Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


El compromiso de Fundación Eroski con tu bienestar

El momento de la compra es fundamental para elegir con inteligencia las opciones más nutritivas. Para lograr una compra responsable, nutritiva, segura y económica debemos seguir algunos consejos: planificar, controlar, revisar y leer las etiquetas. cuatro hábitos muy saludables y económicos.

El perfil medio del consumidor está cambiando. Cada vez concedemos más importancia a la calidad del alimento que a la cantidad y disponemos de una mayor oferta de productos a nuestro alance. Por ello, es necesario tener en cuenta unas recomendaciones para una compra saludable. Idea Sana EROSKI y el equipo de expertos que avalan el V Estudio del Observatorio Idea Sana EROSKI te aconsejan seguir los siguientes pasos.

1.- Planifica los menús

Para ello, has de tener en cuenta cuántas comidas se realizan en casa y el número de comensales. También es importante que repases la despensa para no comprar productos que todavía haya en cantidad suficiente. Ten en cuenta las ofertas y aprovéchalas. Pero cuidado, asegúrate de que las necesitas. Otro recurso a tu alcance válido para planificar los menús es hacer una lista, para ello haz tres columnas: alimentos no perecederos, frescos y congelados. Y muy importante, no vayas a la compra con el estómago vacío.

2.- Controla y lee

Una vez realizada la lista, revisa qué artículos son necesarios. Comienza la compra por los artículos no perecederos, luego sigue con los frescos y a continuación con los refrigerados y los congelados. Lee las etiquetas y escoge con cuidado los productos, teniendo en cuenta el contenido de grasa y sal. Por último, procura comprar la fruta y verdura que sea local, fresca y de temporada.

3.- Verifica la información

Con el fin de hacer una mejor selección, conviene que leas las etiquetas. Es importante que verifiques la información proporcionada por la etiqueta nutricional. Aporta información muy útil para tomar decisiones sobre la calidad del producto. Si queremos aumentar el consumo de fibra, hay que optar por los productos integrales como pan, pasta y cereales. En este sentido, es importante que mires el listado de ingredientes, si uno de los tres primeros es sal, azúcar, aceite o grasa, busca otro alimento, consume ese alimento en pequeñas cantidades o de forma esporádica. Verifica las fechas de consumo preferente o de caducidad del alimento: nos indican cuál es el mejor momento de consumo del producto.

4.- Revisa y compara

Verifica que el envase o el envoltorio del producto que compres esté en perfectas condiciones. Por ejemplo, no se deben escoger latas que tengan una protuberancia, que estén abolladas o que pierdan líquido. Y no te olvides que cuando compares el precio de los distintos productos, tienes que tener en cuenta el precio por unidad, no sólo el precio total.

5.- ¿Cómo lleno el carro?

Los expertos que han participado en el estudio nos dan tres claves para llenar el carro de la compra:

  • Piensa en grande. Utiliza la parte grande del carro para las frutas, verduras y cereales.
  • Piensa en pequeño. Utiliza la zona pequeña del carro para los productos lácteos y la carne.
  • Piensa con cuidado. Limita, en la medida de lo posible, escoger productos alimentarios con grasas y altos en azúcar.

  • Anna Bach
    Coordinadora científica Fundación Dieta Mediterránea

    “Es positivo que el 10% considere la seguridad alimentaria como un factor decisivo de compra”

    Entre los datos obtenidos de este V Estudio se desprende que el factor más relevante en la compra de alimentos frescos entre las familias españolas es la calidad y el aspecto del producto, seguido del precio y el origen. Destaca además que el 10% de los encuestados considere la seguridad alimentaria como el aspecto más importante en su adquisición, un hecho muy positivo.

    A la hora de la compra de frescos es importante que tengas en cuenta estas pautas:

    • Carnes: compra cortes con poca grasa. Los cortes que provienen de los músculos de la parte trasera siempre serán más tiernos que los que provienen de músculos (espalda, falda y pata).
    • Aves: verifica el etiquetado (fecha de envasado, datos de la empresa avícola y el sello de inspección sanitaria). Un ave de buena calidad es aquella cuyos huesos tienen mucha carne, con partes bien formada y una capa de grasa bien desarrollada. Debemos comprar los huevos con la fecha de consumo preferente lo más alejada posible a la actual.
    • Frutas: adquiere fruta de temporada, la calidad y los precios son mejores. Verifica si tienen buen color y si están libres de abolladuras, perforaciones en la piel, manchas o señales de deterioro. Es conveniente rechazar los cítricos de peso ligero, ya que probablemente carecen de pulpa y jugo.
    • Lácteos: elige los bajos en grasa (desnatados o semi-desnatados), y cuida tu colesterol.
    • Pescados: los ojos deben ser transparentes, brillantes y salientes. El iris no debe estar manchado de rojo. El cuerpo deber ser arqueado y rígido; y las escamas deben estar bien unidas entre sí, ser brillantes y no viscosas. La piel, húmeda, sin arrugas o manchas, y que conserve los colores propios de cada especie. Las branquias deben ser entre rosa y rojo intenso, húmedas y brillantes, con olor suave.
    • Verduras y hortalizas: comprar las verduras y hortalizas de temporada. Los precios y la calidad serán mejores. Se deben preferir las verduras y hortalizas ya maduras, de apariencia fresca y libres de magulladuras y señales de deterioro. Y muy importante, no vale la pena comprar más de lo que pueda conservar adecuadamente en su refrigerador o usar en su momento.

    La utilidad de la etiqueta

    La etiqueta, además de proporcionar información es una garantía de seguridad, porque ofrece datos útiles sobre el alimento. Por ley, debe indicar:

    • Nombre o denominación del producto.
    • Nombre o domicilio del fabricante, envasador o de un vendedor establecido dentro de la Unión Europea.

    En la mayoría de los casos:

    • Lista de ingredientes.
    • Contenido net (volumen o peso).
    • Fecha de consumo preferente o de caducidad.
    • Listado de ingredientes: éstos aparecen en orden según la cantidad que contiene el producto. Permite evitar ingredientes a las personas alérgicas o a las que evitan consumir ciertos ingredientes por razones religiosas.

    Algunas excepciones son:

    • Los productos integrales no siempre se pueden identificar sólo por su nombre. Revisa el listado para ver si uno de los primeros ingredientes es trigo integral, arroz integral, etc.
    • Limita productos con azúcar añadido (sucrosa, glucosa, fructosa, siropes, etc.) que no aportan ningún mineral ni nutriente. Asegúrate que los azúcares añadidos no son de los primeros ingredientes del listado.

    Presta atención a:

    • Fecha de consumo preferente: pasada la fecha indicada, el producto ya no tiene plena calidad nutricional, y también podrá estar alterado su olor y su sabor. Aunque el producto sí se puede consumir pasada esta fecha, no se debe encontrar comercializado.
    • Fecha de caducidad: pasada la fecha indicada, además de que se altera el producto, no se puede consumir.
    • Si se ha adquirido un producto pasado la fecha de caducidad, se debe devolver al establecimiento. Si detecta un producto con la fecha de caducidad pasada en el establecimiento, es aconsejable indicárselo al comercio.

    Recomendaciones

    • La ración: mira el tamaño. Será la misma para alimentos similares, permite hacer comparaciones nutricionales entre ellos. La cantidad de calorías y nutrientes estarán basadas en la ración, si no indica lo contrario.
    • Compara la ración indicada en la etiqueta con la cantidad que comas. Si comes más (o menos) de la ración indicada, consumirás más (o menos) nutrientes.
    • Grasas: para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, utiliza la etiqueta para seleccionar los productos con menos contenido en grasa saturada, grasa trans y colesterol. Las grasas trans no tienen una cantidad diaria recomendada (CDR), ya que se recomienda limitar su consumo. El CDR para las grasas totales incluye los diferentes tipos de grasas.
    • Limita el sodio para reducir el riesgo de padecer hipertensión.
    • Carbohidratos: utiliza el valor del contenido de azúcares simples para comparar su contenido entre productos. Recuerda que las recomendaciones diarias de azúcares simples totales son de aproximadamente un 10% de la energía total.

    44% Leen y entienden el etiquetado

    Casi la mitad de los participantes en el V Estudio del Observatorio Idea Sana EROSKI asegura que lee con asiduidad las etiquetas de los productos. Pero de ellos, el 35% no las entienden. Afortunadamente, sólo en el 20% de los casos no las leen.

    Carmen Pérez Rodrigo
    Experta en nutrición y miembro de Fundación Dieta Mediterránea

    “Los consumidores cada vez más buscan alimentos con efectos positivos en la salud”

    El nuevo siglo ha supuesto un periodo de cambios socioeconómicos importantes que han afectado el estado nutricional de la población. Las transformaciones socioculturales de la sociedad de las últimas décadas, como la incorporación de la mujer al mercado laboral o la reducción de los miembros de la familia, el incremento de familias de uno o dos miembros, y el aumento de hogares con adultos mayores de 50 años han repercutido en los hábitos alimentarios. De la misma manera, la cultura del ocio, a la que ahora se dedica más tiempo, ha llevado a reducir los momentos dedicados a la compra de alimentos o el tiempo dedicado a su elaboración en la cocina, tal y como indica el Observatorio de la Dieta Mediterránea 2006. Hoy en día, una parte de los consumidores buscan alimentos con efectos positivos en la salud y el bienestar y cada vez hay más consumidores que están más interesados en la información que figura en las etiquetas y la composición de los alimentos.


    Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

    MENÚ DE CONTENIDOS

    La primavera despierta tus sentidos | El tacto | Manos a la obra | Narices prodigiosas | Placer aromático | Sabor del bosque | Date el gustazo | El oído | Alimentos sonoros | Comer con los ojos | Remolacha, todo color | Vitaminas, ¿para qué sirven? | Fusión de sabores | La compra saludable; El 64% de las familias no planifica habitualmente sus compras | Consejos para una compra saludable | EL Observatorio Idea Sana EROSKI presentará otros tres estudios este año | Seleccionamos los tres proyectos a financiar sobre Cooperación Internacional | Cientos de clientes reciben información sobre los productos de Comercio Justo | 35 voluntarios pasan la Semana Santa desempeñando tareas medioambientales | Concha Velasco | Lola González | Rut Martínez | Teresa Baró | Koldo Royo | José Barea | Begoña Calvo | Giusseppe Russolillo | Patricia Alija | Sergio Fernández | Manolo Rincón | Anna Bach | María Laura Bustamante | Víctor Viñuales | Milagros Nodar | Ana Marchand | Vicente Fernández | Silvia Pizarro | Javier Pérez | Fernando Barrio

    Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a CONSUMER.es EROSKI

    Otros temas en IDEA SANA:
    Ideasana marzo 2007 | Ideasana febrero 2007 | Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia | Ahorro, cuesta de enero | Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso |El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

    NUESTROS SITIOS WEB:
    Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


    ©Fundación Eroski. info@ideasana.com

    Subir