Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


Vuelta al cole
El compromiso de Fundación Eroski con tu bienestar

Al ritmo de las Aulas

Vuelta al cole, al trabajo y al nuevo ritmo. Así se presenta septiembre, el mes del comienzo del curso y de la disciplina invernal. tras el desmadre veraniego, Llega el momento del cambio de horarios y de hábitos. Varias amigas de fundación eroski y madres de niños en edad escolar nos cuentan cómo viven el regreso a las aulas.

Atrás quedaron las maratonianas jornadas de playa, las comidas a deshoras y las cenas a media noche. Volvemos al cole y al trabajo, y para todos comienzan los nuevos horarios y otro ritmo de vida. El regreso a las aulas y al trabajo supone romper de forma radical con el desorden veraniego. Se impone la disciplina, y cuanto antes comencemos a aplicarla adaptando nuestro horario y nuestros hábitos alimenticios a la nueva realidad, más fácil y saludable será la vuelta a las obligaciones.

El primer día

El primer día de guardería o de colegio es vivido por muchos pequeños con gran angustia. Siguiendo algunos consejos, podemos disminuir esos temores. Ten en cuenta que la clase no es más que una prolongación de la educación que el niño está recibiendo en el hogar. Por eso, los padres deben contribuir a que estos dos mundos convivan de forma armónica y se complementen eficazmente.

Días antes del comienzo del curso conviene hablar con el pequeño de lo que se va a encontrar, de lo divertido que es y de la cantidad de amigos que va a tener. Y no sólo hablarle sino acompañarle para que conozca su clase. Las jornadas previas deberemos ir adaptando los horarios de forma progresiva para evitar un cambio brusco: acostarse temprano, levantarse un poco antes, respetar los horarios de las comidas del cole, etc. Cuando llegue el día de estrenarse como escolar, procura que uno de los dos le acompañe y se muestre contento, pues el niño es muy sensible al estado de ánimo de su madre o de su padre. Si te ve triste o con cara de preocupación, entenderá que no le vas a dejar en un buen lugar.

Vuelta al trabajo

En los mayores la vuelta al trabajo también puede provocar algunos inconvenientes, que se manifiestan en la aparición de ansiedad, tristeza, molestias estomacales, apatía, dolores de cabeza, irritabilidad, náuseas, taquicardias, etc. El principal culpable de esta situación es el desajuste horario, y el cambio de ritmo, de los ciclos de comidas y de nuestro tiempo de relaciones sociales. El entorno de trabajo es además un elemento fundamental que condiciona la aparición de estos síntomas, así como la percepción que tenemos de ese entorno y la relación con nuestros jefes, colaboradores y compañeros.

Pero, en cualquier caso, podemos evitarlos no dejando la vuelta de las vacaciones para el último momento, incorporándonos de forma gradual al trabajo (a poder ser en otro día que no sea lunes), compartiendo con los compañeros las experiencias y afrontando la nueva etapa con optimismo y energía renovada. Aprovechando el tiempo presente, único e irrepetible.


Los experimentados

La vuelta al cole siempre ha sido una mezcla de sensaciones: ganas por reencontrarse con los amigos, la curiosidad por conocer a los profesores del nuevo curso, pero también la tristeza por el final del verano y el adiós a las horas de ocio y de diversión. Muchos de ellos tendrán sentimientos de apatía durante los primeros días, mientras que otros se mostrarán ilusionados mientras forran los libros, ordenan sus lápices nuevos o estrenan mochila.

Para que tanto unos como otros se vayan más contentos al cole podemos ayudarles siguiendo unas sencillas pautas:
  • Los días previos puede ser útil que el niño se encuentre con sus compañeros de clase, en la calle o en casa, y que reanuden su amistad.
  • Los primeros días, organiza tiempos y horarios. Es importante levantarse con el tiempo suficiente para desayunar, asearse y vestirse. Para que todo vaya sobre ruedas, prepara la noche anterior su ropa y todo lo necesario para el desayuno. Y procura que sea cada niño quien organice su propia mochila, con sus libros.
  • Establece una rutina. Tenemos que acostumbrar a los pequeños a funcionar todas las mañanas siguiendo las mismas pautas Que ellos sepan que primero se desayuna, luego se lavan los dientes y después se visten, por ejemplo. O que mientras ellos terminan el desayuno, su madre se viste para ayudarles a ellos después.
  • Si es el primer día en un colegio nuevo, procurad llegar muy puntuales, para evitar que el niño se sienta observado por otros compañeros. Conviene también que participe en actividades extraescolares para que pueda intimar más con los compañeros.
  • De vuelta a casa durante los primeros días establece un rato de ocio antes de ponerse a estudiar o a hacer los deberes: por ejemplo, primero la merienda y ver un ratito la tele, los deberes y el parque.

Lo que cuesta la vuelta al cole

Los niños suelen afrontar el inicio del curso con ilusión. ¡es a sus padres a quienes más les cuesta! compaginar trabajo y familia, organizarse para que todo esté listo y comprar el material escolar son sus principales preocupaciones. cuatro amigas de fundación eroski nos cuentan cómo afrontan en sus hogares la vuelta al cole.

Rosa, Edis, Inma y Begoña representan a muchos padres y madres de nuestro país. Para estas cuatro Amigas de FUNDACIÓN EROSKI, estos días de septiembre son especialmente intensos. Mientras sus hijos viven con ilusión la vuelta al cole, ellas se apuran para tener todo listo: la ropa, el material escolar, los libros, las batas, las mochilas... Adaptarse a los nuevos ritmos y compaginarlos con su trabajo es otra tarea que tienen que asumir durante este mes que, para ellas, es como otra 'cuesta de enero'. Y no es casual que sean cuatro mujeres las que nos conduzcan en este reportaje, ya que sobre ellas recae este papel en la mayoría de las familias.

Las cuatro, vecinas de la localidad cántabra de Castro Urdiales, tienen hijos en edad escolar, entre los 3 y los 12 años, y afirman con una sonora carcajada que a ellas les cuesta mucho más la vuelta al cole que a sus hijos. "Ellos vuelven de vacaciones, van a encontrarse con sus amigos y están ilusionados, mientras que nosotras queremos tener todo controlado, que no se nos olvide nada... Adaptarse al nuevo horario les cuesta un poquito más" apunta Begoña.

Quieren algo distinto

Rosa añade que "los críos también se cansan de la playa. El verano está bien, pero llega un momento en que ellos quieren algo distinto y encontrarse de nuevo con los amigos. Luego, cuando empiezan con los deberes, les gusta menos. Intentamos ir acostumbrándoles poco a poco al nuevo ritmo. Por ejemplo, acostándoles más temprano los últimos días de las vacaciones. Pero les cuesta hacerlo, porque si se acuestan pronto, no se duermen... Aunque al cabo de una semana ya se han adaptado. Además los primeros días de colegio son más suaves y tienen menos trabajo y menos horas de clase".

Rosa Mª Ruíz
Amiga de FUNDACIÓN EROSKI y madre de una niña de 12 años

"Tienen hábito de estudio y se organizan bien"

Nuestros críos tienen inculcado el hábito de estudio y se organizan bien. Saben que todos los días tienen que dedicar un rato a estudiar y luego el tiempo que les queda libre, además de a las actividades extraescolares, pueden dedicarlo a ver la televisión o a jugar. Es una suerte que sea así.


Edis González
Amiga de FUNDACIÓN EROSKI y madre de tres niños de 6, 8 y 10 años

"No puedo aprovechar los libros ni el material escolar"

Las editoriales cambian los libros todos los años. Siempre introducen novedades y no puedo aprovechar ningún libro de un curso para otro. Tengo tres niños y la compra de los libros de texto y del material escolar supone un gran esfuerzo. No me parece normal que siendo textos de la misma editorial no pueda sacar provecho a ninguno.


Inma Torero
Amiga de FUNDACIÓN EROSKI y madre de dos niñas de 11 y 3 años

"Llevo mal el período de adaptación de la pequeña"

Como trabajo, llevo bastante mal el período de adaptación de la pequeña, que este año empieza el cole. Hay días en los que los niños van unas determinadas horas y en otros ni siquiera van. Para mi hija, que está acostumbrada a la guardería, creo que no es necesario. Tienes que tirar de abuelos, de amigos o de guardería.


Begoña Moreno
Amiga de FUNDACIÓN EROSKI y madre de dos niños de 12 y 8 años

"Marcamos el horario con las extraescolares"

Durante estos días, al comienzo del curso, establecemos un horario en el que incluimos las actividades extraescolares. Anotamos cómo va cada uno a su actividad (la natación o el fútbol), con quién va (con su padre o su madre), cómo se les recoge y con quién y a qué hora vuelve cada uno.


Inma también anda de cabeza estos días: ella trabaja, y la pequeña de la casa ha comenzado el curso escolar siguiendo el denominado período de adaptación. "No tiene clase todos los días ni todas las horas, sino que hay una reunión con los padres en la que nos indican los días que tiene que ir la cría. En el caso de mi hija, me parece innecesario porque ya está acostumbrada a la guardería. Si no tienes abuelos, familiares o amigos que se hagan cargo de ellos ¿qué haces? En mi caso, tengo que dejarla en la guardería antes de ir al cole".

Forrando libros

Rosa no trabaja y tiene menos problemas para adaptarse a los horarios escolares, pero reconoce que hay gente que incluso tiene que dejar unos días de las vacaciones para poder afrontar la vuelta a la rutina. “Los preparativos empiezan prácticamente desde julio, entonces encargamos los libros y además aprovechamos las rebajas para comprarles algún chándal o calzado si sabemos que van a necesitarlo", comenta.
"Durante estos días nos pasamos el día forrando libros y consiguiendo el material escolar", añade Edis. Y es que hasta última hora no conocen el material que van a necesitar sus hijos: "no te puedes arriesgar a adelantar la compra porque te piden cosas muy concretas, desde cuadernos con determinados colores o cuadrículas, hasta marcas de bolígrafos, depende además del profesor", advierte Begoña.

Todo el equipo

Los más pequeños no necesitan libros de texto pero sí varias batas con su nombre, ropa de repuesto, baberos, etc. "Normalmente tienen que llevar dos batas con el nombre bordado, en algunos lugares hasta tres, porque una la utilizan sólo para el comedor", explica Begoña. Los colegios les exigen además calzado con velcro, pantalones de goma sin cinturones ni tirantes o baberos para toda la semana. Y todo marcado con el nombre del niño.

Los mayores suelen necesitar un chándal para gimnasia más otros dos o tres para vestir, además de su ropa habitual. El gasto en ropa lo van asumiendo nuestras amigas de FUNDACIÓN EROSKI poco a poco, con previsión y aprovechando lo que pueden de los hermanos: “yo tengo un niño de la herencia”, bromea Begoña.

Edis, sin embargo, se lamenta de que puede aprovechar poca ropa porque lo que deja el mayor, al segundo no le entra, y lo del segundo le queda grande al pequeño: "el mediano, además, dice que la ropa de su hermano ya se la ha visto todo el colegio y que no la quiere".

Los mayores suelen necesitar un chándal para gimnasia más otros dos o tres para vestir, además de su ropa habitual. El gasto en ropa lo van asumiendo nuestras amigas de FUNDACIÓN EROSKI poco a poco, con previsión y aprovechando lo que pueden de los hermanos: "yo tengo un niño de la herencia", bromea Begoña.

Edis, sin embargo, se lamenta de que puede aprovechar poca ropa porque lo que deja el mayor, al segundo no le entra, y lo del segundo le queda grande al pequeño: "el mediano, además, dice que la ropa de su hermano ya se la ha visto todo el colegio y que no la quiere".

CUESTA DE SEPTIEMBRE

Nuestras amigas se quejan del elevado precio de los libros de texto y del material escolar. Antes del verano encargan los textos pero es ahora cuando tienen que desembolsar entre 120 y 150 euros por niño. A esta cantidad, deben añadir el precio del material escolar, no inferior a 60 euros. El material incluye desde cuadernillos de trabajo por cada libro (pueden ser hasta tres por texto) hasta cuadernos de diferentes colores para hacer los deberes, rotuladores o bolígrafos de determinadas marcas. Además, los niños también necesitan diccionarios, atlas, etc. Afortunadamente, algunos cursos cuentan con subvenciones: 1º, 2º y 3º de Primaria y 1º de la ESO. Las cuantías varían entre los 100 euros de Primaria y los 150 de Secundaria.

La implantación paulatina de esta gratuidad está aliviando la inversión y el esfuerzo que tienen que hacer durante este mes muchas familias con varios hijos en edad escolar.

Y más teniendo en cuenta que es muy difícil heredar los libros pues, según afirma Edis, aunque sean de la misma editorial, todos los años cambian algo. Una razón más para que nuestras amigas afirmen que afrontan septiembre como otra cuesta de enero.


El día a día

Un día en la vida escolar de nuestras amigas está marcado por unas pautas que se repiten todas las mañanas. Todas coinciden en la organización matinal: "primero me levanto yo para ducharme tranquilamente y luego llamo a la cría para que se vista y desayune", comenta Rosa. "Me levanto muy pronto, me organizo primero yo y luego voy levantando a los tres de uno en uno para meterles en la ducha, pero hay días que el mayor se ducha con el pequeño o al revés, y ya me desorganizan todo. El del medio además es muy tranquilo y muy lento", explica Edis. Begoña apostilla que desde que implantó la obligación de hacer la cama antes de salir "no fallan ni un día".

Merienda, deberes, y tele

Por las tardes, sus hijos reparten el tiempo entre la merienda, las actividades extraescolares, los deberes y la televisión. “Lucía tiene 11 años y comienza 1º de la ESO. Siempre hace los deberes ella sola”, subraya Inma.

La hija de Rosa y el hijo mayor de Begoña también comienzan 1º de la ESO: "pasan de ser los mayores del cole a los pequeños del instituto". "Tenemos la suerte de que nuestros críos tienen el hábito de estudio y ellos solos se organizan bien, saben que un tiempo es para la merienda, otro para los deberes y lo que queda para ver la tele", recalca Rosa. Así lo cree también Begoña: "los míos se organizan ellos solos, en función del horario que marcamos al principio del curso. Hay un sólo día que no tienen actividades extraescolares y ellos se organizan para agrupar los deberes en ese día". Edis disiente: "¡ay! yo tengo uno que me lleva de cabeza, me tengo que sentar con él a hacer los deberes y hay veces que son las once y media de la noche y ya está llorando él y estoy llorando yo".

Y es que el curso escolar comienza para todos, no sólo para los niños.

Bernabé Tierno
Psicólogo, pedagogo y escritor

"Marcamos el horario con las extraescolares"

Con motivo del nuevo curso escolar los adultos iniciamos también nuestro ‘nuevo curso’. La rutina del día a día supone para bastantes personas un importante desajuste físico, psíquico y emocional, sencillamente por el hecho de tener que adoptar un nuevo ritmo. Unas personas, las más positivas y entusiastas, sabrán adaptarse y empezar el nuevo curso con renovadas ilusiones desde el primer día; y otras, más tendentes a la melancolía y el negativismo, tardarán unos días y hasta semanas.

Las menos positivas deben pensar que la vida es cambio y dinamismo, y en consecuencia, es una maravilla la novedad de ‘volver a empezar’, muestra evidente de que estamos vivos, que tenemos un trabajo y que la vida, nuestro mayor valor, sigue su curso. Lista de las cosas positivas que nos reporta la nueva andadura que iniciamos:
  • Disfrutar de la compañía de los compañeros de trabajo con los que seguiremos compartiendo nuestras horas de alegría, de dificultades, de buenos momentos y de momentos regulares.
  • La rutina del día a día tiene su parte positiva en el sentido de que ya estamos acostumbrados, nos sabemos la tarea y no tenemos porqué preocuparnos o angustiarnos ante lo que es habitual.
  • La familia también inicia su ritmo normal y es motivo para el reencuentro y el compartir experiencias: los hijos hablan de sus profesores, sus amigos , las nuevas asignaturas y el ambiente del colegio y los padres de las vivencias de sus compañeros de trabajo, de nuevos proyectos y de cómo se presenta el nuevo curso. Todo ello tiene su parte gratificante y positiva de diálogo, compartir anécdotas y experiencias y en definitiva ‘hacer familia’ de la manera más sencilla, participativa y beneficiosa para todos.

Frente a los posibles sentimientos de tristeza es fundamental comenzar desde el primer día como si estuviéramos entusiasmados aunque no lo estemos y lanzarnos al agua de la vida cotidiana sin miramientos. Para animarnos y tener una visión más positiva, recordemos que por suerte cada semana disponemos al menos de dos días (sábado y domingo) de unas ‘minivacaciones’ que debemos saber disfrutar y valorar.


<< Ir a la portada


Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Al ritmo de las Aulas | Pequeños atletas | Ejercicio físico y ocio activo | Menú Idea Sana de... | Se consolida el consultorio de alimentación tras 4 meses en servicio | Bocados tiernos | La reina del río | Las ventajas del frío | Complementos dietéticos | Consuelo Crespo | Rosa Mª Ruíz | Edis González | Inma Torero | Begoña Moreno | Bernabé Tierno | Martín Fiz | María Neira | Jesús González | Patricia Alija | Pilar Isasi | Ramón Sánchez-ocaña | Santiago Cuerda | Beatriz Geijó | Joaquín Mencos | Leopoldo Suárez | Gustavo Liras | Marta Toribio | Francisco Lozano Aller | Eva Mutante | Mª Eugenia Lasso | Trabajadores, clientes y amigos eligen financiar el proyecto de Fundación Ecológica y Desarrollo | Convenio para mejorar la gestión medioambiental de las Islas Baleares | 'Verano ecológico' difunde respeto por la naturaleza entre los clientes | Éxito de participación en la campaña 'Detengamos los incendios forestales' | Por sexto año consecutivo, ponemos en marcha la campaña '25 para 2015' | EROSKI recauda 50.086 euros para los afectados por el seísmo de Indonesia | Nueve trabajadores de EROSKI viajan a Perú como voluntarios | Idea Sana EROSKI 'se moja' por la esclerósis múltiple en Madrid | Publicada la memoria de actividades de la Asociación Española de Pacto Mundial

Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a CONSUMER.es EROSKI


Otros temas en IDEA SANA:
Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia |Ahorro, cuesta de enero |Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso |El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir