Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


El compromiso de Fundación Eroski con tu bienestar

Durante estos meses en los que el frío comienza a ser intenso, estamos deseando regresar a nuestro hogar para disfrutar de todo su calor. Conseguir una atmósfera acogedora en nuestra casa, a través de los colores, la iluminación, las flores o la madera influirá además de forma muy positiva en nuestro estado de ánimo.

Una habitación blanca, de paredes desnudas, con escasos muebles y un suelo de cerámica gris. ¿A que te produce escalofríos? Efectivamente, el color y la luz influyen de forma decisiva en nuestra vida. En estos meses en los que nos despertamos de noche y salimos del trabajo cuando ya ha oscurecido, necesitamos hacer de nuestro hogar ese lugar íntimo que nos transmita la calidez que no encontramos al aire libre. El sol es fuente de vida y es necesario para fortalecer los huesos y mejorar nuestro estado de ánimo; nos imprime vitalidad y estimula nuestra sensación de bienestar. Ahora que nos acarician los últimos rayos del año, es el momento de renovar nuestro hogar para que la vuelta a casa tras la jornada laboral se convierta en el mejor momento del día.

Pequeños detalles

No hace falta realizar una reforma integral para mejorar la atmósfera de nuestra casa. Un cambio de color o de telas, unos jarrones con flores, nuevos cojines, un nuevo punto de luz en un rincón, una alfombra de lana... Pocos pero acertados cambios que servirán para transformar nuestro hogar sin tener que vaciarnos los bolsillos.

Todos percibimos una reacción física ante la sensación que produce un determinado color

Sin duda, es el color de las paredes el que puede cambiar por completo nuestra percepción de una misma instancia. A todos nos produce una sensación cada color, tenemos simpatías o antipatías por cada uno de ellos, pero de manera general, todos percibimos una reacción física ante la sensación que produce un color, como por ejemplo la del frío en una habitación pintada de azul o la de calor en una de color rojo. De ahí la diferenciación entre colores cálidos y fríos. Los primeros se consideran estimulantes, alegres y hasta excitantes; y los segundos, tranquilos, sedantes, y, en algunos casos, hasta deprimentes. Existe incluso una terapia que utiliza la medicina natural basada en los colores en que se divide el espectro de la luz solar: la cromoterapia.

La utilización de los colores en la prevención y el tratamiento de enfermedades se basa en el hecho de que los sentidos tienen una gran influencia sobre la mente, de tal forma que hace al ser humano más permeable según la información que recibe. Del mismo modo que las plantas transforman la luz solar en energía por medio de la fotosíntesis, los seres humanos, cuando perciben la luz coloreada, pueden asimilar las distintas vibraciones que les produce y aprovecharlas para regular eventuales desarreglos energéticos que sufra su organismo.

Los seis colores básicos: amarillo, rojo, azul, verde, violeta y naranja comprenden toda la enorme variedad de matices que se pueden obtener por la mezcla entre ellos, y también por la de cada uno de ellos con blanco o con negro.

En general, los colores a toda saturación se usan muy pocas veces en superficies de gran tamaño. Lo normal para pintar una pared es utilizar matices sobre los colores básicos, que pueden llegar a ser infinitos. A la hora de elegir un color para decorar una habitación deberás tener en cuenta no sólo tus preferencias cromáticas, sino también el tamaño de la estancia, la luz natural que posee y la actividad que se va a practicar en la habitación: dormir, comer, descansar, leer, etc.

En general, para las habitaciones se suelen utilizar los colores que ayudan a relajarse, como el rosa, el verde, el azul o el lila. Para los comedores se recomiendan colores más cálidos, como el naranja, el rojo, o el amarillo. Las salas de estar resultan más acogedoras si las pintamos de verde, naranja o marrón. Si utilizas la pintura en el baño, opta por el azul o el lila, colores que ayudarán a relajarte.

La sensación del color

Te damos algunas claves para esquivar el estrés y aprender a ver la vida de forma más positiva.

  • ROJO: produce sensación de peligro, pasión, energía, calidez, aventura, optimismo.
    Adecuado para: comedores, hace que te sientas sociable y animado y estimula el apetito. Puede resultar abrumador, en cualquiera de sus tonalidades pinta sólo una pared o déjalo sólo para accesorios.
  • NARANJA: transmite confort, calidez, sensación de estabilidad.
    Adecuado para: salas de estar y comedores. Puede hacer la habitación más pequeña y mantenerte despierto en el dormitorio.
  • VERDE: es el color de la naturaleza y de la energía, es calmante y relajante, produce seguridad y estabilidad.
    Adecuado para: dormitorios y salas de estar. Si utilizas demasiado verde, puede hacer que te sientas demasiado relajado o complaciente. Intenta incorporar algo de rojo o anaranjado para contrarrestar.
  • AZUL: es calmante y apaciguador, promueve el pensamiento intelectual, la lealtad, la serenidad, la protección, previene las pesadillas, etc.
    Adecuado para: dormitorios, baños y salas de estudio. Elige un tono que no sea muy chillón para que la estancia no se vea fría.
  • AMARILLO:es el color del sol y de la energía. Estimula el intelecto. Adecuado para: cocinas, comedores y habitaciones orientadas al norte.
    No es adecuado para dormitorios, si te sientes sentimentalmente angustiado puede hacerte sentirte peor.
  • MARRON: da seguridad, y es práctico.
    Adecuado para: salas de estar. Debes introducir un color más vivo para estimular la mente, como el azul o el verde
  • LILA: es un color muy femenino, es el color más espiritual.
    Adecuado para: dormitorios y baños. Puede resultar un color insípido. Prueba a combinarlo con plata o negro, o con ambos.
  • PURPURA: inspira creatividad, fertilidad, alegría pero también magia, maldad o muerte.
    Adecuado para: dormitorios.Puede resultar agobiante.
  • NEGRO: no es un color, simplemente los absorbe y no refleja nada, produce sensación de excentricidad o drama.
    Adecuado para: utilizarlo sólo en dosis muy moderadas. Resulta depresivo, se debe usar sólo para combinar con otros colores, nunca como color base.

Telas que envuelven

Otro de los elementos decorativos que ayudan a crear un ambiente más cálido son la telas que elijamos para el sofá, cojines, cortinas, tapizado de las sillas o del cabezal de la cama, la colcha... Además un cambio de telas es una pequeña reforma, de escaso desembolso, que ayuda a renovar cualquier estancia. La clave está en elegir las más adecuadas y acordes con nuestro mobiliario y adornos.

Debemos tener en cuenta el tamaño de la vivienda y de las habitaciones, la cantidad de luz natural que entra, la altura de los techos... En general, los estampados grandes y llamativos debemos reservalos para estancias amplias, mientras que en habitaciones más pequeñas se recomienda utilizar colores discretos, en tonos lisos.

Este otoño-invierno, las tendencias decorativas apuestan por el color blanco, los estampados de flores, las rayas multicolor y los tonos brillantes, cálidos y alegres. El rojo y los tonos fresa mantienen un protagonismo especial, matizados por la presencia de plantas y arreglos florales.

En definitiva, se llevan los colores cálidos también en las telas. Ten en cuenta que a la hora de intentar modificar el aspecto de una casa sin hacer reforma los elementos fundamentales son los complementos y adornos: estores, visillos, colchas, cojines, ropa de cama, almohadones...

Ambientes Luminosos

A través de la iluminación podemos crear ambientes cálidos y acogedores. Antes de elegir el tipo de lámpara, hay que tener clara la actividad que vamos a realizar en la habitación: descansar, leer, comer, jugar, escuchar música... Otros factores a tener en cuenta son: el tamaño de la estancia y el tipo/color del suelo.

El color de la habitación también es determinante. Las paredes reflejan la luz, bien natural o artificial, en mayor o menor medida. Mientras que los colores oscuros absorben mayor cantidad de luz, por eso deberemos elegir bombillas de mayor potencia; las habitaciones claras necesitan una iluminación suave y cálida.

Las bombillas a elegir pueden ser:

  • Incandescentes: ofrecen una luz amarillenta que potencia la calidez, pero duran poco tiempo.
  • Halógenas: dan una luz blanca y brillante que crea ambientes muy luminosos.
  • Bajo consumo-fluorescentes: son las más adecuadas para estancias en las que van a estar durante mucho tiempo encendidas, aunque su luz resulte más fría.
Al elegir el color se debe tener en cuenta la luz natural y el tamaño de la habitación

En general,en un mismo espacio podemos utilizar luces directas, indirectas o mixtas. Para iluminar el salón comedor y crear un ambiente cálido, utiliza lámparas con pantalla ya que proyectan una luz más suave y agradable. Sobre la mesa de comedor, puedes instalar una lámpara colgante o dos iguales con luz dirigida; resulta más acogedor que la luz de los focos en el techo. El resto se deberá iluminar por zonas: lámparas de sobremesa junto a los sofás, una lámpara de pie para la zona de lectura o focos para destacar algún elemento cuadro u objeto.

El dormitorio hay que dotarlo de una iluminación general, que no deslumbre; una lámpara de lectura para una iluminación concreta, y lámparas de sobremesa o apliques para una iluminación ambiental. En la cocina hay que incorporar una luz general en el techo, una lámpara con luz directa sobre la mesa de comedor, y luces bajo los armarios colgantes y la campana extractora para iluminar directamente la zona de trabajo.

El cuarto de baño necesita de luz general y clara, por ejemplo, a través de focos en el techo; y apliques situados a ambos lados del espejo, cuya luz se proyecte hacia el techo y no hacia el lavabo para evitar sombras sobre el rostro al mirarse en el espejo.

Ramón Sánchez-ocaña
Periodista y experto en salud. Amigo de FUNDACIÓN EROSKI
"La luz da buen humor"

Se sabe ya que el 60 por 100 de las personas deprimidas que reciben dosis de luz, sobre todo si es natural y de la mañana, mejoran. Porque con el sol, la glándula epífisis, situada en el cerebro, segrega serotonina, la hormona del optimismo y la alegría.

Con los colores ocurre algo parecido. Y hay estudios curiosísimos sobre los efectos que nos causa un color determinado. El rojo es el color que anima, excitante por excelencia. El amarillo es color de luz. Tiene connotaciones de cierta fuerza, de voluntad y desde el plano médico, despierta y estimula. Es el color que más aumenta el tono muscular. Y además, es uno de los colores que mejor se ve (dicen que es porque mejora los músculos de acomodación del ojo). Es, con el naranja, un color optimista y vital. En el naranja se combina lo mejor del rojo y lo mejor del amarillo. Sugiere fiesta y alegría. Es un color liberador. Los expertos dicen que una luz anaranjada ayuda a provocar la tolerancia y favorecer la voluntad. Quizá por eso, la mayoría de tónicos, reconstituyentes o vitaminas tienen algo de ese color en el envase. El azul nos produce cierta reserva. Parece que aleja. Tiene una cierta asociación con la tristeza, aunque produce tranquilidad y armonía. El verde es la naturaleza, la unión hombre-vida, la expresión de la juventud, de la vegetación, del frescor, de la esperanza. Da idea de serenidad y equilibrio y tiene un efecto calmante sobre el sistema nervioso. El violeta se utiliza poco: es un color que indica misticismo, misterio, calma. Es un color profundo, silencioso. El que más se utiliza es el blanco o casi blanco. Sobre todo, porque lo que el blanco da es paz. Es luz, es el símbolo de la afirmación, de lo positivo. Ahora pregúntese: ¿De qué color visto mis paredes?.

Luces mágicas

A través de luz de las velas se puede conseguir dotar de calidez a nuestra casa. Las hay de todas las formas y colores; y según las que escojas lograrás diferentes sensaciones. Las triangulares representan el equilibrio y la totalidad del universo; redondas, que son signo de perfección. Con velas cuadradas puedes hacer formas geométricas; y si son rectangulares, distribuyelas formando estrellas, espirales, etc.

Lo importante es saber dónde y cómo ponerlas. Te damos algunas ideas:

  • En el recibidor: coloca como máximo dos, para no recargarlo. Quedan bien en un mueble tipo cómoda, que se encuentre bajo un espejo.
  • En el comedor o el salón: en una mesita pequeña, en un rincón, teniendo en cuenta que combinen con los colores de la habitación. Y si optas por un candelabro, coloca velas del mismo tamaño y color; los hay de pared y de pie.
  • En las escaleras: si tienes una casa con dos plantas, puedes colocar velas pequeñas dispuestas individualmente en los laterales de los escalones. De este modo marcarás el camino.
Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Color de hogar | En plan casero | Escuela de vida | Viaje a la primavera austral | Manjares del bosque | Los clientes nos preguntan sobre la propiedades de los alimentos congelados | Un toque especial | ¡A la cazuela! | Liquido milagroso | El rey de la fiesta | En bandeja | Samuel Eto'o | Ramón Sánchez-ocaña | Pau Serrano | José Mª iñigo | Gemma Mengual | Ignacio Corral | Arantxa Merino | Gotzon Toral | Miguel Agost | Eduardo Pallé Balboa | Koldo Royo | Maite Amutxastegi | Isaías Pérez Saldaña | Mónica Negreiro | Larraitz Uribesalgo | Leire Aguirre | Eva Eguizábal | Marta Silvestre | Fernando Barrio | El reciclaje y el cambio climático centran las campañas que lanzamos en noviembre | El ‘Día Mundial de las Aves’ llega a nuestras tiendas con una campaña informativa | Regresan los nueve trabajadores que han viajado a Perú como voluntarios | Acercamos a 200.000 clientes las ventajas de los productos solidarios con sello FAIRTRADE | Los clientes se solidarizan para escolarizar a miles de niñas del Tercer Mundo

Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a CONSUMER.es EROSKI


Otros temas en IDEA SANA:
Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia |Ahorro, cuesta de enero |Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso |El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir