Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


Otoño, nuevo curso
Dosis de energía


La mermelada es el ingrediente más goloso de todo buen desayuno. Este alimento nutritivo y natural se encuentra en el mercado en diferentes variedades, adecuadas para todo tipo de dietas. Incluir la mermelada en el desayuno aporta además unas buenas dosis de energía para comenzar cada jornada.

El otoño es la estación de las conservas de fruta, las compotas, las jaleas y las confituras. Muchas abuelas aún dedican estos meses para preparar artesanalmente las mermeladas que consumirán a lo largo del invierno.

Estos alimentos ricos en nutrientes provenientes de la fruta, en azúcar, fibra, minerales y antioxidantes, no contienen prácticamente grasas, salvo las que aparecen en pequeñas trazas en las frutas, por tanto, su aporte energético proviene del azúcar, combustible ideal para deportistas.

Por esta razón, la mermelada suele utilizarse en los desayunos y siempre asociada a tostadas o rebanadas de pan. Y es que aporta la vitalidad suficiente para comenzar el día con energía y afrontar así las actividades diarias.

El resto de los nutrientes que contiene provienen de la fruta: fructosa, ácidos diversos, vitaminas, minerales, aminoácidos, etc. Además, los colorantes naturales que poseen estos productos tienen un efecto antioxidante beneficioso para la salud.

Desde los romanos

Conservar la fruta con algún tipo de edulcorante natural es una práctica que viene realizándose desde la época de los romanos, cuando a la fruta le añadían su peso en miel y la hervían para hacerla más consistente. Con la llegada de los árabes y la introducción en nuestro país de la caña de azúcar y el algarrobo, comenzó a hacerse la mermelada prácticamente como la conocemos hoy en día.

Los árabes añadían a la fruta su mismo peso en azúcar y una pizca de harina de algarrobo y la mantenían en el fuego hasta que obtenían la densidad deseada. En la Edad Media se convirtió en un manjar de reyes y viajó con ellos allá donde fueron, extendiendo por toda Europa este producto español.

El rey Carlos V, por ejemplo, lo introdujo en Alemania y Países Bajos. Con el paso de los años, estos países adaptaron a sus costumbres la receta y el nombre.

El origen de su nombre, sin embargo, sigue siendo dudoso. Algunos aseguran que procede de las palabras miel y manzana mientras que otros piensan que viene de la palabra portuguesa marmelo, que significa membrillo. Por su parte, los franceses la denominaron confitura -del verbo confitar-, y los ingleses, desde la época de Isabel I, pasaron a llamarla marmalade.

Como la fruta fresca

Actualmente, la fabricación artesanal que realizaban nuestras abuelas, con una cocción en un viejo puchero de la fruta y el azúcar a partes iguales, se ha sustituido por un proceso de evaporización lo más corto posible, a bajas temperaturas, que ayuda a mantener todas las características de la fruta fresca.

Este dulce placer para disfrutar en desayunos y meriendas y utilizar en numerosas recetas de repostería, se encuentra en el mercado en diferentes variedades. La ley distingue entre mermeladas extra y mermeladas (Real Decreto 670/1990 del 25 de mayo). Las primeras presentan un porcentaje de fruta entera cocida por cada 1000 gramos de producto acabado no inferior a 500 gramos; y las segundas un porcentaje no inferior a 300 gramos.

Por tanto, la cantidad de fruta y de azúcar que contienen determina la distinción entre las mermeladas tradicionales, bien extras o normales, y las bajas en calorías, para aquellos consumidores que aprecien su valor nutricional pero necesiten un menor contenido energético.
En nuestro país, se distingue además entre mermeladas y confituras. Algo que no ocurre en el resto de la UE, donde normalmente se consumen confituras, que son productos más azucarados, con textura de gel, más densa y espesa que la mermelada.

El consumo de mermelada está directamente ligado al desayuno. Cada vez más se distingue entre desayunos rápidos entre semana y de fin de semana, más relajados en los se busca un desayuno más completo y caprichoso. La repostería y las meriendas son otros de los usos habituales de la mermelada, especialmente la de sabores tradicionales como la fresa, el melocotón o la ciruela.

De capricho

En el mercado se multiplican las mermeladas de otro tipo de sabores: zarzamora, frutas del bosque, frambuesa, mora, etc, más asociados a momentos de antojo. En cualquier caso, su consumo va siempre asociado a las tostadas de pan, bien de barra o de molde, y también al consumo de mantequillas o margarinas vegetales, normalmente lights o que ayudan a regular los niveles de colesterol. El mercado de mermeladas y confituras mueve en nuestro país cifras que alcanzan los 81 millones de euros. Se calcula que sólo los hogares consumen alrededor de 26.700 toneladas al año.

Inma Sardón
Amiga de FUNDACIÓN EROSKI (Salamanca)

"Todos los días tomo tostadas con mermelada de naranja y ciruela"

Para mí el desayuno es la comida más importante del día por lo que me gusta dedicarle bastante tiempo. De hecho me despierto con ganas de comer, no sé si es porque ceno poco. Normalmente desayuno un café con leche para despertarme y dos tostadas con mantequilla y mermelada. Lo hago sentada tranquilamente y viendo la televisión, mientras me informo de lo que pasa por el mundo. Utilizo una mantequilla que dice que “es buena para controlar el colesterol”, fundamental para mí pues tengo niveles altos, y uso mermelada de dos sabores. Me gusta untar una rebanada con mermelada de naranja y otra con mermelada de ciruela. En casa, yo misma me encargo de comprar la mermelada. Aunque no tomo zumo de naranja lo sustituyo por la rica y nutritiva mermelada.

<< Ir a la portada



Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Orden de otoño | Ideas Sanas para disfrutar del otoño | Con las pilas cargadas | Cultura ‘tupper’ | Desayunos vitales | Dosis de energía | Sorbos de salud | ¡A merendar! | Al pan, pan | Prevenir la obesidad | Las dudas de los clientes | La diabetes | La esencia del sabor | La despensa nutritiva! | Bueno, redondo y barato | Kiwi, concentrado de vitaminas | Hortalizas de puchero, energía garantizada | Recetas | Manuel Torreiglesias | Samuel Eto'o | Marta Martínez | Julio José Moreno | Javier Aranceta | Jenny Villapún | Inma Sardón | David Ojeda | Sagrario Alvarez | Ángel García Quismondo | Juan Mari Irigoyen | Mónica Negreiro | Jaime Gómez-Pineda |Eloina Linares |José Mari Luzarraga | Mayte Villeta | Campaña ‘25 para 2005’ | Varias ONG reciben productos por valor de 378.900 euros | Vacaciones solidariarias | Campaña para recoger y reciclar cartuchos de tinta

Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a CONSUMER.es EROSKI


Otros temas en IDEA SANA:
Ideasana abril 2007 | Ideasana marzo 2007 | Ideasana febrero 2007 | Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia | Ahorro, cuesta de enero | Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso | El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir