versión accesible
Idea Sana
Miguel Delibes De castro

“El cuidado del medio ambiente empieza en nuestro hogar”

Es un abanderado de la protección del medio ambiente y una autoridad mundial en el estudio del lince ibérico. Hijo del prestigioso escritor del mismo nombre, miguel delibes repasa con idea Sana eroski los peligros que acechan al planeta y asegura que los jóvenes tienen la clave para la conservación de nuestro entorno.

Miguel Delibes de Castro (Valladolid,1947) dice haber heredado de su padre la pasión por la naturaleza. De esta herencia nació un libro escrito conjuntamente, ‘La tierra herida’, en el que ambos dialogan sobre el estado actual del planeta. El que fuera director de la Estación Biológica de Doñana está considerado una autoridad mundial en la conservación del lince ibérico. En esta entrevista asegura que “realmente la Tierra nos domina a nosotros”.

Idea Sana: Huracanes, inundaciones, sequías… ¿tan herido está el planeta?
Miguel Delibes de Castro: Sí, pero no estamos seguros de hasta qué punto estos fenómenos climatológicos extremos son consecuencia de las heridas que le infligimos. Tampoco debemos olvidar que algo de esto es natural. Hasta ahora hemos creído que teníamos dominada a la Tierra, cuando realmente es ella la que nos domina a nosotros.
I.S.: ¿Qué mundo van a heredar nuestros hijos?
M.D.C.: Depende de los jóvenes. No podemos seguir como hasta ahora. Por ejemplo, el consumo de agua dulce se multiplica y no va acorde con el tamaño de la población. Para obtener las mismas cosechas necesitamos más insecticidas. Algunos biólogos creemos que la Tierra es un sistema finito, por lo que no es razonable seguir aumentando nuestras exigencias. Si nos adaptamos a esos límites, el mundo puede ser más organizado. La clave es renunciar a algunos patrones de consumo, velar por nuestra relación con el medio ambiente y conseguir una mayor cooperación con el resto.
I.S.: ¿Qué podemos hacer para paliar la escasez de agua dulce?
M.D.C.: Los ciudadanos tenemos mucha capacidad de actuación: desde cerrar el grifo cuando nos lavamos los dientes, a usar el agua que sale fría cuando nos duchamos para luego beberla, o hacernos con cisternas que permiten un derroche menor. Somos muchos los que queremos tener menos para conservar la naturaleza. El cuidado del medio ambiente empieza en nuestra casa: ahorrando agua y energía o separando las basuras. En muchas de nuestras acciones cotidianas hacemos algo que tiene que ver con el medio ambiente.
Idea Sana

“Somos muchos los que queremos tener menos para conservar la naturaleza”

Idea Sana
I.S.: El número de incendios durante el verano crece cada año, ¿qué medidas se pueden tomar para evitarlos?
M.D.C.: La vegetación mediterránea es amiga del fuego, es muy combustible. En esta zona son frecuentes las tormentas, los rayos y también se da la acción del hombre al cultivar la tierra. Por otro lado hay especies de plantas a las que les conviene el fuego, es el caso de las jaras. He trabajado durante más de cuarenta años en el parque de Doñana, en el que anualmente se quemaba un 5% de la superficie. Esto permitía que no se acumularan grandes masas de madera, de matorrales secos. En Marruecos tienen un sistema parecido al nuestro y sin embargo hay menos incendios debido a que hay gente en el monte que se ocupa de controlarlo. Esta medida se me antoja complicada en España porque en nuestros montes apenas reside gente y ganado, que eviten que crezca la vegetación.
I.S.: En este sentido Idea Sana EROSKI ha puesto en marcha la campaña ‘Detengamos los incendios’ y lleva a cabo otras para el reciclaje de móviles o la promoción del uso racional del agua. ¿Qué le parecen estas iniciativas?
M.D.C.: Estupenda en el caso concreto de incendios, algo extensible al resto de iniciativas medioambientales emprendidas por EROSKI. Una de las claves de la conservación es usar menos recursos y eso implica reciclar los que ya usas e incluso ahorrar agua. En los últimos 40 años la tendencia a usar y tirar ha sido uno de los aspectos más negativos de la economía capitalista. Tenemos dos problemas de fondo: usamos más recursos de los disponibles y liberamos muchos residuos.
I.S.: Durante ocho años dirigió Doñana ¿Cuál es la situación actual del parque?
M.D.C.: Doñana es cada vez más artificial, una excepción silvestre y salvaje en un entorno como Andalucía, España y Europa, cada vez más humanizado con carreteras y parques temáticos. Doñana es algo sobresaliente que cada vez cuesta más conservar. Alguna vez lo he comparado con un albino en un país de morenos. Es un emblema de la conservación. Hace 50 años pendía sobre la zona una espada de Damocles que hoy ya ha desaparecido. Me gusta decir que Doñana ha sido un joven lleno de energía pero condenado a muerte. Hoy ha pasado a ser menos joven pero con mejor salud.
I.S.: Está considerado como la máxima autoridad mundial en el estudio del lince ibérico. ¿Qué ocurre si se extingue este animal?
M.D.C.: Sería una catástrofe colectiva. Si el lince desaparece estamos perdiendo una bandera conservacionista muy importante en Portugal, en España y en Europa. De hecho, sería el primer felino que se extingue en los últimos 5.000 años. Es como si una familia hereda un cuadro muy valioso y uno de sus miembros lo vende a un trapero. El lince tiene un papel fundamental en nuestro ecosistema.
I.S.: ¿Cree que en nuestro país existe conciencia medio ambiental?
Idea Sana

“Cada vez cuesta más conservar Doñana, es como un albino en un país de morenos”

Idea Sana
M.D.C.: Sí, pero es muy difícil pasar de una cultura medioambiental epidérmica y afectiva a una más racional e introspectiva, que implica depender del medio ambiente. A menudo, los expertos hemos usado la vía de conmover. Cunde poco, pero el efecto es inmediato. Por ejemplo, ver a un galgo famélico impresiona a la primera, pero se olvida rápidamente. Explicar qué puedes hacer con tu actitud hacia la naturaleza es más complejo.

Un desafío mayor


I.S.: ¿Qué cualidades medioambientales destacaría de los ecosistemas españoles?
M.D.C.: Hay 25 zonas en el mundo privilegiadas por su diversidad de animales y plantas y una de ellas es la cuenca mediterránea. Tenemos muchísimas más especies endémicas que Inglaterra, Suecia e incluso Alemania. Por ejemplo, el lince ibérico o el águila imperial son exclusivos de aquí. También tenemos una mezcla de especies norteñas, como el urogallo, y mediterráneas, que podrían ser africanas. Tenemos una diversidad biológica excepcional y por eso un desafío más grande que los demás.

La emoción de escribir con su padre
La ‘Tierra Herida’ es una obra de temática medio ambiental que ambos han escrito conjuntamente. Cuando se pregunta al hijo cómo ha sido la experiencia, sus ojos se vuelven vidriosos y su hablar más pausado. “Fue una experiencia importante, bonita y también a veces difícil. Me la planteó él y me hizo mucha ilusión. Era una época en la que mi padre no estaba demasiado animado. El hecho de que quisiera compartir conmigo este proyecto me llenó de felicidad. Trabajamos durante meses y hablábamos todos los días. También fue cansado, sobre todo para mí que llevaba el peso material. En nuestras conversaciones sobre medio ambiente él era más pesimista y yo más optimista. Él dice, medio en broma, medio en serio, que en el debate gané yo”. Padre e hijo comparten la afición por la caza, una práctica que Delibes considera compatible con el respeto a la naturaleza. “Cuando tenía 16, no dormía la noche del sábado pensando en la cacería del domingo. Yo me hice naturalista cazando”, recuerda.

El cuidado del medio ambiente empieza en nuestro hogar I.S.: ¿Con qué paraje de la geografía española se quedaría?
M.D.C.: Hay muchísimos, por lo que si me quedo con alguno en especial es debido a las experiencias allí vividas. Me encanta la zona de transición entre la meseta castellana y el norte –que no es muy húmeda ni muy seca– en particular la zona del norte de Burgos, Vitoria… que es donde nos hemos criado de niños. Hemos ido allí desde que tenía seis años, tenemos una vieja casona de pueblo construida hace más de dos siglos.
I.S.: Cuéntenos alguna anécdota de su infancia.
M.D.C.: Recuerdo que íbamos con mucho miedo –porque nos reñían– a coger fruta de los árboles. De mayores el miedo ha remitido. Desgraciadamente los campos están abandonados y ya nadie te riñe por coger fruta.
I.S.: ¿Qué hora del día prefiere para pasear por el campo?
M.D.C.: Depende de la época de año. En verano, me gusta pasear al atardecer, e incluso al anochecer. En Andalucía por ejemplo, es imposible salir al campo cuando el sol pega de lleno. En invierno, sin embargo, a mediodía parece que todo se revitaliza. Tras la fría noche y la escarcha de la mañana, empiezan a comer los ciervos en la marisma… es un espectáculo maravilloso.
I.S.: Ha dicho que su padre le transmitió el amor por la naturaleza. ¿La educación medioambiental debe tener su origen en la familia?
M.D.C.: Creo que casi todas las educaciones deben empezar en el seno familiar. Un padre es mejor modelo de vida que el profesor del colegio, ya que normalmente éste resulta aburrido. Toda educación es muy importante incluida la relacionada con el medio ambiente.
I.S.: Por último, denos tres 'Ideas Sanas' para mejorar nuestra calidad de vida.
M.D.C.: (Tras pensar unos minutos) Es difícil resumir tanto, pero ahí van mis consejos: exigir recursos sanos, hacer ejercicio en positivo y vivir la naturaleza, disfrutar la naturaleza.

"Puedo comerme hasta doce piezas de fruta recién cogida del árbol"
I.S.: ¿Se considera un consumidor responsable?
M.D.C.: Bastante, pero menos de lo que me gustaría.

I.S.: ¿Suele hacer usted mismo la compra?
M.D.C.: Sólo a veces; soy más bien acompañante y porteador.

I.S.: Para realizarla, ¿prefiere grandes superficies o pequeñas?
M.D.C.: Me gustan los mercados tradicionales, pero en la práctica uso más las grandes superficies.

I.S.: ¿Qué alimentos no deben faltar en su cesta de la compra?
M.D.C.: Los habituales de todo el mundo. Como peculiaridad, tal vez los frutos secos.

I.S.: ¿Cuál es su sección preferida de la tienda?
M.D.C.: Sin dudarlo, la frutería.

I.S.: ¿Qué suele desayunar?
M.D.C.: Los fines de semana, que es cuando desayuno con calma, zumo, café y pan tostado con aceite.

I.S.: ¿Cuál es tu sección preferida de la tienda?
M.D.C.: Sin dudarlo, en la frutería.

I.S.: ¿Cuida su alimentación?
M.D.C.: Lo intento, sin pasarme.

I.S.: ¿Cuántas piezas de fruta come al día?
M.D.C.: No podría indicar un patrón. A veces ninguna y otras hasta una docena. Sobre todo, en septiembre, en el campo, recién cogida del árbol.

I.S.: ¿Practica ejercicio físico?
M.D.C.: Si puedo, corro o monto en bicicleta tres o cuatro días por semana.


¿Qué es FUNDACIÓN EROSKI?
© Copyright FUNDACIÓN EROSKI    Info@ideasana.com