Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


Ahorro, cuesta de enero
Calor en la nieve

El esquí es el deporte de temporada. Practicarlo sin riesgos ayuda a mantener una buena forma física mientras se disfruta de paisajes de ensueño que liberan el estrés. Entra en calor practicando el deporte más frío y conoce los beneficios para tu salud y las precauciones que debes tomar antes de ponerte los esquís.

Estamos en plena temporada. Cumbres nevadas, estaciones a pleno rendimiento, tiendas de deportes en rebajas, la semana blanca para los escolares... Todas las condiciones invitan a escaparse a la nieve, ese manto blanco que proporciona tan buenos momentos al aire libre.

Esquiar se ha convertido en el deporte de moda. Sin embargo, no todo el mundo tiene la capacidad y la preparación física necesaria para desarrollar una actividad que requiere un gran esfuerzo. Lanzarse por las pistas sin un calentamiento previo, o sin estar habituado a practicar algún tipo de ejercicio, puede provocar lesiones graves y duraderas.
Las malas condiciones físicas y las ganas de aprovechar al máximo el tiempo en las pistas son las culpables de muchos accidentes y de no menos agujetas. Para practicar cualquiera de las tres modalidades de esquí: alpino, de fondo y snowboard se requiere una preparación física adecuada. Según explica el doctor Pedro Sanz, médico de pistas de la estación de Candanchú (Huesca), todo el que vaya a practicar esquí “tiene que hacer algo de deporte”

Preparación física previa

El doctor Sanz matiza que para el esquí de fondo es necesaria una preparación de resistencia. Se debe hacer deporte de forma habitual, “una media de 30 minutos al día”, mientras que para las otras dos modalidades convendría realizar un entrenamiento inicial similar para luego “hacer springs y recuperación, y trabajar con aparatos, especialmente las piernas”.

“El esquí alpino y el snowboard son ejercicios anaeróbicos, de descargar baterías rápidamente, de intensidad elevada y duración limitada. El esquí de fondo, sin embargo, es un deporte aeróbico de intensidad moderada y continua”, explica. En general, para el esquí de fondo se deben trabajar brazos y piernas y para el alpino y el ‘snow’, piernas y tronco.

Esquí alpino, de fondo y snowboard un mundo de opciones blancas

  • Esquí alpino: es el más popular y conocido entre los aficionados a la nieve. Consiste en bajar cuestas empinadas sobre los esquís, ayudándose de dos bastones. Se trata de un ejercicio que requiere de una preparación física adecuada. Se necesita fuerza muscular, resistencia, reflejos y buena coordinación. Como si patinases sobre la nieve.
  • Esquí de fondo: combina llanos, ascensos y descensos, y utiliza también esquís y bastones. Es un ejercicio aeróbico en el que es muy importante el dominio de la técnica, ya que se emplean de forma simultánea brazos, piernas y tronco. Como si caminases sobre la nieve.
  • Snowboard: se practica sobre una tabla de menor longitud que el esquí pero más ancha, sobre la que se colocan los dos pies. Es una modalidad que cada día tiene más adeptos, especialmente entre la gente joven. Se requiere una gran resistencia en las extremidades inferiores. Como si hicieras surf sobre la nieve.

    Lesiones

    “Como norma general, a la hora de practicar el esquí conviene estar bien físicamente. Cuanto más deporte se haga, mejor”, añade Sanz. Sólo de esta forma se evitarían muchos accidentes. “Hemos notado un aumento en el número de lesiones. La media es de 4 ó 5 por cada mil esquiadores por fin de semana. Hay muchos esguinces, roturas de tibia y peroné, de ligamentos cruzados... Entre los que practican ‘snow’, estamos teniendo muchas luxaciones de hombro y fracturas de muñeca. En el esquí de fondo hay pocas lesiones, porque no hay contacto con otros esquiadores, pero puede haber hipotermias o lipotimias si no se ha comido bien”.

      

    Un buen desayuno

    Para resistir una jornada en la nieve es fundamental realizar un buen desayuno, alto en calorías, abundante y de fácil digestión, pues normalmente no se vuelve a comer hasta la noche. Se pueden incluir: cereales, tostadas con mantequilla, mermelada, miel, bizcochos, jamón, huevos o embutido, zumos de frutas, lácteos, etc. El doctor Sanz añade que se debe hacer una cena el día anterior a base de hidratos de carbono o de pasta.

    “Un buen desayuno es muy importante porque mientras esquiamos vamos gastando energía, y a parte de evitar las agujetas, prevenimos muchas lesiones, ya que la lesión se produce cuando el cuerpo no sigue a la cabeza” subraya.
    En cualquier caso, si se toman todas las precauciones necesarias, el esquí es un deporte beneficioso para el cuerpo y para el alma: ayuda a mantenerse en forma, permite respirar aire puro y sobre todo disfrutar de jornadas muy agradables junto a la familia o los amigos.

      

    A partir de los 4 ó 5 años

    Los niños pueden comenzar a practicar este deporte a partir de los 4 ó 5 años, edad en la que tienen un mayor control sobre los movimientos y el equilibrio. Aunque pueden acercarse a la nieve incluso antes para que vayan familiarizándose con el medio. La mayor parte de las estaciones cuentan con guarderías o jardines de nieve con monitores donde pueden hacerlo. Eso sí, los pequeños deben ir bien equipados: indumentaria que no cale, gorro que tape las orejas, protección solar, gafas de sol e incluso casco para protegerles en caso de caídas.

    “Es fundamental que los niños estén protegidos. Muchas veces no damos importancia a su indumentaria y pensamos que con algo baratito ya vale. Y efectivamente puede ser barato pero no hay que olvidar los esquís a medida y el casco hasta los 12 ó 13 años”, puntualiza Sanz.

      

    Normativa y seguridad

    Para evitar sustos y accidentes existen unas normas de actuación dictadas por la Federación Internacional de Esquí que debe conocer todo el que se calce unos esquís. Fundamentalmente son:

    • Tener precaución con los demás esquiadores y evitar molestarles o ponerles en peligro.
    • Extremar la precaución y adecuar la velocidad a las condiciones del terreno y de cada esquiador, a la densidad de corredores, la meteorología, etc.
    • Siempre tiene preferencia el esquiador que va por delante. Quien se aproxime por detrás debe conservar una distancia mínima de seguridad.
    • Se puede adelantar por la izquierda y por la derecha pero siempre respetando esa distancia mínima.
    • Evitar paradas en medio de la pista, especialmente en zonas estrechas o de escasa visibilidad.
    • Al incorporarse a una pista hacerlo de forma progresiva sin poner en peligro a los demás esquiadores.
    • Los ascensos y descensos a pie se realizan al borde de la pista para evitar colisiones.
    • Hay que respetar la señalización de la pista.
    • El esquiador tiene la obligación de prestar ayuda en caso de accidente.
    • En caso de presenciar un accidente se tiene la obligación de identificarse y ofrecer su testimonio.

      

    Javier Hernández
    Amigo de FUNDACIÓN EROSKI de Zaragoza”

    "Es un deporte que engancha rápidamente”

    Empecé tarde a practicar esquí pero me enganchó rápidamente. Es un deporte que te proporciona grandes emociones. El sentimiento que te invade cuando te deslizas por la pista es único y encima lo haces en medio de un paisaje precioso. A mí siempre me ha gustado mucho el monte, así que el esquí colma todas mis aspiraciones: deporte y naturaleza en uno. Si a eso le añades que normalmente suelo ir con amigos, la experiencia es altamente gratificante y divertida. El único inconveniente es que esquiar sigue siendo un deporte caro: el equipo, la estancia, el forfait, la comida, el viaje... Al final sólo puedo ir un par de fines de semana en todo el invierno.

    << Ir a la portada


    Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

    MENÚ DE CONTENIDOS

    Portada | Ahorrar es una Idea Sana | Maneras de cocinar | La alegría del puchero | Ande yo caliente… | Aroma de café | Tazas humeantes | Calor en la nieve | Envejecer de forma saludable | Dieta rica y variada | En forma a los setenta | El menú de... | Una delicia de pescado | Queso en lonchas, mil soluciones | Brunch, dos en uno | Alimentos depurativos | Cremas naturales | Trabajadores y clientes deciden qué proyecto solidario financiará eroski | Programa de Voluntariado 2006 | Famosos por una buena causa | Pequeños atletas solidarios| Al circo para apoyar la integración | Cuidar el planeta depende de todos | Un éxito para el medio ambiente | Ana Duato | Charo Pérez Ayala | Begoña Calvo | Javier Hernández | Bernabé Tierno | José Antonio Pavón |Esther Molina |Alexander Telletxea | Javier Andrés | María Gallego | Carmen Bastida | Ana Aliaga | Jesús Llona Larrauri| Nerea Basterra| Silvia Llorens| Mercedes Filgueira| Olga Fernández| Rosana Romero| Joaquín Caparrós| Emi Rodríguez| Luis Garcerán| Raquel Gómez| Pau Serrano| Alberto Soteres

    Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a CONSUMER.es EROSKI


    Otros temas en IDEA SANA:
    Ideasana abril 2007 | Ideasana marzo 2007 | Ideasana febrero 2007 | Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia | Ahorro, cuesta de enero | Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso | El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

    NUESTROS SITIOS WEB:
    Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


    ©Fundación Eroski

    info@ideasana.com

    Subir