versión accesible
Año nuevo, vida nueva
Cítricos, aliados en invierno
Año nuevo, vida nueva
Año nuevo, vida nueva


Los cítricos, además de ser una fuente inagotable de vitamina C, son unos extraordinarios antioxidantes. Ayudan a Reforzar nuestro sistema inmunitario convirtiendose en importantes aliados en la dieta diaria, sobre todo en invierno.

Que cada estación del año tenga sus propios alimentos no es una coincidencia. La naturaleza pone a nuestro alcance las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita para estar sanos en cada época del año. En otoño e invierno los cítricos –naranjas, mandarinas, limones, pomelos y lima– son las frutas más demandadas, ya que contienen las dosis de vitamina C –o ácido ascórbico– que nuestro organismo necesita para evitar y combatir los resfriados e infecciones. Un buen vaso de pomelo o naranja cada mañana nos ayudará a defendernos contra los catarros tan típicos de estas fechas y evitará que nuestras heridas se infecten.

Además de vitamina C, los cítricos tienen poder antioxidante, que retrasa el envejecimiento celular

Aunque los cítricos no son las frutas que aportan más cantidad de vitamina C –superados por el kiwi y el fresón– resultan ser un alimento muy interesante por su poder antioxidante, capaz de retrasar el envejecimiento celular y prevenir un buen número de enfermedades del aparato respiratorio. Asimismo, inciden positivamente en el metabolismo del colesterol y previenen muchas enfermedades de la piel. Otro de los beneficios del consumo de cítricos es su cantidad de fibra, excelente para la actividad intestinal y favorecedora de la digestión.
No es ningún secreto que la vitamina C participa en muchos procesos vitales para el buen desarrollo de distintas funciones corporales, tales como: el desarrollo de dientes, encías y huesos; la absorción del hierro; el crecimiento y reparación del tejido; la producción del colágeno; la metabolización de grasas; cicatrización de las heridas; y que ayuda a reducir la duración e intensidad de las enfermedades del frío.

La cantidad justa
Esto no significa que su ingesta debe ser indiscriminada. Se recomienda una dosis diaria de vitamina C de 60 miligramos para los adultos –que no significa otra cosa que una naranja, dos mandarinas o un poco más de medio vaso de zumo de frutas cítricas– y de entre 50 a 60 mg para los niños. Entre los que necesitan más vitamina C se incluyen a las mujeres embarazadas –80 mg–, amamantando –85 mg– y los fumadores –por lo menos 100 mg–. ¿Qué ocurre si falta? Su deficiencia severa podría provocar escorbuto, enfermedad prácticamente erradicada en la actualidad en los países desarrollados.

En general, los síntomas indicativos de déficit son encías sangrantes, inflamadas y sensibles, caída del pelo y dientes, sequedad de boca y piel, además de un organismo poco resistente a las infecciones. Y frente a lo que muchas personas puedan pensar, un exceso de esta vitamina tampoco es saludable. Puede producir dolor de estómago y diarrea.

  • Limón: es un cítrico con importantes propiedades antioxidantes y depurativas, y un aporte de vitamina C de 50 mg por cada 100 g. Tiene una acción beneficiosa sobre las afecciones de las vías respiratorias como pulmonías, gripe, bronquitis, inflamaciones de garganta, afonía y amigdalitis. Para todos estos casos es recomendable beber el jugo de limón en ayunas mezclado y rebajado en agua, para evitar que la acidez del limón estropee el esmalte de los dientes. Su zumo o jugo se puede utilizar como acompañamientos de refrescos u otras bebidas, para aderezar ensaladas y otras preparaciones culinarias.

    Hay que consumir el zumo de los cítricos reciénexprimido para aprovechar todas sus cualidades

  • Lima: muy popular en América. Su consumo va ganando adeptos en Europa. Es una variedad del limón que se distingue de éste por ser más pequeña y redonda, con cáscara de color verde intenso y sabor más dulce, además de contener menos vitamina C –34 mg por cada 100 g–. No se consume como fruta fresca sino sólo como zumo. Su acción astringente la hace adecuada para atajar las diarreas.
  • Naranja: se la considera la fruta reina de los meses fríos. Las de zumo suelen ser más ácidas que la de mesa. Su ingesta diaria mantiene activas las defensas del organismo contra catarros, anginas y gripes. Su contenido antioxidante colabora en la inhibición de ciertos tipos de cáncer como el de pulmón. Con ella se pueden elaborar numerosos platos: lenguado a la naranja, sorbetes, pato a la naranja... Aporta 50 mg de vitamina C por cada 100 g.
  • Mandarina: similar a la naranja, pero su aporte de vitamina C es de casi la mitad al de la naranja –35 mg por cada 100 g–. Una de las ventajas frente a la anterior es que se pela con facilidad, lo que la convierte en una de las frutas favoritas de los niños.
  • Pomelo: también conocido en España con el nombre de toronja. Si se toma en ayunas incrementa su capacidad depurativa, diurética y laxante y, al mismo tiempo, es un eficaz estimulante del apetito, sin olvidar que sirve de remedio contra las varices y ayuda a reducir el colesterol. Su contenido de vitamina C es de 40 mg por cada 100 g.

Riqueza Gastronomica
Gracias a la historia de la gastronomía, conocida sobre todo por los recetarios de los monasterios donde la cocina se convertía en arte, podemos hablar de los cítricos como ingredientes de platos tan sabrosos como el bacalao sazonado con naranja, o dulces tan aromáticos como buñuelos de naranja y los roscos de limón. También se prestan al juego de la mezcla de bebidas para satisfacer la sed. Pero es como postre o en zumo la forma más fácil de consumir los cítricos y cuando nuestro organismo aprovecha todas sus cualidades, tanto gustativas como saludables. Para ello, tal y como recomiendan los profesionales, hay que consumir el zumo de naranja, y del resto de los cítricos, recién exprimido. No debemos olvidar que la vitamina C se oxida en contacto con el aire. Asimismo, también deberemos pelarlos en el momento que queramos comérnoslos.

Daniel Ledesma
Gerente hipermercado EROSKI de Terrassa (Barcelona)
“La naranja de postre es la más vendida”

La naranja es una fruta que tiene su máximo consumo en los meses de invierno, sobre todo de diciembre a febrero. De todos los cítricos que tenemos a la venta en el hipermercado, por kilos vendidos en el total de la campaña, la naranja de postre es la preferida por los consumidores, vendiéndose incluso más que la de zumo. De los kilos de naranja vendidos, dos tercios son de postre y uno de zumo. La venta de mandarinas también es importante, en kilos vendidos estaría entre medias de la naranja de postre y la de zumo. Es una de las frutas preferidas por los niños al tratarse de un producto más pequeño, mas dulce y más fácil de pelar. Las naranjas se cultivan en sierras próximas al mar de la comunidad Valenciana, y son recogidas en su momento óptimo de maduración, sometiéndose a un control de las tasas claves en el producto como la tasa de azúcar, grado de acidez… Únicamente están disponibles en los puntos de venta durante los periodos en los que esta fruta está en su punto. Los tipos de naranjas que vendemos en el hipermercado son: naranja de postre, a granel o en bolsa de 3kg, naranja de zumo en bolsas de 2kg y mandarinas en bolsas de 1kg.

Crema de naranja fría
Ingredientes para 4 personas

  • 4 naranjas para zumo,
  • 4 dl de nata líquida,
  • 75 g de azúcar y unas hojas de menta fresca.

    Un postre frío para coronar la comida. Lava y ralla la piel de una de las naranjas, y exprime el zumo de todas ellas. Pon el zumo junto con la ralladura y el azúcar en un cazo a fuego lento, removiéndolo todo hasta que el azúcar esté bien deshecho. Apartar y dejar enfriar. Batir en un bol a parte la nata, y cuando empiece a montarse, añadir la preparación de las naranjas y el azúcar poco a poco. Continuar batiendo hasta que la crema esté homogénea.
    PRESENTACIÓN: Repartir la crema en cuatro copas individuales y meter en la nevera durante 3 horas. Coronar con unas hojas de menta fresca y servir enseguida.

  • “Las clementinas del Ebro contienen un porcentaje de zumo superior al 40% de su peso”
    JOSEP ESTRADA FERRANDO. Secretario del Consejo Regulador Denominación de Origen Clementinas de la Tierra del Ebro.

    España fue el primer país en producir cítricos en todo occidente. Fueron introducidos en la península ibérica por los árabes hacia el siglo X. La costa mediterránea y el sur de Andalucía son las zonas españolas con mayor producción. Su diversidad de suelos y climatología permite reunir las condiciones idóneas para tener una producción con calidad que satisfaga las exigencias no sólo del consumidor nacional, sino de la mayoría de los países de Europa y del resto del mundo. En Cataluña los cítricos han conquistado una importante parcela dentro de la compleja estructura agraria de cítricos españoles. Ya desde 1860 existen cultivos de mandarinos con carácter comercial en los términos municipales de Bajo Ebro y Montsià, de la provincia de Tarragona y, concretamente, es el de clementina uno de sus cultivos tradicionales, muchas veces cultivada en explotaciones familiares. La clementina (planta híbrida entre la mandarina y la naranja silvestre de Argelia) es una fruta que debe su nombre a un monje llamado Climent, director del orfanato agrícola de Messerghin, en Argelia, quien la descubrió en un cultivo de mandarinos.
    Las tierras del Ebro confieren a la producción de clementinas unas características especiales: piel fina y elástica, un color externo naranja muy acentuado e intenso, y un período de maduración un poco más tardío en comparación con la de Valencia o Andalucía. Además, tiene un buen equilibrio entre el azúcar y la acidez, sin dejar de mencionar que su porcentaje de zumo supera el 40% del peso. Las principales variedades de clementinas son la ‘clementina fina’, la ‘hernandina’ y la ‘cleménula’. La recolección se efectúa cuando el índice de madurez alcanza los valores mínimos establecidos y el contenido en zumo sea el adecuado, dependiendo de la variedad. Se debe realizar en ausencia de rocío o niebla, y con alicates, sin tirones, para así evitar desprendimientos de la piel del fruto. En la campaña 2003-2004, el 80% de la producción fue a parar al mercado nacional y el 20% restante a la exportación, donde Marruecos y Turquía fueron los principales mercados de destino. Para la campaña 2004-2005 tienen previsto aumentar tanto la producción como la exportación.

    << Ir a la portada



    10 Ideas sanas para 2005

    Rebajas: practica la compra racional

    El consumo sostenible empieza en casa

    ¿Qué hacer con las pilas gastadas?

    Cómo enseñarles a amar la música

    Los beneficios de la danza

    Deporte y estilo de vida

    Entrevistas
    Ramón Garcia
    Victor Ullate
    Juanito Oiarzabal
    Ileana Izverniceanu
    Javier Lorenzo
    Enric Aulí
    Evaristo Gimenez
    Antonio Ferrero
    Francisco Marcén
    Esmeralda fernández

    Alimentación
    Quesos, mil sabores para escoger
    Ternasco de Aragón
    Pasta al dente, alimento completo
    Pasta, primeros y segundos platos
    Cebolla para combatir la gripe
    Degusta el Pescado
    Cítricos, aliados en invierno

    Bilbao se abre al mundo

    CONAMA, Cumbre del Desarrollo Sostenible

    Catastrofe del Sureste Asiatico

    Eroski colabora con la ONG SETEM en su anuario sobre el Comercio Justo

    Escuelas
    Cítricos, aliados en invierno
    Conoce tus derechos al comprar
    Consumo sostenible
    Reconoce el pescado fresco
    El queso: mil y un sabores
    Propiedades de la cebolla
    Lectura para todas las edades
    Pasta fresca
    Reciclaje en el hogar


    Reformas en el baño

    Ir a Noticias de
    Fundación Eroski

    Ir a consumer.es EROSKI


    ¿Qué es Idea Sana? ¿Qué es Fundación Eroski?
          © Copyright Fundación Eroski     info@ideasana.com