Fundación Grupo Eroski: versión discapacitados | mapa web Noticias Idea Sana Barómetro consumer.es
Ver otras tablas: zanahorias | Ver todas las tablas

LOS ACEITES, ALIMENTOS ENERGÉTICOS QUE PROTEGEN NUESTRA SALUD CARDIOVASCULAR

Los diversos aceites son alimentos energéticos que protegen nuestra salud cardiovascular y se pueden emplear de mil formas en la cocina. Aprende a sacar provecho de las características de cada uno de ellos y conoce los trucos para mezclarlos de la manera más sabrosa.

Cómo cuida tu salud…   |    En la cocina...      |    Tu toque personal…      

Tipos de aceites Características
OLIVA

Virgen, el rey:
Extra, Acidez <= 1º
Fino, Acidez <= 2º
Corriente, Acidez <= 3º

Oliva o Puro de oliva:
Mezcla de virgen y refinado y el de mayor consumo.
Acidez <= 1º.

De orujo:
El de inferior calidad.
Acidez = 0,3º.

El más aromático y sabroso.

Son ricos en grasas monoinsaturadas (ácido oleico).

El virgen, es el más rico en vitamina E y fitoesteroles.

SEMILLAS

Girasol

Soja

Germen de trigo

Cártamo

Coco, palma

En los de semillas abundan las grasas poliinsaturadas; en especial, ácido linoleico y en ciertos aceites, linolénico; este último similar a la grasa del pescado azul, W-3.

El aceite de cártamo y de girasol son los más ricos en ácido linoleico.

Son ricos en linolénico, especialmente el de soja.

El de germen de trigo y el de girasol, son buena fuente de vitamina E.

Los aceites de coco y de palma, son ricos en grasa saturada, y se emplean sobre todo en la elaboración de algunos productos de bollería industrial, snacks…

 Subir

Cómo cuida tu salud

   El empleo de aceite mejora la palatabilidad de los alimentos y hace mucho más apetecible y sabrosa la comida.

   Las grasas monoinsaturadas reducen los niveles de colesterol total en sangre a expensas del llamado "mal colesterol" (LDL-c) y aumentan el "buen colesterol" (HDL-c), por lo que son "cardiosaludables".

   Las grasas poliinsaturadas reducen los niveles de colesterol total y triglicéridos en sangre, el riesgo de formación de coágulos sanguíneos (trombosis y accidentes cardiovasculares-cerebrovasculares) y producen vasodilatación (aumentan el diámetro de los vasos sanguíneos).

   La vitamina E, cumple una función antioxidante y los fitoesteroles, contribuyen también a reducir las tasas de colesterol sanguíneo.

   Las grasas saturadas, consumidas en exceso, tienden a aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos, por lo que se deben consumir con moderación.

   Otros beneficios del aceite…
  • Friegas y masajes: tonifican, ayudan a la hidratación y elasticidad de la piel y mejoran la circulación.
  • Limpieza: el aceite se usa para limpiar manchas de brea, productos adhesivos, etc.

  •  Subir

    En la cocina…

       El de oliva es el más adecuado para freír; resiste mejor que los de semillas las temperaturas de fritura, se descompone más lentamente e impregna menos al alimento.

       No mezclar nunca aceite nuevo y viejo, ni el de oliva con los de semillas.

       Evitar el sobrecalentamiento: no emplear un aceite que haya humeado y esté oscurecido.

       Los alimentos deben estar en lo posible secos, el agua favorece la descomposición del aceite.

       Filtrar el aceite tras cada fritura para eliminar restos de alimento que quedan flotando y que favorecen su oxidación y descomposición.

       Cambios frecuentes de aceite de fritura: un aceite no debería utilizarse más dos o tres veces para freír, si bien, en algunos casos puede usarse más veces, en función de las recomendaciones del fabricante, en caso de emplear freidora.

       Para que los empanados o rebozados queden crujientes y se empapen menos de aceite, se ha de añadir por cada huevo batido una cucharada de agua o leche. Si empleamos papel de cocina para que empape el exceso de aceite tras la fritura, mejor.

     Subir

    Tu toque personal...

    Fáciles de preparar y muy sabrosos

      Aceite de hierbas frescas
    3 ramitas de romero, de tomillo, de orégano, de hierbabuena y de albahaca. 1 cuchara sopera de sal, 1 litro de aceite de oliva virgen extra. Machacar las hierbas en mortero y ponerlas en un tarro esterilizado de boca ancha, espolvoreándolas con sal. Llenar unas 3/4 partes del tarro y agregar el aceite, procurando que las cubra 2-3 cm. y tapar. Poner en un sitio resguardado durante 3 semanas. Filtrar por un colador fino y pasar a una botella limpia, poniendo alguna ramita dentro. Se utiliza para ensaladas o para aderezar verduras o platos fríos.

      Aceite con ajo y lima
    Gajos de lima y ajo, 1 L de aceite de oliva virgen. Poner los ingredientes con el aceite en una botella. Tapar. Dejar macerar en sitio oscuro durante 1-2 meses.

      Aceite al romero
    2 ramitas de romero fresco, 1 L de aceite de oliva virgen. Poner los ingredientes con el aceite en una botella. Tapar. Dejar macerar en sitio oscuro durante 1-2 meses.

      Aceite a la albahaca
    2-3 tallitos de albahaca, 1 litro de aceite de oliva virgen. Poner los ingredientes con el aceite en una botella. Tapar. Dejar macerar en sitio oscuro durante 1-2 meses.

     Subir

          © Copyright Fundación Grupo Eroski     info@ideasana.com