Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


Ahorro, cuesta de enero
La alegría del puchero

Para templar nuestra temperatura corporal y conseguir un buen aporte de energía no hay como un cocido rebosante de legumbres, hortalizas y embutidos. Prácticamente, cada región tiene sus propias recetas y sus condimentos. Chorizos, longanizas, pancetas y tocinos alegran los pucheros del invierno.

Chorizos, compangos, botillos, tocinos, pancetas, morcillas... Todo cabe en los pucheros de invierno para dar sabor a platos austeros y tradicionales como los garbanzos, las alubias, los repollos o las sopas. Nuestra cocina más tradicional conoce las virtudes de estos alimentos energéticos y en cada rincón de nuestro país podemos encontrar diferentes variantes sobre este tipo de potajes. El cocido madrileño, el pote asturiano, la berza gaditana, el cocido montañés o la escudella catalana son algunos ejemplos.

El origen de los potajes y cocidos está en la interpretación cristiana en el siglo XV de un plato judío llamado adafina preparado con garbanzos, fídeos, pollo, huevo duro y alubias. Se componía de tres platos: garbanzos, alubias y verduras, y carnes y sopa. Después se le añadieron las patatas, el tocino y otros derivados del cerdo. A partir de ahí, surgió la olla podrida cristiana y todos los cocidos y potajes de nuestro país. La palabra ‘podrida’ proviene de ‘poderida’ que significa poderosa. Este plato castellano es especialmente típico de la provincia de Burgos.

Para conseguir una buena olla, lo mejor es seguir el método tradicional: poner a remojo la noche anterior las legumbres para que se rehidraten. Sin embargo, para rebajar la gran cantidad de calorías que aportan estos platos nutritivamente muy completos, conviene cocer las legumbres, las verduras y los embutidos por separado, intentando en todo momento retirar la grasa que vayan soltando. Y es que, hoy en día, la mayor parte de los trabajos no requiere del esfuerzo físico de antaño donde se precisaban grandes dosis de energía.
En cualquier caso se trata de un plato que requiere orden y tiempo. En general, se colocan en una cazuela las carnes y los huesos cubiertos de agua fría, se calientan y cuando empiezan a hervir se baja el fuego y se va retirando la espuma que genera el caldo. Después, se añaden los garbanzos y una media hora antes de que finalice su cocción, se echan las verduras limpias. La berza y el repollo, y los embutidos se cuecen por separado, en otras dos cazuelas.

Los de toda la vida

Entre los potajes más tradicionales de nuestro país se encuentra el cocido madrileño que se toma en tres partes: de primero la sopa de fídeos; de segundo los garbanzos, las hortalizas y las verduras; y finalmente las carnes.
El montañésincorpora berza, alubias, garbanzos, cordero, cerdo, morcilla, jamón, chorizo, patatas, huesos y hortalizas.
La denominada berza gaditana es un cocido andaluz al que se le añade tocino. Este tipo de potaje incorpora entre sus ingredientes la calabaza, el pimentón y el azafrán. Si se le añade chorizo se denomina cocido colorao.
La olla podrida castellana lleva alubias, verduras y diversos tipos de carne y embutido: orejas y patas de cerdo, costilla, morcilla, chorizo, etc.
El pote gallego en vez de garbanzos utiliza alubias blancas con patatas y carne de cerdo.
L’escudella i carn d’olla catalana añade toda clase de carnes de ternera, cerdo, gallina, huesos, butifarra, judías y garbanzos en la misma proporción y repollo.
Los embutidos adoptan también diferentes nombres y variantes según las comunidades autónomas. Así en León se elabora el botillo del Bierzo que es una especie de chorizo que se come sólo en cocidos; y la cecina, una carne parecida al jamón, ligeramente salada.
En Asturias, se denomina compango al conjunto que forman la morcilla, el chorizo, la panceta y el lacón

Los mejores embutidos

Entre los embutidos de nuestro país que cuentan con denominación de origen se encuentran la cecina de León, el botillo del Bierzo o la Sobrassada de Mallorca.

  • La cecina de León es una carne ahumada y desecada de vacuno, aunque puede ser también de oveja, cabra o ternera. Es una carne ligeramente salada, parecida al jamón. Se utiliza para preparar potajes y cocidos, ensaladas o guarniciones para acompañar carnes y pescados.
  • El botillo del Bierzo es una especie de chorizo de tripa gorda y ancha que se come en caliente junto con un guiso.
  • La sobrasada de Mallorca se compone de carne de cerdo, magro y tocino, pimentón, sal y pimienta. Normalmente, se encuentra en tarrinas para untar aunque también puede presentarse en longaniza o en forma de bola.

Pote Asturiano     4 personas

  • 400 g de fabes,
  • 8 hojas de berza,
  • 2 morcillas,
  • 2 chorizos,
  • 1/4 de kg de lacón,
  • 1 trozo de tocino entreverado de unos 150 g,
  • 1 hueso de jamón,
  • 1/2 kg de patatas,
  • 2 dientes de ajo,
  • aceite
  • sal (poca)
Poner a remojo las fabes y el lacón la noche anterior en agua templada. Después, escurrir las fabes e introducirlas en la pota con todos los embutidos y carnes y un chorretón de aceite. Cubrir con agua fría y poner al fuego. Cuando hierva, quitar la espuma, bajar el fuego y dejar cocer todo durante unas dos horas. Cocer a parte la berza en agua fría con sal, ajos y aceite. Una vez hecha se añade al pote junto con las patatas peladas, se rectifica de agua y sal y se deja hasta que estén tiernas las patatas. Antes de servir conviene dejar reposar el pote un rato con la tapa para que no se enfríe.

Morcilla el complemento perfecto

La morcilla es otro de los productos habituales en nuestras ollas. Este derivado del cerdo se elabora a base de sangre, manteca, cebolla y arroz o verduras. Es un alimento muy calórico con un alto contenido en proteínas y grasa. Es además muy versátil y no sólo se utiliza para acompañar a potajes y cocidos sino que se puede cocinar sola, frita o cocida, para rellenar pimientos, acompañar lasañas y revueltos o como ingrediente de hojaldres y salsas. Sus aplicaciones son numerosas y los grandes cocineros han recuperado el sabor de este sencillo producto para confeccionar sus mejores platos.
La morcilla más conocida de nuestro país es la de Burgos, que se fabrica con arroz. Se caracteriza por su sabor soso de final picante y al mismo tiempo ligero. Su textura es suave y uniforme, y su aroma está condicionado por el uso de las especias.

Chorizo el rey del cocido

No hay potaje, ni siquiera un sencillo plato de legumbres que no cuente con él. El chorizo es, sin duda, el rey del cocido. Este embutido se elabora básicamente con carne de cerdo, grasa, sal y pimentón dulce o picante. Se trata de un alimento muy calórico, que aporta minerales como el sodio, el hierro o el cinc.
Si se compra en piezas enteras, podemos conservarlo colgado en un lugar fresco. No conviene cortarlo hasta que vaya a ser consumido para que no se seque. Si lo adquirimos cortado en lonchas, debe mantenerse en la nevera cubierto con un papel de aluminio o de plástico. Para meterlo en el puchero, te aconsejamos que utilices un chorizo dulce. En muchas comunidades, especialmente del interior, puedes encontrar chorizos de calidad: desde el chorizo riojano, al segoviano de cantimpalos, el leonés, el de Salamanca, etc.

Panceta y tocino los más jugosos

Estos dos manjares del cocido son la parte adiposa del cerdo, la que se encuentra bajo el lomo entre la pata trasera (el jamón) y la delantera (la paletilla). El tocino sólo proporciona grasa mientras que la panceta, en función de la cantidad de carne que contenga, aporta proteínas. A la panceta también se la denomina tocino entreverado. Siempre se presentan con la piel y se comercializan frescos, salados o ahumados.

   << Ir a la portada


Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Ahorrar es una Idea Sana | Maneras de cocinar | La alegría del puchero | Ande yo caliente… | Aroma de café | Tazas humeantes | Calor en la nieve | Envejecer de forma saludable | Dieta rica y variada | En forma a los setenta | El menú de... | Una delicia de pescado | Queso en lonchas, mil soluciones | Brunch, dos en uno | Alimentos depurativos | Cremas naturales | Trabajadores y clientes deciden qué proyecto solidario financiará eroski | Programa de Voluntariado 2006 | Famosos por una buena causa | Pequeños atletas solidarios| Al circo para apoyar la integración | Cuidar el planeta depende de todos | Un éxito para el medio ambiente | Ana Duato | Charo Pérez Ayala | Begoña Calvo | Javier Hernández | Bernabé Tierno | José Antonio Pavón |Esther Molina |Alexander Telletxea | Javier Andrés | María Gallego | Carmen Bastida | Ana Aliaga | Jesús Llona Larrauri| Nerea Basterra| Silvia Llorens| Mercedes Filgueira| Olga Fernández| Rosana Romero| Joaquín Caparrós| Emi Rodríguez| Luis Garcerán| Raquel Gómez| Pau Serrano| Alberto Soteres

Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a CONSUMER.es EROSKI


Otros temas en IDEA SANA:
Ideasana abril 2007 | Ideasana marzo 2007 | Ideasana febrero 2007 | Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia | Ahorro, cuesta de enero | Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso | El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir