versión accesible
Cuídate
La magia de la Navidad
Cuídate Idea Sana, nuestro compromiso con tu bienestar


UN AÑO MÁS SE ACERCAN LAS FIESTAS. GRANDES Y PEQUEÑOS SE SUMERGEN EN UN MUNDO DE FANTASÍA QUE, SEGÚN LOS EXPERTOS, ES ABSOLUTAMENTE POSITIVO. A PARTE DE LOS REGALOS MATERIALES, QUE NUNCA VIENEN MAL, NO HAY QUE OLVIDAR EL MENSAJE ESPIRITUAL DE AMOR Y DE BUEN ENTENDIMIENTO ENTRE LOS HOMBRES.

Pedro tiene cinco años recién cumplidos. Cuando llegue la noche del cinco de enero y se vaya a la cama, su primer y último pensamiento estará protagonizado por tres reyes magos que llegarán hasta su casa con sus deseos. Soñará con camellos cargados de regalos, con el juego que se le olvidó incluir en su carta, con ese exótico y lejano Oriente, aunque no sabe lo que es ni dónde está. Cuando se despierte correrá para ver si sus peticiones se han hecho realidad y abrirá los paquetes con el corazón a punto de salírsele del pecho, y al ver el regalo olvidado creerá que sí, que es verdad, que los sueños se cumplen.

Es la magia de la Navidad. La única época del año en la que esperanza, las buenas intenciones y la fantasía tienen espacio reservado, por decreto, en nuestras casas. Igual da que sea Papá Noel o Santa Claus, los camellos o los renos, el árbol o el belén... Lo importante es celebrar. Porque todo está preparado para que reine ese “espíritu navideño” que comienza con las luces en las calles, los juguetes y el turrón en los estantes y termina con la cuesta de enero.

Pero a Pedro las cuestas todavía no le preo cupan; al contrario, él pronto podrá subirlas al volante de su nuevo cochecito. Los expertos afirman que es bueno que así sea. María Antonia Socias, psicóloga infantil y asesora técnica en la Consellería de Educación del Gobierno balear, sostiene que “es un lujo, un privilegio, para los niños que los padres se permitan pequeñas mentirijillas sobre los Reyes Magos. Creer en los Reyes Magos y en Santa Claus es una experiencia maravillosa, que proporciona un gran placer a los niños. No hay que quitarles la ilusión, les hace sentirse protegidos”. Es preferible intentar mantener el secreto todo el tiempo posible, “y que el niño descubra por sí mismo, de forma gradual y progresiva, la verdad casi al completo”. Es una pena, sostiene Maria Antonia Socias, adelantarle el descubrimiento.

Con todo, y después de descubrir la verdad, son muchos los adultos que desean vivir la Navidad como si fueran niños. “Es muy positivo que seamos capaces de creer en la magia, que nos emocionemos y, también, que nos propongamos nuevos retos para el año que empieza, al menos así intentaremos cumplir alguno”, afirman los expertos.

TIEMPOS DE ILUSIONES Y DE ESPERANZA
BERNABÉ TIERNO
Psicólogo y escritor, amigo de Fundación EROSKI

Cada cual es muy libre de vivir la Navidad como le plazca, pero dejemos a los niños, y a los adultos que prefieran volver a sentirse niños, que sueñen, se ilusionen, amen, rían y disfruten de estos días haciendo bueno el pensamiento de Balzac cuando afirma que “lo mejor de la vida son las ilusiones de la vida”. No me olvido de los detractores de la Navidad y bien que lo siento por ellos, pero seguramente les sería más grato y rentable dejarse contagiar de las ilusiones de sus semejantes, probablemente menos reflexivos y analistas, pero sin duda, más emotivos y entusiastas y, seguramente, prácticos. A mí me parece muy acertado que en este mundo lleno de guerras, de luchas fraticidas y de odios, de recelos y de envidias, quienes lo deseen, sea cuales fueren sus creencias y su ideología, decidan vivir la Navidad como oportunidad para el reencuentro, la ilusión, la esperanza, el perdón y el amor. ¿Hay algo más precioso y gratificante que el dar y el recibir?

Los regalos, los detalles y las atenciones con las personas más cercanas y familiares y con los niños están cargados de buenas intenciones y esto, sin duda, es algo necesario porque “sin ilusiones la humanidad moriría de desesperación”, como afirma Anatole France. Nos sostienen las ilusiones y la esperanza como nos revitalizan y hasta rejuvenecen los detalles y las muestras de afecto de nuestros semejantes.

<< Ir a la portada



Alimentación
Manjares para celebrar
Navidad de mar
La tentación de la carne
Racimos de salud
Bocado de reyes
El auténtico sabor
El toque de gracia de la fiesta
Artistas del fogón
Bodega
Menú por tres euros
La tradición golosa

Hogar
Anfitriona de lujo
El verde navideño
Festín para los ojos

Niños
Juguetes
La magia de la Navidad
Benefactores de Oriente
El imperio de la consola

Regalos
Hábitos de consumo
Perfumes
El placer de regalar

Ocio
Al aire libre
Destinos de ensueño

Belleza
Maquillaje
Prepárate para la fiesta

Fundación Eroski
Empleo y solidaridad
Alzheimer

Foros
Deporte como estilo de vida
Quien tiene una mascota tiene un tesoro
¡Ponte en marcha! Por un planeta más limpio
Recicla tus hábitos y selecciona vidrios
La ecología al volante
Recogida de tóner y móviles

Idea Sana te recomienda en consumer.es EROSKI


Frutas secas para decorar

Ir a Noticias de
Fundación Eroski

Ir a consumer.es EROSKI


¿Qué es Idea Sana? ¿Qué es Fundación Eroski?
      © Copyright Fundación Eroski     info@ideasana.com