Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


La vida florece en primavera
Alivia los síntomas de la alergia al polen


Llega la primavera y con ella el principal factor desencadenante de procesos alérgicos en esta época del año: el polen, una sustancia que supone una amenaza para cerca de seis millones de españoles. La detección precoz y la adopción de una serie de hábitos ayudan a minimizar los molestos síntomas de la alergia primaveral por antonomasia.

Con la llegada de la primavera, además de pájaros e insectos comienzan a revolotear por el cielo de campos y ciudades pequeñas sustancias, invisibles a simple vista, que suponen una amenaza para el 15% de la población española: el polen. Finalizado el invierno, muchas plantas comienzan a producir millones de granos de polen –el gameto masculino de las flores– que son esparcidos a la atmósfera para ser fecundados. Aunque resulta inofensivo para la mayor parte de las personas, el polen supone un auténtico quebradero de cabeza para casi seis millones de españoles que, con el inicio de esta estación, sufren reacciones alérgicas al inhalar estas diminutas partículas.

De todos los cambios estacionales, la primavera es la época del año que más afecta a nuestro organismo. Efectivamente, la primavera la sangre altera. Sobre todo la que corre por las venas de quienes padecen alergia al polen, o como dicen los expertos, polinosis. Para estos alérgicos, el inicio de la estación más floreada del año supone volver a lidiar, pañuelo en mano, con los síntomas característicos de la alergia primaveral por antonomasia. La enfermedad polínica más frecuente es la rinoconjuntivitis, que se manifiesta por el picor e irritación de ojos, nariz, paladar y faringe. En segundo lugar se sitúa el asma bronquial, que afecta a un 35% de la población alérgica al polen en España. No hay que olvidar que el 80% de todos los asmáticos lo son por causa alérgica.

La alergia es una reacción anormal del organismo frente a sustancias, denominadas alérgenos, que en la mayoría de la personas resultan inofensivas. Nuestro cuerpo contiene una serie de componentes –células y proteínas que conforman el sistema inmunológico– que se encargan de defenderlo cuando es agredido por agentes extraños. Sin embargo, en ocasiones, el organismo percibe como peligrosas sustancias que no lo son, produciendo una respuesta exagerada. Algunos alimentos, medicamentos y, en primavera, el polen son las sustancias que con más frecuencia producen alergias.
Cuando los síntomas antes mencionados aparecen repetidamente cada primavera, lo más probable es que se padezca polinosis. En este caso, lo primero es acudir al alergólogo para asegurarnos de que el polen es el causante. Hay que recordar que la alergia es una enfermedad crónica y que, hoy por hoy, no tiene cura. Las vacunas –que reconducen la respuesta del organismo ante el alérgeno– y los medicamentos –antihistamínicos y corticoides– ayudan a mejorar y controlar los síntomas, pero no hacen desaparecer la enfermedad.

Alimentos saludables que nos ayudan

La naturaleza nos ofrece alimentos cuyo consumo en esta época del año nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico y contribuye a mitigar los molestos efectos de la alergia al polen:

  • Jalea real: potencia las defensas del organismo. Es recomendable tomarla por la mañana y en ayunas.
  • Llantén y pulmonaria: las infusiones de estas dos plantas herbáceas son también eficaces antes y durante los procesos alérgicos. Vierte dos cucharadas en medio litro de agua y toma la infusión caliente, con miel o jengibre, a lo largo del día.
  • Manzana, cebolla y espinaca: son ricas en quercitina, una sustancia que ayuda a prevenir la congestión y las reacciones alérgicas al polen.
  • Kiwi, naranja y tomate: son ricos en vitamina C, un antihistamínico natural que alivia la congestión.
  • Melocotón, papaya y brócoli: son ricos en betacaroteno, que transformado por nuestro organismo en vitamina A ayuda a reforzar el sistema inmunitario.
  • Aguacate: es rico es magnesio. Ayuda a despejar pulmones y bronquios.

Consejos prácticos
La primera recomendación es alejarse de la sustancia que provoca la alergia. Para evitar el contacto con el polen podemos establecer una serie de medidas que ayudará a mitigar los efectos de esta alergia primaveral:

  • Cierra las ventanas por la noche para evitar que el polen entre en casa. Si es necesario, utiliza el aire acondicionado, que limpia, enfría y seca el aire.
  • Evita las actividades al aire libre entre las 5.00 h y las 10.00 h de la mañana, periodo en el que la concentración de polen es mayor en la atmósfera. Procura permanecer en espacios cerrados cuando el recuento de pólenes sea alto.
  • Mantén cerradas las ventanillas del coche cuando viajes. Instala filtros en el sistema del aire acondicionado del vehículo y revísalos con frecuencia. Si viajas en moto, usa un casco integral.
  • Evita cortar el césped, pasar junto a él cuando esté recién cortado y tumbarte en la hierba.
  • No cuelgues a secar la ropa al aire libre. El polen puede acumularse en ella.
  • Lava con frecuencia la ropa de cama.
  • Retira alfombras y moquetas.
  • Usa gafas de sol cuando salgas a la calle.
  • Si es posible, coge vacaciones durante el periodo de polinización de más intensidad, y viaja a una zona libre de pólenes. La Red Española de Aerobiología realiza recuentos polínicos cada semana en más de 40 puntos de la geografía peninsular. Consulta sus previsiones en el teléfono 957 218 719 o en la dirección de correo electrónico rea@uco.es.
  • Toma de forma regular los medicamentos prescritos por el médico y en la dosis adecuada. No aumentes la dosis con la intención de que disminuyan los síntomas.
  • Evita el tabaco. El tabaquismo pasivo aumenta la incidencia y la gravedad de las alergias respiratorias. El clima también influye. Así, en los días lluviosos y los días nublados y sin viento los síntomas disminuyen, ya que la lluvia limpia la atmósfera y la ausencia de viento evita el desplazamiento del polen. Por el contrario, el tiempo cálido, seco y con viento favorece una mayor distribución del polen y, en consecuencia, un aumento de los síntomas.

Marta Velasco
Marketing Marcas Propias EROSKI

“Consigue la máxima suavidad con los pañuelos de papel CONSUMER”
Desde su aparición en el mercado, los tissues y pañuelos de papel han evolucionado de la limpieza facial a los resfriados, desbancando desde hace tiempo al tradicional pañuelo de tela. Triunfa la comodidad del ‘usar y tirar’.

Algunos de sus usos son sonarse la nariz, secarse las manos, limpiarse la cara o las gafas. ¿Quién no lleva un paquete de pañuelos en su bolsillo? Los tissues en cambio constituyen un elemento decorativo en el baño, sobre la cómoda, en la oficina, en el coche... y se emplean para desmaquillarse, durante alergias y resfriados o para limpiar cualquier superficie. En estas fechas en que atacan las alergia primaverales, así como en muchas otras, los pañuelos de papel nos acompañan en infinidad de momentos en nuestra vida cotidiana.
Hemos renovado la gama de Pañuelos y Tissues CONSUMER con nuevos productos. Una gran variedad, que incluye los básicos 3 capas, los 4 capas Suave y como novedad los Pañuelos Compactos Poqt, que satisfacen con su práctico y cómodo tamaño todas las necesidades.
También encontramos los especiales para resfriados y alergias: Hydraderm que incorporan una loción hidratante dermatológicamente testada que evita las irritaciones en la zona buco-nasal típicas de los procesos gripales o catarrales y Mentol para respirar de la forma más rápida los principios balsámicos de la menta.
En cuanto a los faciales, además de los 2 capas blanco y bicolor aparecen los Tissues Faciales Suave formados por 3 capas de papel tissue a partir de optima mezcla de fibras de celulosa 100% y las Decobox, ideales para poner en cualquier lugar y disponibles en 4 diseños distintos. ¡Escoge el tuyo!

Factores desencadenantes
La alergia no está presente desde el nacimiento, sino que se desarrolla con el paso del tiempo. Y aunque cualquiera puede hacerse alérgico, hay personas que por herencia desarrollan la enfermedad con mayor facilidad. “No se hereda la alergia en sí, sino la predisposición para hacerse alérgico”, explica el doctor Antonio Peláez, presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). “Si uno de los padres es alérgico, su hijo tendrá un 20% de probabilidad de ser alérgico; si lo son los dos, el porcentaje se eleva hasta el 50%. Aunque el niño no tiene porqué ser alérgico a la misma sustancia que sus progenitores”.

Junto al componente genético, el otro factor desencadenante es “la exposición a sustancias capaces de producir la reacción alérgica”. Si una persona está expuesta al alérgeno de forma prolongada y en cantidades más elevadas de lo habitual, puede convertirse en alérgico aunque por herencia no estuviese predispuesto. El factor ambiental es uno de los principales responsables del notable incremento de personas alérgicas al polen registrado desde la década de los 80. Concretamente, “en los últimos 20 años se ha duplicado el número de pacientes que desarrollan reacciones alérgicas, sobre todo en los países desarrollados”, apunta el presidente de SEAIC.

Según estudios epidemiológicos recientes, este incremento ha sido causado por la contaminación atmosférica, principalmente en las ciudades. Los expertos aseguran que la coincidencia con otros factores como el aumento en el consumo de tabaco y la falta de exposición a los gérmenes en la infancia ha sido decisiva en el crecimiento del número de alérgicos. Además, los pacientes sufren síntomas cada vez más intensos, durante más tiempo y son sensibles a más tipos de pólenes.
La alergia puede aparecer a cualquier edad aunque se manifiesta con mayor frecuencia en la infancia y adolescencia. Según datos de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP), el 10% de los niños españoles con edades comprendidas entre 6 y 14 años padece algún tipo de alergia; casi un millón de niños. En el caso de la alergia al polen “no suele manifestarse hasta que el niño cumple los 8 o 10 años”, afirma el doctor Peláez.

La inmunoterapia precoz es la mejor vía para prevenir la polinosis. “Cuanto antes sepamos si nuestro hijo es alérgico, mejor calidad de vida tendrá en el futuro –afirma el experto–. Gracias a un diagnóstico temprano podemos evitar, por ejemplo, que una rinitis alérgica derive en una bronquitis”. La vacunación frente a las gramíneas –las plantas responsables del mayor número de alergias por polinización– reduce entre un 80 y un 90% los síntomas de la rinitis. Al primer síntoma (picor de nariz y ojos, estornudos repetidos, mucosidad, dificultad al respirar) acude al alergólogo para que realice las pruebas pertinentes y establezca el tratamiento adecuado.

Dra. Elena Alonso
Coordinadora del Comité de Educación Sanitaria de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica

La alergia al polen en los niños
Si su hijo estornuda, con estornudos repetidos, en salvas, tiene mucosidad clara como ‘agüilla’, se frota la nariz, tiene las conjuntivas de los ojos enrojecidas y con picor, y esto le ocurre coincidiendo con la época de floración, debe sospechar que tiene una alergia a pólenes. Si esto se repite cada vez que llega la primavera, la sospecha se convierte prácticamente siempre en certeza. Si a su hijo le ocurre alguno de los cuadros descritos consulte a su médico y, si los síntomas son importantes, solicite que le remita al alergólogo. Es necesario saber a qué se es alérgico y conocer la vegetación más frecuente en la zona en que se vive y su época de polinización. El polen no puede evitarse pero si puede reducirse la exposición mediante medidas ambientales de prevención:

  1. Evite las salidas al campo. Las plantas de interior no son causa de polinosis.
  2. Modifique las actividades de ocio familiar procurando realizarlas en ambientes cerrados.
  3. Ventile la casa por la mañana, después de las 10 h. Evite corrientes de aire y cierre también las ventanas por la noche.
  4. Viaje con las ventanillas de los vehículos cerradas.
  5. El niño puede utilizar gafas de sol. Las mascarillas resultan llamativas y pocos niños las necesitan.
  6. Cambie al niño de ropa al volver a casa y dúchelo para disminuir la cantidad de polen que arrastra la ropa y el pelo.
  7. Si es posible utilice aire acondicionado en su domicilio y en el coche.
  8. Evite zonas donde se esté cortando césped o podando arizónicas, aligustre u otros arbustos alergénicos.
  9. En época de plena polinización acuda a zonas de playa donde la humedad hace que los pólenes no floten en el aire.
  10. Infórmese de los picos de polinización a través de la prensa o de la web www.seaic.es (en zona de control de pólenes) o de la web de la Sociedad de Alergia de su comunidad autónoma.

Perros alérgicos

La primavera también causa alergia a algunos perros. Al igual que los seres humanos, estos animales pueden desarrollar alergia al polen y a los ácaros del polvo, entre otras sustancias. Con la diferencia de que los pobres animales tienen más dificultades para decirnos que las están padeciendo. Se calcula que entre un 20 y un 30% de los canes sufre reacciones alérgicas. Las razas más predispuestas son el pastor alemán, dálmata, caniche, yorkshire terrier, setter irlandés y golden retrievers, entre otras. Para saber si tu mascota padece alguna alergia debes tener en cuenta los siguientes síntomas:

  • Se rasca el cuerpo constantemente.
  • Frota su cara contra la alfombra o los sillones.
  • Su piel está reseca, enrojecida y presenta rozaduras e inflamaciones.
  • Se lame con asiduidad sus patas, la única parte del cuerpo donde los perros tienen glándulas sudoríparas, y éstas se inflaman con las alergias.
  • Presenta infecciones de oído y pierde pelo.
  • Si el problema se hace crónico, puede sufrir problemas respiratorios, como tos, estornudos y silbidos bronquiales.

<< Ir a la portada



Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | La vida florece en primavera | Comida sana aire libre y...¡llénate de energía! | Alivia los síntomas de la alergia al polen | Mantener a todos los insectos a raya | Beber agua, la forma más fácil de cuidarse | ¡Muévete corazón! | Cálzate y siente la tierra bajo tus pieso | De paseo con el 'peque' | Luis Llongueras | Edurne Pasaban | Gervasio Deferr | Jesús Sáez De La Fuente | Joaquín Rey | Bernabé Tierno | DRA. Montserrat Barbany | Jokin Matxinandiarena | Moustapha Amar | La obesidad un problema 'de peso' | Enseña a tus hijos a comer sano | Alimentos funcionales ayudan a prevenir | El rey de la granja | Pescado congelado, natural y nutritivo | El antibiótico natural | Aceituna, la reina de los aperitivos | Vinagre, un mago en la cocina | El toque del queso rallado en tu plato | Flores en el plato más que un adorno |Melón, dulce y refrescante |Ricas tanto solas como acompañadas |La IV Campaña de Comercio Justo de EROSKI e Intermón-Oxfam ha informado a 150.000 consumidores |“Ha sido un viaje inolvidable, la alegría y solidaridad de la gente de Senegal son un ejemplo para todos”

Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a CONSUMER.es EROSKI


Otros temas en IDEA SANA:
Ideasana abril 2007 | Ideasana marzo 2007 | Ideasana febrero 2007 | Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia | Ahorro, cuesta de enero | Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso | El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir