versión accesible
Año nuevo, vida nueva
El consumo sostenible empieza en casa
Año nuevo, vida nueva
Año nuevo, vida nueva


Porque la protección del medio ambiente comienza en nuestra casa y porque nuestro objetivo es ahorrar en el consumo sin sacrificar comodidades, en Idea Sana Eroski te invitamos a seguir unos sencillos consejos para utilizar la energía de forma racional y disminuir el gasto de electricidad, agua y gas en el hogar.

Calefacción, aire acondicionado, lavadora, nevera... En nuestra vida diaria estamos rodeados de aparatos eléctricos a los que apenas prestamos atención. Todos los electrodomésticos que nos hacen la vida más fácil consumen energía e influyen enormemente en nuestra economía familiar. Por eso necesitamos un cambio en el comportamiento individual que nos lleve a utilizar la energía de forma racional. Esta conducta responsable en el uso de la energía se puede lograr de forma sencilla a través de una serie de hábitos que no implican renunciar a la calidad de vida y que, además de suponer un importante ahorro económico, contribuyen a la conservación del medio ambiente:

  • Evitar los escapes de aire: puedes ahorrar un 10 % o más en la cuenta de consumo si reduces las fugas de aire. Las ventanas de doble cristal evitan la salida de calor ahorrando hasta un 20% de energía, y si instalas burletes adhesivos en puertas y ventanas conseguirás ahorrar otro 5 % de electricidad. ¿Quieres comprobar si en tu casa hay escapes? En un día de viento, enciende una vela y colócala junto a las ventanas, si el humo viaja horizontalmente, la respuesta es afirmativa.
  • Neveras y congeladores: ¿sabías que una nevera con 10 años de antigüedad gasta el doble de energía que una nueva? Son los mayores consumidores de energía durante todo el año por lo que asegúrate de que la goma de la puerta cierre herméticamente. Si vas a estar fuera de casa por un tiempo no te olvides de vaciar y apagar la nevera.
  • Acondicionadores de aire: utiliza el termostato para asegurarte de que no esté a menos de 20ºC. Mantén limpios los filtros y si utilizas el temporizador y lo ajustas a las horas que vas a estar en casa, ahorrarás energía.
  • Calefacción: ajusta el control del termostato a 20ºC, al salir o al acostarte bájalo a 15ºC. Intenta utilizar la luz natural, ¡es gratis! Abre las cortinas y las persianas durante el día; la luz del sol calentará el cuarto y ahorrarás cuando la enciendas. Y si utilizas estufas, no cierres completamente la habitación para que no se produzca acumulación de monóxido de carbono.
  • Bombillas: reemplaza las bombillas tradicionales por las de bajo consumo y obtendrás la misma cantidad de luz a una cuarta parte del costo. Apaga las luces cuando no estés en una habitación. No sobrecargues de luz las estancias; una luz indirecta crea un ambiente más acogedor y economiza. Para saber si te sobra luz en una estancia, afloja la bombilla y verás si notas la diferencia.
  • Equipo de cocina: estufas, hornos, secadoras y termos eléctricos son los segundos consumidores de energía en el hogar, por eso, antes de usar la lavadora, la secadora o el lavavajillas, asegúrate de que sus filtros están limpios. Al cocinar no abras la puerta del horno frecuentemente; cada vez que lo haces la temperatura baja 25 ºC.
  • Agua: es preferible ducharse que bañarse, se pueden ahorrar alrededor de 90-100 litros. Cierra el grifo del agua cuando en la ducha te estés enjabonando. Se ahorra unos 10-12 litros de agua. Si cierras el grifo cuando te estés lavando los dientes, puede suponer un ahorro de entre 10 y 20 litros. Pon el tapón en el lavabo cuando te vayas a lavar las manos; puedes ahorrar unos 10 litros. Si tiras de la cadena de la cisterna únicamente cuando sea imprescindible; puedes ahorrar unos 10 litros cada vez que no la uses. El lavavajillas utilízalo sólo cuando esté lleno; si no estaremos desperdiciando unos 25 litros Con la lavadora pasa algo parecido, pero el consumo de agua es mayor. Si friegas los platos a mano, no lo hagas con el grifo abierto, utiliza el tapón o barreños. Ahorrarás una importante cantidad de agua, hasta 50 litros por lavado.

Enric Aulí
Director de Servicios Medioambientales del grupo HABITAT y autor del libro ‘La Ecología en casa’
“Debemos adecuar el sistema de calefacción a nuestra casa”

Idea Sana: ¿Cómo influye el ambiente de los hogares en nuestra salud?
Enric Aulí: Hemos de conseguir vivir en armonía dentro de nuestras viviendas. Hay que tener presente que pasamos el 90% de nuestro tiempo dentro de edificios, por lo tanto el medio ambiente que más influye en nosotros es el de nuestras viviendas. En la mayoría de las viviendas que he revisado, los principales defectos con repercusión ambiental y sanitaria que he encontrado han sido el mal estado de las combustiones y el incorrecto uso de productos químicos domésticos.

I.S.: ¿Cómo se consigue una ‘casa sana’?
E.A.: Para ello debemos mejorar las condiciones de aislamiento de nuestro hogar, mediante ventanas especiales, cortinas e incluso aislantes específicos en paredes y techos. Hemos de optimizar los sistemas de calefacción, adecuándolos a nuestra vivienda. La temperatura ha de ser la adecuada; bastan unos 16-18ºC para el dormitorio y unos 21-23ºC para el salón.

I.S.: ¿¿Algún consejo específico para ahorrar energía en el hogar?
E.A.: Cuando la vivienda ya está hecha, las mejores reducciones pueden conseguirse mediante el uso de iluminación de bajo consuno, el mantenimiento de las instalaciones en perfecto uso, adecuar las temperaturas de climatización y ventilar lo justo para renovar el aire, sin perder el calor acumulado en las paredes.

¿Qué son las etiquetas energéticas?
Es un sistema establecido por la Comisión Europea en el año 1989 debido a las emisiones de CO2 a la atmósfera. El principal objetivo de estas etiquetas es informar a los clientes del consumo de energía del electrodoméstico en el momento de su utilización. Son 7 y se tipifican en función de los consumos eléctricos, en diferentes colores y con letras del abecedario, de la A (la más eficiente) hasta la G (menos eficiente). Es importante saber que las etiquetas sólo son comparables dentro del mismo grupo de electrodomésticos; no es igual la interpretación de una clase G en una lavadora que una clase G en un secador.
ETIQUETA ENERGY STAR: gracias a este programa los consumidores podrán identificar los aparatos que tengan un buen rendimiento energético y, de esta forma, se podrá ahorrar electricidad y proteger el medio ambiente (siguiendo los compromisos del Protocolo de Kioto).

Mitos y realidades
A continuación te desvelamos el uso que debes hacer de los electrodomésticos.

  • Frigoríficos: “Descongelarlos y volver a ponerlos en marcha supone un gran gasto energético.” Falso. El hielo que se forma en los laterales de la nevera y congelador supone un aumento en el consumo, por lo que se recomienda la descongelación 1 ó 2 veces al año.
  • Lavadoras y lavavajillas: “Mejor ponerlos en marcha cuando el tambor, en el caso de la lavadora y las bandejas en el caso del lavaplatos, estén con la carga máxima”. Verdadero. Si no lo haces estarás desperdiciando agua y energía. En el lavavajillas, gran parte del consumo eléctrico se produce a la hora del secado, por ello, es una buena idea que la vajilla se seque sola
  • Cocinas eléctricas: “Consumen menos que las tradicionales cocinas de gas”. Falso. De hecho, la cocina de gas consume una cuarta parte menos que la eléctrica.
  • Bombillas: “Las de bajo consumo suponen ahorro energético”. Verdadero. Su precio es mayor que el tradicional pero su vida útil supera los 5 años y consume un 80% menos.
  • Las plantas y los árboles: “Ayudan en el ahorro energético”. Verdadero. Si colocamos vegetación alrededor de la vivienda, ésta rebajará la intensidad del viento puesto que los árboles sirven como pared natural.

    Evaristo Gimenez
    Gerente Hipermercado EROSKI de Lugones (Asturias)
    “Los electrodomésticos de bajo consumo son tan eficaces o más que el resto”

    Idea Sana: ¿Qué electrodomésticos de bajo consumo se venden en el hipermercado EROSKI de Lugones?
    Evaristo Giménez: En estos momentos los aparatos que, por ley, están obligados a ‘mostrar’ su clase energética son lavadoras, lavavajillas, secadoras, frigoríficos, ‘combis’, congeladores y, desde junio de 2003, también los aparatos de aire acondicionado. En nuestras tiendas vendemos todos estos tipos de aparatos y la gran mayoría son de las clases energéticas con consumos más bajos. Cabe recordar que los electrodomésticos de bajo consumo son aquellos que tienen un gasto de energía inferior al consumo medio de cada tipo de aparato. Vienen clasificados desde 1994 por letras: de la A a la G. A, B y C estarían por debajo de la media y por tanto serían de bajo consumo; D y E se situarían en la media y el resto serían de alto consumo

    I.S.: ¿Cuáles son los más vendidos?
    E.G.: Lógicamente, por hábitos domésticos, vendemos muy bien toda clase de aparatos refrigeradores y lavadoras. Les siguen de cerca aparatos de aire acondicionado y congeladores, que cada vez están presentes en más hogares. Finalmente, teniendo en cuenta el factor climatológico de nuestra zona de influencia, también se venden , sobre todo en otoño e invierno, las secadoras de ropa.

    I.S.: ¿Cree eficaces este tipo de electrodomésticos?
    E.G.: Son tan eficaces o más que el resto. Y económicamente no suponen ningún desembolso adicional al de otras categorías. Es más, cada vez es más difícil encontrar aparatos de alto consumo. Si además tenemos en cuenta que nuestra factura de electricidad va a verse reducida y que con ello contribuimos a mejorar nuestro medio ambiente, no ha de cabernos ninguna duda. Es la combinación perfecta.

    << Ir a la portada



  • 10 Ideas sanas para 2005

    Rebajas: practica la compra racional

    El consumo sostenible empieza en casa

    ¿Qué hacer con las pilas gastadas?

    Cómo enseñarles a amar la música

    Los beneficios de la danza

    Deporte y estilo de vida

    Entrevistas
    Ramón Garcia
    Victor Ullate
    Juanito Oiarzabal
    Ileana Izverniceanu
    Javier Lorenzo
    Enric Aulí
    Evaristo Gimenez
    Antonio Ferrero
    Francisco Marcén
    Esmeralda fernández

    Alimentación
    Quesos, mil sabores para escoger
    Ternasco de Aragón
    Pasta al dente, alimento completo
    Pasta, primeros y segundos platos
    Cebolla para combatir la gripe
    Degusta el Pescado
    Cítricos, aliados en invierno

    Bilbao se abre al mundo

    CONAMA, Cumbre del Desarrollo Sostenible

    Catastrofe del Sureste Asiatico

    Eroski colabora con la ONG SETEM en su anuario sobre el Comercio Justo

    Escuelas
    Cítricos, aliados en invierno
    Conoce tus derechos al comprar
    Consumo sostenible
    Reconoce el pescado fresco
    El queso: mil y un sabores
    Propiedades de la cebolla
    Lectura para todas las edades
    Pasta fresca
    Reciclaje en el hogar


    Reformas en el baño

    Ir a Noticias de
    Fundación Eroski

    Ir a consumer.es EROSKI


    ¿Qué es Idea Sana? ¿Qué es Fundación Eroski?
          © Copyright Fundación Eroski     info@ideasana.com