Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


El compromiso de Fundación Eroski con tu bienestar

Otoño en calma

Una dieta sana, la práctica de ejercicio físico, un buen descanso, tiempo para nuestras aficiones favoritas y una correcta organización del tiempo pueden ayudarnos a vivir sin prisas. Aprende con nosotros a relajarte y a afrontar las actividades diarias sin caer en uno de los grandes problemas del mundo moderno.

Nadie está a salvo de librarse del estrés. Este estado de tensión nerviosa originado por el exceso de trabajo, la ansiedad o las aspiraciones insatisfechas no es exclusivo de grandes ejecutivos. Amas de casa, estudiantes e incluso niños tienen que hacer frente día a día a un ritmo frenético de actividades que pueden llegar a ocasionarles estrés y, en consecuencia, algunos trastornos físicos. Para evitar que este mal se instale en nuestras vidas deberemos informarnos y adoptar una serie de hábitos y costumbres saludables: dieta sana, ejercicio físico, descanso adecuado, tiempo para nuestro ocio, etc. Pero ¿qué es el estrés y cómo podemos evitarlo?

La hormona de la felicidad

El hombre, ante cualquier situación diferente, necesita activarse para generar recursos y dar una respuesta a esa realidad. Todos vivimos situaciones estresantes: llegar a tiempo a un lugar, mantenernos despiertos mientras conducimos, terminar un trabajo para una determinada fecha... Si no disponemos de los recursos suficientes, tenemos que generarlos y acelerar el ritmo. Es entonces cuando se produce el estrés, que es bueno cuando es normal, cotidiano, diario. A veces, incluso lo buscamos, organizando viajes, cambiando de ambiente; es algo que nos gusta.

Según explica el presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), Antonio Cano, "lo preocupante es cuando ese estrés nos supone tanto esfuerzo que tenemos que activarnos demasiado, se hace crónico y empiezan a aparecer los problemas y los somatizamos". Es entonces cuando surgen algunas reacciones de carácter físico como fatiga, agotamiento, dolor de cabeza, gastritis, úlceras, etc., e incluso trastornos sicológicos, que evidentemente deterioran la calidad de vida de quien padece esta situación.

En la aparición del estrés confluyen tres elementos fundamentales: el entorno, las respuestas fisiológicas ante él y los pensamientos negativos de quien lo sufre. Cualquier cambio puede ser el origen de una situación de estrés por la necesidad de adaptación que supone. Lo que para unos puede ser un problema para otros puede ser una ventaja, por eso, el nivel de tolerancia a las condiciones adversas de cada uno es fundamental para llegar a padecer una situación de estrés o no.

Nuestro nivel de tolerancia a las condiciones adversas es clave para evitar el estrés

"Evidentemente hay situaciones, como un atentado en el mueren 120 personas o un secuestro, que desbordan a todo el mundo, pero en situaciones más cotidianas, la diferencia entre unas personas y otras está en la cantidad de recursos que tenemos que destinar; somos nosotros los que valoramos la demanda de las situaciones", afirma Cano. "Hay personas -continúa- demasiado perfeccionistas, que siempre ven más demandas que otras, y que terminarán agotadas".

Los factores sicológicos y emocionales son los principales condicionantes de esa percecpión pero también la educación e incluso la herencia genética.

Planificar el tiempo

'Los que emplean mal su tiempo son los primeros en quejarse de su brevedad', decía ya en el siglo XVII el escritor francés Jean de La Bruyère. Y es que vivir sin estrés depende también de la capacidad que tengamos para organizar nuestro tiempo y para fijarnos unos objetivos realistas. No podemos ser super hombres ni super mujeres porque nadie es perfecto. Lo importante es preguntarse qué es necesario hacer, para cuando e ir acometiendo las tareas de una en una. Una vez acabada una podemos elegir la siguiente. El hecho de revisar una tarea que se ha acabado anima a seguir con las otras.

Las consecuencias negativas del estrés son múltiples, pero básicamente afectan a la salud. Además puede ocasionar alteraciones sobre la atención, la percepción, la memoria o la toma de decisiones, y originar un deterioro del rendimiento en contextos académicos o laborales.

El estrés modifica los hábitos saludables; con las prisas, aumentan las conductas no sanas –fumar, beber o comer en exceso– y se reducen las saludables –hacer ejercicio físico, seguir una dieta o dormir suficientemente–.

El presidente de la SEAS asegura que la activación fisiológica que produce el estrés, mantenida en el tiempo, puede ocasionar disfunciones sicofisiológicas o sicosomáticas como dolores de cabeza tensionales, problemas cardiovasculares, digestivos, etc. "y a su vez provocar cambios en otros sistemas, en especial, puede producir una inmunodepresión que hace aumentar el riesgo de infecciones y puede incrementar la probabilidad de desarrollar enfermedades inmunológicas como el cáncer", prosigue.

Tenemos que aprender a organizar nuestro tiempo y a marcarnos objetivos reales

"El estrés –continúa– puede desbordar al individuo de tal forma que comience a desarrollar una serie de sesgos o errores cognitivos en la interpretación de su activación fisiológica o de su conducta, o de sus pensamientos, o de algunas situaciones, que a su vez le lleven a adquirir una serie de temores irracionales, fobias, etc., que de por sí son un problema de salud, como los llamados trastornos de ansiedad, pero que a su vez pueden seguir deteriorando la salud en otras formas".

Si tienes cualquier duda sobre tu situación, puedes enviar una consulta a la web de la SEAS para que, de forma totalmente gratuita, sus profesionales te orienten y te indiquen que puedes hacer.

Antonio Cano

Presidente de la Sociedad Española para el Estudio del Estrés y la Ansiedad (SEAS) y profesor de la Universidad Complutense de Madrid
"El estrés puede aumentar la productividad del individuo si no es intenso ni perpetuo"

Inicialmente el estrés puede dinamizar la actividad del individuo provocando un proceso de incremento de recursos (atención, memoria, activación fisiológica, rendimiento, etc.) que hace aumentar la productividad. Sin embargo, cuando este proceso es muy intenso o dura mucho tiempo, los recursos se agotan y llega el cansancio, así como la pérdida de rendimiento. Para realizar tareas complejas o para aumentar la velocidad en tareas simples, se necesita un cierto grado de activación. Sin embargo, un exceso de activación dificulta la realización de dichas actividades. Hay ocasiones en las que tenemos que pararnos y reflexionar sobre nuestro estilo de vida. No es necesario tener dos casas, dos coches, tres televisiones, dos ordenadores. Si para conseguir estos objetivos tenemos que invertir mucha energía, tendremos un estrés crónico.


Te damos algunas claves para esquivar el estrés y aprender a ver la vida de forma más positiva.


Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Otoño en calma | La vida a carcajadas | Bienestar integral | Relájate a gusto | Menú Idea Sana de... | Crece el interés de los consumidores por mantener una dieta equilibrada | ¡Es la pera! | Energía para tus huesos | La legumbre milenaria | Combustible matinal | Recetas redondas | Lucrecia | Antonio Cano | Mª Cruz García Rodera | Faemino y Cansado | Martín Fiz | Jesús Román | Ángel Alonso | Carmen Pérez Rodrigo | Begoña Aldekoa | Mar Fernández | Mayte Villeta | Aurelio García | Sergio Jiménez | Pablo Cabrera | José Ángel Fuentes | Carlos Fernández | Teresa Infante | Un año más comenzamos con WWF/Adena la campaña de reciclaje de tóners y móviles | 16.000 personas han participado en la campaña Voto Ecológico ‘Tú decides’ | El Plan Renove de electrodomésticos continúa con gran éxito en las tiendas | La bolsa reutilizable sigue cuidando el medio ambiente gracias a los clientes | EROSKI cuelga el sello FAIRTRADE en sus productos de comercio justo | La campaña para la educación de las niñas del Tercer Mundo finaliza con gran éxito | Abierto el plazo de presentación de proyectos de cooperación internacional al desarrollo | Inauguramos dos centros comerciales en Mieres (Asturias) y Murcia

Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a CONSUMER.es EROSKI


Otros temas en IDEA SANA:
Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia |Ahorro, cuesta de enero |Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso |El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir