versión accesible
Viajes
Comidas ligeras para el verano
Viajes Idea Sana, nuestro compromiso con tu bienestar
     


El calor intenso y la humedad modifican nuestros hábitos de vida durante la época estival, también los alimentarios. Alargamos nuestra jornada diaria, pasamos más tiempo fuera de casa y nuestro cuerpo nos pide otro tipo de comidas: más ligeras, ricas en agua y de fácil digestión.

Durante los meses de verano cambiamos nuestros hábitos de vida y también los alimentarios. Las altas temperaturas, que, por lo general, se mantienen durante el día y la noche modifican nuestras apetencias: tomamos mayor cantidad de líquidos, ya sea en forma de bebidas o sopas frías; consumimos más frutas y verduras, bien en ensaladas, bien a la parrilla o en barbacoa; y sustituimos las comidas copiosas por otro tipo de platos, más fáciles de elaborar y de digerir. La amplia variedad de frutas y hortalizas que nos brinda la época estival hace que durante estos meses no falten ni las ensaladas ni las frutas en nuestra mesa.

Altas temperaturas e insectos a raya

En verano el calor se convierte en el primer enemigo de los alimentos, por lo que conviene consumirlos lo antes posible, mantenerlos bien refrigerados, y, si se toman crudos, lavarlos concienzudamente con unas gotitas de lejía de uso alimentario para prevenir gastroenteritis estivales. El segundo enemigo de los alimentos, sobre todo si se come al aire libre o se está en contacto con la naturaleza, son los insectos. Hay que procurar cerrar bien los botes, no dejar rastros de migas o azúcar sobre la mesa y tapar la comida cuando no se esté degustando. Hay mosquiteras y queseras para mantener a raya a los bichitos; un trapo limpio también salvaguardará nuestros platos de moscas y otros insectos curiosos.

Conservación de los alimentos

A la hora de hacer la compra hay que leer bien las etiquetas y la fecha de caducidad de los productos. Una vez en casa, colócalos en el lugar del frigorífico más apropiado para cada uno de ellos. Los alimentos congelados tienen el mismo valor nutritivo que los frescos, pero hay que evitar romper la cadena de frío. Una vez descongelados no conviene volverlos a congelar; por eso es importante que lleves a la compra bolsas isotérmicas para protegerlos hasta que llegues a casa.

¿CUÁLES SON LOS PLATOS MÁS VERANIEGOS?
Ensaladas: Se convierten en protagonistas indiscutibles de la gastronomía veraniega, desde las más sencillas a las más elaboradas. Pueden degustarse frías o templadas, con verduras y frutas, legumbres y escabeches, con salsa vinagreta o de yoghourt… Las posibles combinaciones son infinitas, sólo hay que echarle un poco de imaginación. El secreto de una buena ensalada está en los ingredientes, que deben ser frescos y estar bien limpios y escurridos; y en el aliño, que tiene que añadirse en el siguiente orden: primero la sal (mejor si es fina), luego el aceite, remover, y añadir por último el vinagre. Si te gustan las hierbas aromáticas, como albahaca, perejil, hierbabuena, incorpóralas al final. Y si no quieres equivocarte en lo fundamental, el mejor aceite para una ensalada es el de oliva virgen extra.

Sopas frías: Son una excelente fuente de hidratación. En verano también apetece este tipo de plato, pero a temperatura ambiente o ligeramente refrigerado. La sopa fría por excelencia es el gazpacho andaluz, que se prepara de distintas formas según la zona geográfica, y también se vende ya elaborado y envasado. Otras sopas veraniegas: una vichysoise, crema de champiñones, de calabacín, etc.

Verduras y carnes a la barbacoa: Las reuniones al aire libre alrededor de una barbacoa son fáciles de organizar: un poco de carbón, ingredientes frescos (ya sean verduras, carnes o pescados), unas bebidas frías… y un voluntario para sacar la comida en su punto.

<< Ir a la portada



Vacaciones de placer

Distintas formas de viajar. Tú eliges cómo, dónde y cuándo

Preparativos para viajar en coche

Comidas ligeras para el verano

Hidratación durante el verano

Solares: protégete frente al sol

Entrevistas
Luis Rojas Marcos
Jasone Ruiz
Basilio Izquierdo
Pepón Nieto
Carlos Latre
Oleguer Sarsanedas
Espido Freire
Lorenzo Silva
Manuel Leguineche
Juan Carlos del Olmo
Luis Arancibia Tapia

Barbacoas y parrillas: sabor a la brasa

Cerezas y picotas: rojo pasión y sabor

Surimi, proteínas de mar

Recetas

Viajes: Barcelona, la ciudad de los prodigios

Solidaridad, protocolo de Kioto

Escuelas Idea Sana
Bronceado
Ocio para vivir
Cerezas y picotas
Cata de vino
Cocina fría
Surimi

Idea Sana te recomienda en consumer.es


Marearse en los viajes

Ir a Noticias de
Fundación Eroski

Ir a consumer.es EROSKI


¿Qué es Idea Sana? ¿Qué es Fundación Eroski?
      © Copyright Fundación Eroski     info@ideasana.com