Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


El compromiso de Fundación Eroski con tu bienestar
Cocidas, asadas, Guisadas, fritas... en cualquiera de sus formas, las patatas constituyen uno de los alimentos más populares de nuestro país. Presentes en numerosos platos, son una buena fuente de energía para afrontar las actividades diarias. Son sanas, económicas y muy apetecibles.

'La patata cocida alarga la vida', así reza un refrán español, con toda la sabiduría que encierran los dichos populares. Y es que las patatas o papas poseen una gran riqueza alimenticia en hidratos de carbono, almidón y potasio. Su consumo es fundamental en cualquier dieta sana pues, como todos los hidratos de carbono, imprimen energía inmediata para mejorar nuestro rendimiento diario. Sólo la forma en que las cocinemos puede variar su contenido en calorías; no es lo mismo tomarlas fritas con una gran cantidad de aceite que hervidas, como bien expresa nuestro dicho popular.

La patata es un tubérculo que tiene su origen en Perú. En Europa fue introducida por los conquistadores españoles a mediados del siglo XVI. A pesar de su cultivo y consumo en las civilizaciones precolombinas, la patata fue rechazada como alimento en el continente europeo ya que existía la creencia de que sus frutos eran venenosos. De hecho, durante bastantes años sólo se utilizaba como planta decorativa o como alimento para los cerdos.

Las patatas fritas aportan el doble de calorías que las cocidas o hervidas

75% de agua

Sólo en el siglo XVIII con la extensión del hambre y gracias a los inventos del botánico Parmentier, se fueron derrumbando los falsos mitos que la rodeaban y empezó a aceptarse como un alimento saludable. Su uso se ha ido consolidando día a día hasta llegar a convertirse en uno de los elementos fundamentales en la dieta de muchos países.

Este tubérculo es una fuente muy razonable de energía que aporta más vitaminas y minerales de los que se piensan. Depende de la variedad cultivada, pero básicamente se compone de agua (75%), hidratos de carbono, almidón y potasio. Siempre debemos tener en cuenta que la forma de cocinar las patatas hace variar enormemente el número de calorías que ingerimos.

Una amplia variedad

Existen muchísimas variedades de patatas aunque sólo se dedican al consumo un centenar de ellas que se clasifican por la morfología de la planta y del tubérculo -color de la piel, de la carne y forma-. Dependiendo de sus características unas son mejores que otras para el tipo de plato que queramos elaborar y para facilitarnos el trabajo en nuestro punto de venta las solemos encontrar ya seleccionadas.

Una de las características más habituales que diferencia a unos tipos de patatas de otras viene marcada por el momento de su recolección. De este modo las patatas 'nuevas' son pequeñas, de carne blanca y piel muy lisa y se recolectan de abril a junio mientras que las 'viejas' están totalmente maduras y se recolectan a partir de noviembre.

Enemigas del frío

saco de patatas Las condiciones de cultivo cambian de una variedad a otra pero existen ciertas características comunes a todas ellas como la necesidad de suelos ricos en humus y arenosos. La temperatura adecuada para su correcto crecimiento oscila entre los 12 y 20 Cº. El frío excesivo perjudica ferozmente a las patatas y las hace más sensibles a las enfermedades y a las plagas, por eso es habitual su cultivo en climas y zonas templadas.

En cuanto a las características de la planta, la patata presenta dos partes diferenciadas, una aérea –tallos, hojas frutos– y otra subterránea –raíces y tubérculos– en la que se origina el alimento que conocemos. Puede llegar a alcanzar un metro de altura y es de color verde oscuro.

No hay duda de la importancia que este tubérculo tiene en nuestra dieta y no sólo a nivel nutricional sino también por su delicioso sabor. Además es un alimento muy versátil que puede presentarse como plato central o como acompañante de otros muchos: nuestra popular tortilla de patatas y numerosas carnes y pescados no se entenderían sin su presencia. Se trata de un alimento atractivo que, al ofrecer muchísimas posibilidades de elaboración, se adapta a los distintos gustos y necesidades.

Su forma de presentación también varía con facilidad. Existen muchas fórmulas: podemos freírlas en tiras largas o en panadera, rellenarlas, cocerlas, hornearlas… todo para que nuestros platos sean lo más agradables y sanos posibles. Son un básico indispensable en nuestra despensa porque aguantan bastante tiempo en casa, siempre y cuando se conserven en un lugar fresco y en penumbra. Además resultan muy económicas por lo que en un mes como febrero pueden convertirse en un buen aliado para el ahorro.

Blanca Boada.
Sección Alimentación del Hipermercado EROSKI Artea (Vizcaya)

"A mi me gustan las patatas siempre que estén bien acompañadas"

Las patatas solas no me gustan, ya estén hervidas, cocidas o fritas. No es que el producto no me guste sino que si no están acompañadas me parecen muy sosas y no disfruto con ellas. Sí que las suelo comer como plato único siempre que estén bien condimentadas: a la riojana, en salsa verde... vamos, que lo que me gusta es la salsa porque es lo que les da el sabor y lo que te hace disfrutar del plato. Con las patatas fritas me pasa lo mismo, solamente las como cuando están cubiertas de salsa, de cualquier tipo de salsa: roquefort, barbacoa, mahonesa... todas menos el ketchup.

Milhojas de patata

Ingredientes

  • 650 g de patatas
  • 150 g de queso rallado
  • 1 ramita de hierbas aromáticas
  • 50 g de mantequilla
  • 6 cucharadas de nata líquida
  • sal
  • pimienta

Elaboración

Pelamos las patatas y sin lavarlas, las cortamos en finas láminas. En un bol mezclamos el queso rallado con el ramito de hierbas aromáticas bien picadas. Untamos de mantequilla un molde rectangular y poco a poco lo vamos cubriendo con las rodajas de patata. Posteriormente repartimos unos trocitos de mantequilla por las patatas, lo salpimentamos y espolvoreamos con la mezcla de queso y hierbas. Continuar alternando capas de patatas y de queso hasta rellenar el molde. Por último, lo cubriremos con la nata y lo taparemos con papel de aluminio. Metemos en el horno precalentado a 180 ºC durante una hora aproximadamente. El resultado será ideal si lo acompañamos con una ensalada.

Una patata para cada plato

GUISOS

Son aquellas que permanecen intactas tras el guisado y sin embargo se desmenuzan suavemente al aplastarlas con el tenedor. Este tipo de patata está muy indicada para guisos, tanto de hortalizas como de carne. A parte de conservarlas en un lugar seco y fresco, también es recomendable no guardarlas durante mucho tiempo. Prueba las patatas para guisar Eroski NATUR y verás como tus recetas crecen en sabor.

COCIDOS

Las patatas para cocer Eroski NATUR son perfectas para esta forma de cocinado. Tienen como característica principal que aún después de cocidas se mantienen enteras y sin desmenuzarse. La patata es rica en vitaminas y muy nutritiva pero una cocción excesiva o un mal almacenamiento pueden reducir significativamente sus nutrientes. Este tipo de patata está especialmente indicado para cocidos, ensaladas y guarniciones.

FRITOS

Las patatas recomendadas para freír tienen menos humedad que otras variedades y mantienen la pulpa firme y crujiente tras el cocinado. Las patatas para freír Eroski NATUR lideran el ranking de consumo con respecto a otras variedades y resultan idóneas para preparar, por ejemplo, una tortilla de patatas. Al igual que ocurre con el resto de variedades es importante que estén ventiladas y que se conserven en lugares secos.

PATATAS GALLEGAS, INDICACIÓN GEOGRÁFICA PROTEGIDA

La patata o 'pataca' de Galicia: se caracteriza por tener un calibre mínimo de 40 mm y máximo de 80 mm. Su forma es entre redonda y oval, su piel (de apariencia lisa y fina con presencia de ojos muy superficiales), es amarilla clara, el color de la carne es blanco y la textura es firme al tacto y cremosa al ser cocida. Su calidad para el consumo es excelente, y destaca por su contenido en materia seca y por sus cualidades de color, aroma y sabor al ser cocinada. Se cultiva principalmente en municipios de A Coruña, Lugo y Ourense.

Imma Sahún.
Directora de la I.G.P. Patates de Prades

"La Patata de Prades lleva mucho almidón y por eso aguanta muy bien sin romperse"

La patata de Prades es de la variedad Kennebec y está en la tierra aproximadamente seis meses porque se siembra en marzo o abril y se recoge en septiembre, por lo que está todo este tiempo debajo de la tierra. Una de sus propiedades principales es que lleva mucho almidón y eso hace que la patata sea fuerte y aguante sin deshacerse cuando la cueces. Tiene un aroma acastañado, porque en esta zona también se cultivan castañas, su piel es de color oscuro pero por dentro es blanca. Sirve para hervir, para freír, para prepararla al horno... sirve para todo, incluso al preparar la verdura se puede poner con el resto de ingredientes porque la patata aguanta y no se hace papilla. Es una patata muy dulce y muy resistente. Nuestro producto pasa un control de calidad muy exhaustivo, dos o tres veces al año, en el que se mira el tamaño, las propiedades... Además no tratamos la Patata de Prades para que no pierda sus características propias, tal y como ocurre con otras patatas a las que se les echan polvos y otras sustancias y resulten bonitas y redondas. La zona de producción de este tipo de patata se encuentra en los municipios de la comarca del Baix Camp, en la provincia de Tarragona: Prades, Capafonts, La Febró y Arbolí. También se acondicionan y envasan en esta misma zona.

... los productos con Denominación de Origen son aquellos cuya producción, transformación y elaboración se debe desarrollar en una región concreta determinada? Existen además otro tipo de clasificaciones. Como la Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.), que significa que en los productos bajo este sello esa relación con el medio está presente, al menos, en una de las etapas de los procesos de la producción, transformación o elaboración. La patata de Prades y la de Galicia son productos con I.G.P. La Especialidad Tradicional Garantizada no hace referencia al origen del producto pero sí destaca el modo de producción tradicional.
Entre la multitud de productos que existen en el mercado, el cliente tiende a buscar aquellos alimentos que cuentan con unas características diferenciadas. Por esta razón, los productos así clasificados suponen un aval para el consumidor que le permite asegurarse de la calidad de los alimentos que está adquiriendo. De esta manera, también se intenta proteger el abuso y la imitación en los nombres de los productos, se estimula una producción agrícola variada y se ofrece al consumidor una información útil a través de las características específicas del alimento.


Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Los básicos de la despensa | Cocina con truco | Recetas de ayer y de hoy | Deporte a bajo precio | En su mejor momento | Salud en blanco | Al pan, pan | Energía de raíz | Casi naranja | Suave y sin espinas | Actividades medioambientales para la campaña "Voluntariado Corporativo" | Suscribimos un convenio con el Ministerio para reducir las emisiones de CO2 | La segunda edición de la campaña "Voto Solidario" continúa su andadura | Donamos más de 600.000 euros en material téxtil y juguetes a "Niños del Mundo" | Colaboramos en la III Caravana con el Sáhara: "Alimenta una esperanza" | David Meca | Ángeles Campaña | Cristina Garrido | Mª Carmen Muiño | Francisco Gómez | Roberto Izaguirre | Fernando Canales Etxanobe | Andrés Peña Arrebola | Martín Fiz | Ramón Sánchez-Ocaña | Jesús Román | Marga Barrios | Koldo Royo | Blanca Boada | Imma Sahún | Manuel Monino | Raquel Esteban | Eguzkiñe Berio | Idoia Elgezábal | Manuel S. | José María Navajas | Elena Alonso | Jordi Folgado Ferrer | Izaskun Atela | José Martínez | Pedro Latorre | Fernando Amenedo

Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a CONSUMER.es EROSKI

Otros temas en IDEA SANA:
Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia |Ahorro, cuesta de enero |Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso |El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski. info@ideasana.com

Subir