versión accesible
Idea sana
Prevenir la obesidad

La obesidad ha traído un aumento de la diabetes tipo 2, una enfermedad asociada tradicionalmente a la edad adulta pero que comienza a detectarse en niños. ¿Las causas? el sedentarismo y el cambio en la alimentación. Al menos la mitad de los casos podrían prevenirse si se evitara el incremento de peso.

La Organización Mundial de la Salud advertía en su ‘Informe sobre la salud mundial’ del año 2002 de que “la obesidad y el sedentarismo son responsables de, al menos, dos tercios de los casos de diabetes tipo 2”. Tanto la obesidad como la diabetes han recibido por parte de este organismo el calificativo de “epidemias del siglo XXI” y en los países desarrollados suponen una amenaza no sólo para la salud pública, también para el bienestar y la prosperidad económica de las sociedades modernas.

En los últimos años, el incremento de ambas enfermedades ha sido parejo. Y este aumento es especialmente preocupante en el caso de la población infantil. Tradicionalmente asociada a la edad adulta y la vejez, la diabetes tipo 2 comienza también a detectarse en niños y adolescentes, a menudo sedentarios. En el último congreso de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, celebrado el pasado mes de mayo en Madrid, los expertos reunidos destacaron que "las sociedades opulentas han hecho que en los últimos 15 años la diabetes tipo 2 se haya incrementado un 40% en la población adolescente y cada vez sea más frecuente en los niños obesos".

"El sedentarismo y una dieta inadecuada rica en alimentos hipercalóricos, como azúcares y grasas saturadas, y pobre en frutas y verduras son los responsables de esta situación", apunta Basilio Moreno, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad. Un panorama preocupante que puede cambiarse si todos adoptamos una serie de hábitos saludables: regreso a los patrones de la dieta mediterránea y la práctica regular de ejercicio físico moderado. Los expertos calculan que al menos la mitad de todos los casos de diabetes tipo 2 podrían prevenirse si se evitase la obesidad.

Existe un componente genético que provoca una mayor predisposición a padecer diabetes, pero también influyen tener la tensión elevada, el colesterol alto y, sobre todo, el exceso de peso. “La obesidad es el principal factor desencadenante de la epidemia de diabetes que padecemos –asegura Rafael Arana, director de la Fundación para la Diabetes–. Y es un factor que, a diferencia del genético, se puede prevenir. En este aspecto los colegios y los padres juegan un papel fundamental para inculcar buenos hábitos alimenticios y difundir los beneficios de la práctica de ejercicio físico en los más pequeños. Por eso es importante que se generalicen campañas preventivas e informativas como la que lleva a cabo Idea Sana EROSKI”.

Ejercicio físico, el mejor aliado contra la diabetes

El sedentarismo es una de las principales causas del aumento de la diabetes tipo 2. Los expertos señalan que la práctica de actividad física, incluso de forma más clara que la alimentación, es crucial para prevenirla. El papel positivo del ejercicio sobre la diabetes se conoce desde hace muchos años. Actualmente se recomienda la práctica deportiva a las personas diabéticas de forma regular y controlada. De esta forma, pueden mantener un buen estado físico y psíquico, y al mismo tiempo consiguen un mejor control de la glucemia y una mejor calidad de vida. Está comprobado que realizar de forma habitual ejercicio de intensidad moderada durante 30 minutos al día (pasear, por ejemplo):

  • Puede ayudar a mejorar el control de la diabetes (si está correctamente pautado) porque produce un descenso del nivel de glucosa en la sangre, debido al aumento de la utilización del músculo en movimiento.
  • Provoca una reducción de la dosis de insulina, si la práctica deportiva es regular.
  • Favorece la pérdida de peso, debido al consumo de grasas por parte del músculo en actividad.
  • Reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares.
  • Mejora la elasticidad muscular (agilidad)

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es aquella situación en la que los niveles de azúcar (o glucosa) en la sangre están aumentados. La glucosa entra en el organismo con los alimentos y es la principal fuente de energía para el cuerpo humano. Para entrar en las células y ser utilizada como energía, la glucosa necesita la mediación de la insulina, una hormona del aparato digestivo que se produce en el páncreas y cuya misión es regular los niveles de glucosa. Cuando, debido diferentes factores, nuestro cuerpo no es capaz de segregar la cantidad de insulina necesaria, se produce una descompensación de los niveles de glucosa. “Y en niveles excesivamente altos, la glucosa actúa como un tóxico, afectando y dañando a todo el sistema vascular”, explica Arana.

Las complicaciones derivadas de este exceso de glucosa en sangre son: “Retinopatía diabética, que afecta a la pérdida de la vista y es la principal causa de ceguera en los países desarrollados; nefropatía diabética, que afecta al riñón y es la primera causa de transplante renal y de diálisis en España; y también problemas de úlceras en las extremidades, que hacen que sea la primera causa de amputaciones no traumáticas”.

Idea sana
Idea sana

El colegio y los padres juegan un papel fundamental para inculcar en los niños buenos hábitos alimenticios

Idea sana
Idea sana

Hay que distinguir entre diabetes tipo 1 y tipo 2. La primera se da en niños y adolescentes, que precisan de inyecciones de insulina diarias para sobrevivir. La diabetes tipo 2, hasta ahora llamada ‘diabetes del adulto’, está muy ligada al sedentarismo y la obesidad y representa el 95% de todos los casos de diabetes.
El 6% de la población española padece diabetes y, de ese porcentaje, uno de cada dos está sin diagnosticar. Es decir, más de un millón de españoles no saben que son diabéticos. “Al no presentar síntomas importantes, al no doler, puede darse el caso de un diabético sin diagnosticar esté en esa situación durante años. Por eso es muy importante que las personas que tengan el colesterol alto o la tensión elevada acudan al médico para hacerse análisis de glucosa en sangre de una manera periódica”, aconseja el director de la Fundación para la Diabetes.

Ángel García Quismondo
"La obesidad es ya el primer factor de riesgo para padecer diabetes tipo 2"

Presidente de Fundación para la Diabetes

Idea Sana: La obesidad se ha convertido en “la epidemia del siglo XXI”, según definición de la OMS. ¿Existe una preocupación social en nuestro país sobre la importancia de esta enfermedad?
Ángel Gª Quismondo: No. La sociedad española todavía no es consciente del riesgo que acarrea para la salud. Actualmente, la obesidad se sigue percibiendo como un problema estético más que como una enfermedad.

I.S.: ¿Es uno de los grandes enemigos de la diabetes?
A.G.Q.: Sin duda. Es ya el primer factor de riesgo para padecer la diabetes de tipo 2, que representa el 95% de todos los casos de esta enfermedad. Dos de cada tres personas que sufren este tipo de diabetes son obesos.

I.S.: Se han comenzado a detectar casos de niños obesos con diabetes tipo 2, una enfermedad que hasta ahora era exclusiva de la edad adulta.
A.G.Q.: Desgraciadamente. Hace ocho años asistí al Congreso Americano de Endocrinología y ya se apuntaba la posibilidad de encontrar casos de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes obesos. Una posibilidad que se ha convertido en triste realidad. Entonces se apuntó como causa el cambio en los actuales estilos de vida: sedentarismo, demasiadas horas delante del televisor y poco ejercicio físico. Y la actividad física, junto con una correcta alimentación, son los pilares para su prevención.

I.S.: En España nos estamos alejando de la dieta mediterránea e importamos hábitos menos saludables.
A.G.Q.: Estamos importando un estilo de vida que no favorece la salud precisamente, comemos rápido y mal, nuestros hijos no hacen suficiente ejercicio, pasan una media de tres horas al día viendo la TV, y esto repercute en las cifras de obesidad y sobrepeso que aparecen en el estudio enKID español; el 16% de nuestros niños de edades comprendidas entre 6 y 12 años son obesos.

I.S.: ¿Qué líneas de trabajo lleva a cabo la fundación que preside para frenar el aumento de la obesidad?
A.G.Q.: Realizamos campañas informativas y divulgativas dirigidas especialmente a los niños. Trabajamos para eliminar las dificultades que tienen para integrarse dentro de los centros escolares. También impartimos cursos donde les enseñamos cómo cuidarse y a aplicar estrategias que mejoren su calidad de vida.

I.S.: El Ministerio de Sanidad está aplicando la Estrategia NAOS para frenar esta lacra. ¿La problemática de la diabetes ha quedado correctamente plasmada dentro de este programa institucional?
A.G.Q.: La Estrategia NAOS era imprescindible. En cuanto a la diabetes, hay dos endocrinólogos expertos en diabetes trabajando activamente en este programa, así que por lo menos desde el ámbito científico creo que estamos bien representados. Espero que la teoría desemboque en acciones concretas. Todo lo que sea prevenir la obesidad redunda en beneficio de las personas con diabetes. Si disminuye la obesidad va a disminuir la diabetes, estoy absolutamente convencido.

I.S.: ¿Qué opinión le merece la puesta en marcha de la campaña ‘Prevenir la obesidad es una Idea Sana’?
A.G.Q.: Merece todo nuestro apoyo. Probablemente, esta campaña es pionera en la lucha contra la obesidad en España. El riesgo que tienen los planes de actuación es que se queden en nada, pero este caso es un claro ejemplo de compromiso con todas las consecuencias.

I.S.: Como presidente de la Fundación para la Diabetes ¿qué mensaje le gustaría lanzar a nuestros lectores?
A.G.Q.: Prevenir la obesidad no solamente es una Idea Sana sino que es un método casi infalible para evitar las enfermedades que se asocian frecuentemente a dicha patología como son la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

LAS IDEAS SANAS DE...

I.S.: ¿Suele practicar ejercicio de forma regular?
A.G.Q.: Sí, una media de 40 minutos al día.

I.S.: ¿Qué acostumbra desayunar?
A.G.Q.: Un cruasán a la plancha y un café con leche.

I.S.: Un producto que nunca falta en su cesta de la compra.
A.G.Q.: La fruta, sin duda.

I.S.: ¿Dónde realiza la compra?
A.G.Q.: Hipermercados o pequeñas tiendas, depende del momento y del tiempo disponible.

I.S.: Denos tres Ideas sanas para mejorar nuestra calidad de vida.
A.G.Q.: Alimentación equilibrada y sana, hacer ejercicio todos los días (caminar 30 minutos al día es suficiente) y leer, que es una forma magnífica para entrenar la mente y adquirir cultura.

¿Qué es Fundación Eroski?
© Copyright Fundación Eroski    Info@ideasana.com