la práctica de ejercicio debería ser de 1 hora al día, unas 6 horas a la semana. Las actividades podrían ser: 1-2 horas andar, 2 horas de ejercicio en la escuela y de 2 a 4 horas de deporte extraescolar.


María Neira
Directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud
"Cobra importancia el concepto de entorno sano"

En países con altos ingresos la gente come más y realiza menos ejercicio, dando lugar al aumento de peso. En muchos países desarrollados la mitad de la población adulta sufre de sobrepeso, y más del 25% es obesa. Mediante dieta y ejercicio, podemos impedir hasta un tercio de los casos de cáncer. La actividad física, evitar el sobrepeso y una ingesta diaria frecuente de frutas y verduras frescas reduce el riesgo de padecer cáncer de pecho, de colon y de pulmón, entre otros.

La promoción de una dieta sana y de un modo de vivir más activo es un mensaje crítico contenido en el informe 'Estrategia Global sobre Dieta, Actividad Física y Salud' de la Organización Mundial de la Salud, que ha sido aprobado por los ministros del ramo de más de 190 países en el mundo entero. Sin duda, la promoción de la Dieta Mediterránea contribuirá enormemente a los logros de la estrategia global. Es evidente que el concepto de 'entornos sanos'’ está adquiriendo mucha importancia. El establecimiento de un entorno sano requiere de políticas nacionales de dietética y actividad física, de desarrollo, producción y comercialización de los productos alimentarios que contribuyen a una dieta sana, por enumerar unas cuantas.

Todo esto, a su vez, tiene implicaciones sobre la planificación urbana para aumentar las oportunidades de realizar actividad física, así como políticas de transporte y medioambientales que proporcionan facilidades para practicar ejercicio, pasos para andar y carriles de bici, políticas para limitar el uso de vehículos privados, y la introducción de espacios seguros para realizar actividades de ocio. Además, cada vez hay más ejemplos que demuestran que cambiar el entorno urbano puede dar lugar a un aumento de la actividad física.

En resumen, el desafío para aquellos de nosotros que somos responsables del sector de la salud es promover un entorno sano que reducirá al mínimo los factores de riesgo relacionados con el modo de vida.


Recomendaciones mediterráneas

La Fundación Dieta Mediterránea (FDDM) asegura que la práctica de ejercicio es conveniente no sólo por sus beneficios físicos sino porque contribuye a la formación integral de la persona. La práctica regular de actividad física aporta numerosos beneficios:

  • En el descanso y el sueño: evita el cansancio, facilita el descanso y combate el estrés.
  • En la prevención de enfermedades crónicas: ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus, osteoporosis, cáncer de colon, ansiedad y depresión, etc. Permite obtener un peso corporal adecuado y una forma saludable.
  • En la mente: el juego activo no sólo hace niños más sanos sino que les ayuda a concentrarse mejor en la escuela. Produce una sensación física y psicológica de bienestar.
  • Aumenta la flexibilidad y la fuerza. La FDDM considera fundamental acompañar una dieta equilibrada y variada con una actividad física regular. La pirámide de la actividad física para niños es una guía que nos ayuda a averiguar qué actividades son las más adecuadas para los niños:
    • Moverse cada día: actividades válidas para padres e hijos como caminar, tareas del hogar, juegos activos o pasear al perro.
    • 3-5 veces a la semana: actividades y deportes vigorosos como fútbol, patinaje, ciclismo, natación... como mínimo 20 minutos cada vez.
    • 2-3 veces a la semana: actvidades para potenciar la flexibilidad y la fuerza como baile, flexiones, psicomotricidad, artes marciales...
    • Menos de 2 horas: ver la televisión, jugar con juegos electrónicos y con el ordenador.

Pirámide de la actividad física para niños

Pirámide de la actividad física para niños

Modificado y adaptado de: Healthy Kids, Healthy Communities, a Durham Public Schools initiative funded by the NC Health and Wellness Trust Fund Commission, 2004.

¿Qué es FUNDACIÓN EROSKI?
© Copyright FUNDACIÓN EROSKI    Info@ideasana.com