versión accesible
Año nuevo, vida nueva
Mantener a todos los insectos a raya
Año nuevo, vida nueva
Año nuevo, vida nueva


Con las altas temperaturas primaverales también llegan los insectos, que alcanzan con facilidad la ciudad, mientras que los campos se convierten en su paraíso. Pero lo que podría ser una bonita estampa estacional puede acarrear ciertas molestias si no conseguimos mantenerlos a raya. Los insecticidad nos ayudan en esta tarea.

Moscas, mosquitos, hormigas, abejas y un largo etcétera de insectos llegan cada primavera dispuestos a quedarse. Suelen acarrear molestias, picaduras, ruidos y otras sensaciones que no resultan nada agradables para la mayoría de nosotros. Mantener nuestros hogares protegidos y a salvo de tan molestos bichitos puede convertirse en todo un desafío. Los insecticidas nos ayudan a conseguir este fin, clasificándose según su uso, fórmula y presentación. Hay una clasificación básica de los insecticidas de uso ambiental y doméstico, según sean los insectos contra los que actúe: contra insectos voladores como moscas, mosquitos, avispas, etc; contra insectos voladores y plagas en plantas, los mismos que el anterior y además pulgones, etc; y contra insectos rastreros como cucarachas, hormigas, etc.

Propiedades del insecticida
Los insecticidas que empleamos en el hogar deben cumplir unas condiciones básicas, como son tener una baja toxicidad tanto para el hombre como para los animales y ser muy seguros. Asimismo, su eficacia se mide combinando los siguientes baremos, que miden si los resultados son óptimos:

  • Buen efecto de mortandad: denominado ‘killer’, que consiste en conseguir la muerte del insecto.
  • Buen efecto de caída y volteo: conocido como ‘Knockdown’, que debe lograr tanto la rápida caída del insecto como su volteo.
  • Persistencia: en el caso de los insecticidas contra insectos rastreros se requiere persistencia para mantener su acción durante cierto tiempo y alcanzar así al mayor número de insectos.

Los insecticidad según su presentación
La presentación de los insecticidas y su composición define los grupos de insecticidas que hay en el mercado: aerosoles, líquidos, eléctricos y otros como polvos, cebos trampas –que se emplean según necesidades muy concretas como en espacios reducidos e inaccesibles, en exteriores o en situaciones de prevención–.

  • Los aerosoles se dividen en dos tipos, según sean formulados en base disolvente o en base agua: Los aerosoles de base disolvente suelen utilizarse contra insectos voladores y rastreros; tras su pulverización se consigue una gota de tamaño muy reducido que se mantiene durante más tiempo en suspensión en el aire y es idónea para que contacte en los insectos voladores. El que la gota sea minúscula es fundamental porque si no caería demasiado rápida al suelo y se perdería eficacia. Los aerosoles formulados en base agua se emulsionan en agua y, generalmente, se usan contra insectos voladores y plagas en las plantas ya que no las daña.
  • Los insecticidas líquidos se formulan en base agua donde se emulsionan las materias activas. Se utilizan contra insectos en las plantas y rastreros ya que las gotas de mayor tamaño caen rápidamente al suelo, hecho que reduce su eficacia contra insectos voladores.
  • Insecticidas eléctricos: conforman otro grupo importante ya que se divide entre envases cerrados y llenos de líquido insecticida formulado en base disolvente y las pastillas impregnadas en insecticida. Los insecticidas eléctricos en envase cerrado se utilizan a través de aparatos difusores, de esta manera, las materias activas se disuelven en disolventes volátiles que las evaporan al calentarse. Se emplean durante la noche, principalmente contra mosquitos pues su aplicación resulta muy cómoda.
  • Las pastillas impregnadas en insecticida se calientan por un aparato difusor que libera las materias activas; pueden resultar menos cómodos que los líquidos ya que hay que reponer la pastilla cada vez que se agote –aproximadamente a las 8 horas–.

<< Ir a la portada



La vida florece en primavera

Comida sana aire libre y...¡llénate de energía!

Alivia los síntomas de la alergia al polen

Mantener a todos los insectos a raya

Beber agua, la forma más fácil de cuidarse

¡Muévete corazón!

Cálzate y siente la tierra bajo tus pies

De paseo con el 'peque'

Entrevistas
Luis Llongueras
Edurne Pasaban
Gervasio Deferr
Jesús Sáez De La Fuente
Joaquín Rey
Bernabé Tierno
DRA. Montserrat Barbany
Jokin Matxinandiarena
Moustapha Amar

La obesidad un problema 'de peso'

Enseña a tus hijos a comer sano

Alimentos funcionales ayudan a prevenir

Alimentación

El rey de la granja

Pescado congelado, natural y nutritivo

El antibiótico natural

Aceituna, la reina de los aperitivos

Vinagre, un mago en la cocina

El toque del queso rallado en tu plato

Flores en el plato más que un adorno

Melón, dulce y refrescante

Ricas tanto solas como acompañadas
Solidaridad
La IV Campaña de Comercio Justo de EROSKI e Intermón-Oxfam ha informado a 150.000 consumidores

“Ha sido un viaje inolvidable, la alegría y solidaridad de la gente de Senegal son un ejemplo para todos”

Escuelas
El ajo, antibiótico natural
El ahorro
Muévete corazón
Dietas equilibradas
La lechuga
El melón, un fruto muy sabroso
Disfruta la primavera con energía
La alimentación
Cocina preparada
Cualidades del calzado deportivo

Ir a Noticias de
Fundación Eroski

Ir a CONSUMER.es EROSKI


¿Qué es Fundación Eroski?
      © Copyright Fundación Eroski     info@ideasana.com