versión accesible
Primavera, siempre en forma
Fresas, la fruta de la temporada
Primavera, siempre en forma Idea Sana, nuestro compromiso con tu bienestar
     


fresas Deliciosas, fragantes y jugosas, las primeras fresas de la temporada nos anuncian el fin del invierno y la llegada del buen tiempo. Fuente importante de antioxidantes y minerales, esta fruta corona con su color rojizo los más suculentos postres.

A lo largo de los siglos, la aparición de las primeras fresas era para los hombres el signo inicial de la llegada de la primavera. Con los últimos coletazos del invierno, los hielos se derriten y las faldas de los montes se visten con el color rojizo de esta hermosa fruta, todo un lujo para el paladar y la vista.

Además de por su intenso aroma y su delicioso sabor, la fresa, fruto singular de la familia de las rosáceas, destaca por el puñado de propiedades beneficiosas que tiene para nuestra salud. La vitamina C, la vitamina E y el betacaroteno –los tres antioxidantes por excelencia– se encuentran en su interior. La acción de este trío ayuda a prevenir el daño causado en la capa más interna de las arterias por la ingesta de grasas y otros hábitos poco saludables, como el sedentarismo y el tabaquismo –contiene un ácido que ayuda a neutralizar los efectos cancerígenos del humo del tabaco–.

La fresa purifica el aparato digestivo y es, además, una gran aliada para el tratamiento de la tensión alta y para prevenir enfermedades como la anemia, la gota –ayuda al organismo a eliminar el exceso de ácido úrico– y ciertos trastornos reumáticos, entre ellos, la artritis. El 85% de su composición es agua, su aporte calórico es mínimo –una ración de 8 fresas tiene apenas 45 calorías– y no contiene grasas ni colesterol. Por el contrario, su consumo nos aporta varios minerales fundamentales: calcio, yodo, fósforo, magnesio, hierro y potasio.

Originarias de Los Alpes, las fresas fueron descubiertas por los romanos, para quienes eran un alimento privilegiado y exclusivo de la clase noble. Actualmente, su cultivo se encuentra extendido por muchos países, siendo España uno de los primeros productores mundiales de fresas. En nuestro país destacan dos zonas: Huelva, que alberga las comarcas con mayor capacidad productiva y donde a esta fruta se la conoce con el apelativo de ‘oro rojo’, y Aranjuez, cuyas fresas son muy apreciadas por su suavidad. Aunque existen más de 600 variedades de fresas, para su comercialización se dividen en dos grandes grupos: las de fruto grande o fresones, y las de fruto pequeño o fresas propiamente dichas.

La fresa nos aporta vitaminas C, E y betacaroteno, los tres antioxidantes por excelencia.

La repostería se tiñe de rojo
En primavera y verano, la fresa es la reina indiscutible de la repostería. Con azucar, nata o bañadas en chocolate, con zumo de naranja, en tartas, helados, mousses, mermeladas, bizcochos y gelatinas. Los italianos, por ejemplo, la usan mucho en ensaladas. Es una fruta que se mantiene fresca durante muy poco tiempo, por lo que debe ser consumida lo antes posible una vez que llega a nuestra cocina. Pueden guardarse en la nevera pero nunca en el congelador. Y es recomendable lavarlas con vino blanco, mejor que con agua, porque así conservan intactos su aroma y sabor.

Gorka Moreno, Central de Compras Frutería de Grupo EROSKI Gorka Moreno
Central de Compras Frutería de Grupo EROSKI

"Las fresas más sabrosas son las de abril y mayo"

I.S.: ¿Cuál es la mejor época para consumir fresas?
G.M.: La campaña de fresas a nivel nacional abarca fundamentalmente los meses de febrero a mayo, aunque es en los meses de abril y mayo cuando las fresas son más sabrosas y dulces.

I.S.: ¿Por qué variedad de fresa se decanta el consumidor?
G.M.: El 90% de las fresas que se consumen hoy en día son de la variedad Camarrosa. Tras tres años de estudio buscando aquellas variedades que diesen respuesta a las exigencias de aroma y sabor, Grupo EROSKI ha incorporado la referencia de fresa en su marca Consumer NATUR con la variedad Candonga.

I.S.: ¿Qué consejos darías a nuestros lectores para conservar las fresas en perfecto estado en el hogar?
G.M.: Las fresas deben conservarse a una temperatura de entre 2 y 4ºC, por lo que han de guardarse en la parte superior del frigorífico. Conviene conservarlas siempre dentro de las barquetas con el ‘film’ cerrado para reducir su deshidratación, manteniéndolas frescas y con todo su sabor. Se recomienda sacarlas del frigorífico al menos una hora antes de su consumo para que alcancen los 12-14ºC, temperatura a la que se manifiestan todas sus virtudes

I.S.: La fresa la consumimos sobre todo en repostería. ¿Qué otros usos tiene?
G.M.: Las fresas, enteras, en rodajas o en trozos, pueden prepararse de infinidad de formas: frescas, al natural o condimentadas. Los condimentos más sencillos consisten en azúcar o bien azúcar y vino, azúcar y nata... Pueden acompañarse también con helados y crema de lecha montada. Intervienen también en la confección de dulces y pasteles, muy sabrosos y de buena presentación.

I.S.: Y tú, ¿cómo prefieres degustarlas?
G.M.:Mi recomendación es bañar las fresas con unas gotas de limón y una cucharada de azúcar, y dejarlas reposar durante una hora. De esta forma intensificamos su sabor.

MANUEL VERDIER
Gerente de la Asociación Onubense de Productores y Exportadores de Fresas

“La fresa de Huelva es una embajadora de la primavera”

“El cultivo de la fresa en el litoral de Huelva existe desde tiempo inmemorial, sin que podamos fijar la fecha exacta ni las circunstancias de su introducción. Algunos apuntan a la influencia inglesa proyectada por la colonia británica de las vecinas Minas de Río Tinto, aunque no es posible asegurarlo.

El éxito de la fresa en Huelva se basa en el feliz encuentro entre un marco agroclimático determinado (el del litoral de Huelva, con sus suelos arenosos y ácidos, su agua de gran calidad, inviernos suaves y un elevadísimo número de horas de sol) y unas variedades, californianas, diseñadas expresamente para unas condiciones de producción casi exactamente coincidentes con este marco.

El proceso productivo comienza con el establecimiento de viveros de altura en la Comunidad de Castilla y León; con ello se evitan ataques de agentes patógenos que actúan a menor altura, dotar a las plantas de un número de horas de frío y lograr así un estado de latencia vegetativa que facilite el arranque y transporte a la zona de plantación sin gran estrés.

A primeros de octubre, las plantas son transportadas en cámaras frigoríficas hasta Huelva, donde son plantadas a mano. A partir de ahí comienza el cultivo propiamente dicho. Las primeras floraciones aparecen a finales de diciembre y originarán las primeras recolecciones en enero, situación que se repetirá hasta finales de mayo o comienzos de junio, cuando finaliza su cultivo. La recolección se realiza exclusivamente a mano, siendo la fresa seleccionada y acondicionada directamente en el campo por el operario especializado, de tal manera que solo es tocada por la mano humana una única vez. Tras su recolección se depositan en su envase, que es el definitivo, las fresas son transportadas hasta la central acondicionadora donde se someten a una inspección de calidad.

Alemania es nuestro principal mercado consumidor, seguido de España y Francia. La fresa onubense se percibe en el extranjero como una embajadora de la primavera; un fruto apetecible y de buen precio, seguro y sano y avalado por un proceso productivo sumamente fiable”.

Crêpes de fresas

La fresa es una de las reinas de la repostería. Solas, con azúcar y nata, en tartas y pasteles... o en crêpes. Una receta deliciosa y original para que tú y los tuyos disfrutéis de esta sabrosa fruta de una manera diferente

Crêpes de fresas
INGREDIENTES

175 gramos de harina de trigo especial repostería
15 ml. de azúcar extrafino
2 huevos
25 gramos de mantequilla
450 ml. de leche entera Calcio
2 docenas de fresas
25 gramos de azúcar de alcorza
30 ml. de zumo de naranjas
Crema batida


PREPARACIÓN DE ESTE PLATO
PASO 1. Para hacer la masa de los crêpes, se pone la harina en un cuenco y se vierte sobre ella el azúcar extrafino.
PASO 2. Añadir en el centro, mezclados, los huevos, la mantequilla y la leche, agitando bien y removiendo la masa.
PASO 3. Cortar en trozos las fresas y rociarlas con azúcar de alcorza y el zumo de naranja. Dejarlas a un lado.
PASO 4. Hacer los crêpes en una sartén antiadherente.
Para ello, se funde en la sartén una cucharadita de mantequilla y se vierten dos o tres cucharadas de la mezcla anterior, procurando que cubra el fondo. Dorar el crêpe por ambos lados.
PASO 5. Hacer una masa homogénea amasando bien. Ir formando las albóndigas del tamaño de un huevo y pasarlas ligeramente por harina.
PASO 6. Rellenar cada crêpe con la mezcla de fresas y los introducimos en el horno previamente calentado.
SUGERENCIA DE PRESENTACIÓN. Para acompañar este plato y presentarlo en la mesa, servimos los crêpes individualmente en un plato decorado con la crema batida.

<< Ir a la portada



Moda para esta Primavera - Verano 2004

Siempre en forma te sentirás mejor

Hay otras formas de hacer deporte

Mantener la buena forma a los 60

Vive la naturaleza haciendo deporte

S.O.S. Alergias primaverales

Entrevistas
Victorio & Lucchino
Martin Fiz
Cristina Hoyos
Emilio Butragueño
Antonia Sánchez
Miguel A. Nafarrete
Gorka Moreno
María Jesús Arsuaga
Fernando Contreras
Constan Dacosta

Tomate, poder antioxidante

Fresas, la fruta de la temporada

Anchoas, salud a mares

Aceite de oliva

Recetas

Viajes: La Habana, sabor añejo

Solidaridad, campaña de comercio justo

Escuelas Idea Sana
Alimentación y edad
Deporte
El baile
La fresa
El aceite de oliva

Tablas
Bebidas para deportistas
Yogures

Idea Sana te recomienda en consumer.es EROSKI


Alimentos funcionales

Ir a Noticias de
Fundación Eroski

Ir a consumer.es EROSKI


¿Qué es Idea Sana? ¿Qué es Fundación Eroski?
      © Copyright Fundación Eroski     info@ideasana.com