Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


Navidad, ahorra en tus compras
Unas fiestas saludables

Los placeres gastronómicos juegan un papel primordial en estas fechas. Las mesas se surten de suculentos manjares en comidas y cenas que alteran nuestras costumbres alimentarias cotidianas. En este artículo encontrarás las claves para disfrutar de las fiestas sin caer en excesos que perjudiquen tu bienestar.

Las fiestas navideñas son sinónimo de diversión y alegría. En ocasiones, también de excesos gastronómicos que derivan en malas digestiones, un descanso nocturno defectuoso y algún que otro kilo de más cuando enero asoma por el calendario. El doctor Camilo Silva, especialista en Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universitaria de Navarra, nos ofrece las claves para disfrutar de unas fiestas saludables.

1. Planifica los menús


“Planifica los menús navideños con antelación”. Ahorrarás tiempo y dinero. Antes de comprar, ten presente el número de comensales para los que vas a cocinar y la cantidad de alimentos que vas a necesitar para elaborar tus recetas. Y recuerda que no estás obligado a epatar a tus invitados con un desfile interminable de platos, porque como afirma el doctor, “el éxito de un banquete navideño debería valorarse más por la amabilidad de los comensales y el cariño en la preparación que por la cantidad de comida que hay en la mesa, ­que, en estas fechas, suele ser más que suficiente­”.

2. Puntualidad en la mesa


La puntualidad a la hora de sentarse a la mesa es “muy importante”. Tu organismo está acostumbrado a una rutina diaria y si se retrasa el inicio de las comidas, se altera. Por lo tanto, mantén tu horario habitual de comidas y no te saltes ninguna. El doctor Silva desaconseja realizar largos periodos de ayuno antes o después de una gran comida, “ya que podemos alterar notablemente el ritmo de nuestro apetito, y llegaremos a la siguiente comida con más hambre de lo habitual, ingiriendo así un mayor número de calorías”.

3. Moderación en el plato


No te excedas en la cantidad de las raciones. Si algún comensal se queda con hambre, siempre puede repetir. Prueba de todo, pero con moderación. “En general, todos los alimentos son buenos; los problemas surgen cuando la cantidad o frecuencia no son las adecuadas. Una persona sana, si come con moderación, puede disfrutar sin ningún problema de cualquiera de los menús típicos de la Navidad”.

4. Para comer: menús ligeros


En estas fechas, los menús hogareños se asemejan a los banquetes de bodas, con sus elaboradas recetas rebosantes de calorías. Sin embargo, obsequiar a los invitados con nuestro mejor repertorio culinario no tiene por qué estar reñido con la salud.
  • Entrantes: los aperitivos suelen suponer “un aporte energético importante”. Prepara entrantes ligeros, sin salsas, que contengan mucha verdura y pocas grasas. Las sopas también son una excelente opción.
  • De primero: pocos platos son tan sanos como las ensaladas. Frías o templadas, siempre resultan ligeras, vistosas y deliciosas. Échale imaginación. Las hay de hongos y langostinos, con ventresca y manzana confitada, de espárragos y sepia...
  • De segundo: un besugo, una dorada o un rape son los perfectos sustitutivos de las carnes rojas, que son más calóricas. Si te decantas por la carne, elige aquellas con poca grasa, como el pollo, el pavo y la pularda. Limita también el uso de salsas, especias y picante.
  • De postre: una macedonia, un sorbete de frutas o una infusión te ayudarán a hacer la digestión.

5. Para beber: mucha agua


En Navidad es habitual regar las comidas con buen vino y cava. Una costumbre que alegra el espíritu pero que también pasa factura. A los consabidos efectos perjudiciales para el organismo, se suma “el elevado contenido calórico de las bebidas alcohólicas”. También es habitual ­y no sólo en Navidad­ confundir la sensación de hambre con la de sed, por lo que “es conveniente beber agua a lo largo de todo el día y también en las comidas”. De esta forma, conseguimos mantener una correcta hidratación y disminuir el consumo de alcohol y refrescos azucarados. Y recuerda: si bebes, no conduzcas.

6. Cuidado con la sobremesa


Por regla general, las sobremesas navideñas suelen prolongarse hasta bien entrada la tarde, o la madrugada. Son momentos propicios para disfrutar de la buena compañía pero también para picotear dulces, bombones o beber una cantidad excesiva de vinos dulces o licores. “Además, la conversación, la diversión y los villancicos priman sobre el hecho de comer, lo que nos puede llevar a no advertir el exceso que estamos realizando”.

7. Momentos dulces


Turrones y demás dulces típicos de estas fechas se convierten en el tradicional punto final de las comidas. Es más, sin ellos, para muchas personas la Navidad no sería lo mismo, por lo que, en opinión del especialista de la Clínica Universitaria de Navarra, “no parece razonable eliminarlos de la dieta”. Una dulce tentación en la que es recomendable caer “con moderación ­ya que pueden aportar un exceso significativo de calorías casi sin darnos cuenta­ y preferentemente en momentos concretos, evitando el picoteo entre horas”. Recurre a los dulces elaborados artesanalmente con ingredientes naturales.

8. Tiempo para el deporte


La estrategia más saludable para cuidarte durante estas fiestas consiste en compaginar una alimentación equilibrada con la práctica de ejercicio físico. Como apunta el experto, “las vacaciones no deberían ser sinónimo de sedentarismo. Por el contrario, pueden constituir un momento propicio para iniciar la recuperación de un bajo tono físico”. Un consejo especialmente dirigido a las personas con obesidad o sobrepeso. Dar un paseo de al menos 30 minutos es la forma más sana de imbuirse en el ambiente navideño de nuestros pueblos y ciudades. Además de compensar los excesos culinarios, te ayudará a liberar tensiones y a estar más relajado.

9. Limita los excesos


En Navidad no todos los días son festivos. Por eso el doctor Silva recomienda limitar los ‘excesos alimentarios’ exclusivamente a las celebraciones propias de estas fechas: Nochebuena, Navidad, Fin de Año y Reyes. Y entre celebración y celebración, realizar comidas y cenas frugales (caldos bajos en grasa, yogures, fruta...). Respeta también las horas de sueño. “El trasnoche, las cenas copiosas, las digestiones pesadas y los cambios en los horarios pueden disminuir la calidad de nuestro descanso nocturno y, por tanto, encontrarnos más cansados durante el día, con un incremento de la somnolencia y una disminución de nuestro rendimiento físico e intelectual”.

10. Comprar con cabeza


Programar tus compras navideñas con anticipación es una Idea Sana. Así evitarás las aglomeraciones de última hora, podrás informarte adecuadamente antes de comprar y aprovecharás mejor el presupuesto disponible.

En el momento de realizar tus compras navideñas, toma en cuenta los siguientes consejos:

  • Lleva una lista con todo lo que piensas adquirir, estableciendo prioridades.
  • Compara precios y calidad, visita distintos establecimientos si es necesario.
  • Exige que el etiquetado de todos los productos te proporcione la información básica de seguridad y calidad en su idioma.
  • Tienes derecho a que te muestren lo que vas a comprar, a conocer cómo funciona y preguntar aquello que necesites saber. No realices la compra si tienes dudas o si no te dejan ver lo que quieres comprar.
  • No lleves grandes sumas de dinero en la cartera.
  • Adquiere juguetes educativos que desarrollen la imaginación y la creatividad en los niños.
  • Evita juguetes que resulten peligrosos para el niño o no sean adecuados a su edad o características personales. Si incluyen pilas, cuida que éstas no se vuelvan un peligro para la salud de tus hijos.
  • Dona los juguetes usados pero en buen estado. Muchos niños te lo agradecerán y tus hijos aprenderán a compartir.
  • No te entusiasmes con comprar ahora y pagar después. De todas maneras, vas a tener que pagarlo, por lo que es importante que saques tus cuentas y analices si podrás pagar el total de las cuotas.
  • No olvides guardar siempre el ticket o factura de tu compra. En caso de desperfectos o problemas de calidad en los productos adquiridos, estos documentos te permitirán ejercer la garantía legal que tienen estos productos.

David Guillamón
Amigo de FUNDACIÓN EROSKI de Cuenca

Mantengo mi ritmo de vida habitual”

En Navidad mantengo mi rutina diaria. Al igual que durante el resto del año, me gusta levantarme temprano y hacer ‘footing’. Soy una persona deportista, y los días que no practico ejercicio físico me siento raro, es como si me faltara algo. Eso sí, la gastronomía es una de mis debilidades y, aunque me gusta comer limpio, durante estas fechas no suelo privarme de nada. La clave está en la moderación. Mi madre es una gran cocinera y, en Nochebuena, nunca falta un buen pescado y cordero. Y, en mi caso, nada de alcohol. Sólo un poco de champán a la hora de los brindis. Con un poco de voluntad es posible comenzar el año nuevo lleno de energía.

<< Ir a la portada


Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Fantasía de Navidad | Unas fiestas saludables | El espíritu de la Navidad | Un mundo de tradiciones | Toque navideño en la mesa | El árbol, ¿natural o de plástico? | Reyes de verdad | La opinión del niño | Joyas del mar | Más que asados | Placer carnal | Pescado al horno | Sabor tropical | Granos afortunados | Para todos los paladares | Jamón, jamón | Manjar visceral | Postre para compartir | Dulces de Navidad | Sabrosa energía | Navidad vegetariana | Menú Idea Sana de... | Martín Berasategui | José Antonio Pavón | Agustín Saura | Roberto Ventureira | Mª Luz Talledo | Manuel López | Sonia del Rio | Juan Carlos Muro | Rafael Nieto |Ramón G. Fernández |Alejandro Arriola | José Enrique Garrigós | Carmen Álvarez | Manuel López | Begoña Larrañaga | Por una alimentación saludable| Entrega de ropa y calzado a ONG| La importancia de reciclar

Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a CONSUMER.es EROSKI


Otros temas en IDEA SANA:
Ideasana abril 2007 | Ideasana marzo 2007 | Ideasana febrero 2007 | Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia | Ahorro, cuesta de enero | Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso | El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir