Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


La Navidad
El verde navideño


HERMOSO Y SIMBÓLICO, EL ABETO SE HA CONVERTIDO EN INVITADO INELUDIBLE DE ESTAS FIESTAS. EL ARTIFICIAL ES LA MEJOR ALTERNATIVA PARA NO DAÑAR LA NATURALEZA. TEN EN CUENTA EL PUNTO VERDE Y ECOLÓGICO A LA SIEMPRE BLANCA NAVIDAD.

‘Picea abies’, ‘abies concolor’, ‘abies masjoani’, ‘picea exabies masjoani’, ‘picea excelsa’... No, no es el comienzo de ningún salmo religioso, son algunas de las variedades del gran protagonista navideño: el abeto. Un árbol que, cada diciembre, abandona su papel secundario en el reino de las coníferas para reclamar el centro del escenario en las casas de media España. Una tradición que ha sido importada de las culturas germánicas, y cuyo origen hay que buscarlo en los rituales paganos de las tribus centroeuropeas, en donde el árbol evocaba una imagen del universo, un espíritu de inmortalidad y eterno retorno a la Tierra. Precisamente, esa vinculación con la madre naturaleza es la que hay que reivindicar en estas fechas, ya que, como apunta gráficamente Juan Luis Boart, de Ecologistas en Acción: “La Tierra no tiene por qué pagar las fiestas de los humanos”. Se trata, por tanto, de combinar la celebración navideña con el respeto al medio ambiente, y para ello nada mejor que apostar por los árboles artificiales, que cumplen perfectamente el papel ornamental y simbólico de la Navidad. Además, esta opción garantiza una limpieza y reciclado sencillo, así como la facilidad en su traslado y conservación.

No todo lo artificial vale

En este sentido, Raquel Gómez, responsable de bosques de WWF/Adena, apela al sentido común a la hora de las compras: “No se necesita un árbol vivo. Nosotros recomendamos el árbol artificial y sólo el natural en los casos donde se asegure su replantación”. Pero el problema radica en que es muy difícil que ese abeto siga viviendo, ya sea por las altas temperaturas de los hogares o la falta de funcionamiento de los servicios de recogida: “Es un hecho que la mayoría de ellos terminan en los vertederos y, por otra parte, habría que cerciorarse antes de que la compra se realiza en un vivero con buenas condiciones de cultivo, que la conífera no haya sido arrancada de su hábitat natural”. Para los que aún están remisos, existen otras vías que tampoco perjudican el medio ambiente. Se puede utilizar una rama podada de un árbol mayor, una parte que ya está muerta, y dura todas las fiestas. En cuanto al árbol artificial, hay que tener en cuenta principios generales, como evitar el PVC o asegurarse de que las ramas estén bien sujetas, para que los niños no se las lleven a la boca.

Cuidar el entorno

Otra costumbre a olvidar es la de coger musgos y arrancar acebos para los belenes. El musgo es tan frágil que no tiene supervivencia posible una ver cortado, mientras que el acebo hay que comprarlo vivo. Por si faltasen razones, ambas plantas cumplen funciones primordiales para el medio ambiente. Los musgos, que crecen sobre rocas, suelos y cortezas de árboles, contribuyen a la formación y conservación de los suelos. El valor ecológico también destaca en los acebos, pues, sobre todo en invierno, suministran refugio y alimento a especies de la fauna silvestre. De esta forma retienen gran cantidad de agua, creando un microambiente favorable para la germinación de semillas y que el entorno siga siendo verde.

Cómo decorarlo

Lo habitual es colocar numerosas bolas de cristal o plástico, normalmente de colores muy vivos; pequeñas luces de formas originales; algún que otro lazo de tonos dorados o plateados y figuras navideñas. La punta se suele coronar con la estrella que guió a los Reyes Magos hacia el portal de Belén o un ángel como símbolo de paz y prosperidad. Si se busca un toque más infantil, los más pequeños de la casa pueden ayudar creando adornos de plastelina o papel plata, dibujos del colegio e incluso algún peluche.

LAS PLANTAS QUE BRILLAN EN NAVIDAD

Muérdago.

Es una planta parásita que se alimenta de las especies sobre las que se encuentra, chupándoles su savia. Gracias a su característica de permanecer siempre verde, ha sido considerada ancestralmente como una planta sagrada, un signo protector que aporta suerte y fertilidad. En Navidad, sus ramilletes se cuelgan en los marcos de puertas, del techo o las ventanas, ya que la tradición dice que trae buena suerte. También se afirma que la mujer que en Nochebuena reciba un beso bajo él, contraerá matrimonio durante el año siguiente o quedará embarazada, si ya está casada.

Flor de pascua.

Quizá la más decorativa. Su nombre científico, euphorbia pulcherrima, significa la más pulcra, es decir, la más bella. Se la conoce también como poinsettia, porque fue introducida en Estados Unidos en 1825 por Joel Robert Poinsett, entonces embajador en México. Y es que fueron los aztecas los primeros en cultivar esta vistosa planta, que destaca por sus brácteas en forma de hojas coloreadas de rojo, salmón o amarillo, que hacen la función de pétalos.

Acebo.

Este arbusto de hoja perenne es uno de los símbolos claros de la Navidad. Autóctono del Mediterráneo, es una especie protegida en España; por tanto, está prohibido cortar sus ramas en el campo. A su vez, es una planta con propiedades medicinales, pues sus hojas y corteza se han utilizado para curar la fiebre y el reumatismo. Como curiosidad, los conejos disfrutan royendo sus ramas cuando quieren recuperar el apetito.

DECORAR EL VERDE

ANDREA BULLA

Amiga de Fundación EROSKI

“En nuestra casa hemos optado siempre por adornar las plantas que tenemos durante todo el año para no comprar un árbol vivo que tenga que ser arrancado. Nuestra palma africana y, a veces hasta el ficus, se visten todas las navidades de fiesta. Utilizamos lo mismo que para el tradicional árbol: bolas, piñas, espumillón, luces, las típicas tarjetas de felicitación… Eso sí, procuramos cambiar todos los años”.

<< Ir a la portada

Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Manjares para celebrar | Navidad de mar | La tentación de la carne | Racimos de salud | Bocado de reyes | El auténtico sabor | El toque de gracia de la fiesta | Artistas del fogón | Bodega | Menú por tres euros | La tradición golosa | Anfitriona de lujo | El verde navideño | Festín para los ojos | Juguetes | La magia de la Navidad | Benefactores de Oriente | El imperio de la consola | Hábitos de consumo | Perfumes | El placer de regalar | Al aire libre | Destinos de ensueño | Maquillaje | Prepárate para la fiesta | Empleo y solidaridad | Alzheimer | Deporte como estilo de vida | Quien tiene una mascota tiene un tesoro | ¡Ponte en marcha! Por un planeta más limpio | Recicla tus hábitos y selecciona vidrios | La ecología al volante | Recogida de tóner y móviles | Idea Sana te recomienda en consumer.es

Qué es Idea Sana | Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a consumer.es


Otros temas en IDEA SANA:
Ideasana abril 2007 | Ideasana marzo 2007 | Ideasana febrero 2007 | Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia | Ahorro, cuesta de enero | Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso | El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir