Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


Dormir
Dormir bien, cuestión de hábitos


Irnos a la cama sólo cuando tenemos sueño, crear un ambiente relajado y cenar siempre a la misma hora son sólo algunas pautas que nos pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño. Nuestra memoria, creatividad y capacidad de trabajo se verán recompensadas.

Mantener un estilo saludable de dormir puede ayudarnos a obtener una mejor calidad de nuestro sueño. Basta con emprender una serie de rutinas previas que preparan nuestro organismo para el descanso. Es lo que los expertos denominan ‘higiene del sueño’. Y es que los beneficios de dormir bien se hacen patentes durante el día: mejora nuestra capacidad de atención, de creatividad e incluso de memoria. Un estudio reciente efectuado por investigadores alemanes ha evidenciado que el cerebro aprovecha las horas de sueño para organizar la información registrada durante el día.
Ahora bien, ¿qué es exactamente la higiene del sueño? Los expertos la definen como un compendio de recomendaciones que, en gran parte, son de sentido común, pero que no siempre cumplimos. La primera norma es conseguir una cantidad óptima de sueño, siempre de acuerdo con las necesidades propias de cada uno. También ayuda el tener horarios regulares, manteniendo fija la hora de levantarse –incluido el fin de semana– e irse a la cama.
Entre esta serie de consejos se encuentra el de mejorar el ambiente en el que se duerme, teniendo en cuanta el ruido, la temperatura, la luz y la humedad. Además, hacer ejercicio físico de manera habitual, sin caer en los excesos, nos ayudará a relajarnos antes de acostarnos.
Por otro lado, es muy importante que regulemos la nutrición y huyamos de modas. Nos ayudará mucho el que procuremos que el horario de comidas sea siempre el mismo, ya que de este modo evitamos los cambios de peso, que favorecen la aparición del insomnio. El estrés es una de las principales causas de la falta de sueño por lo que hacerle frente es otra de los consejos que aportan los expertos. Evitar sustancias como el alcohol, la cafeína y la nicotina es esencial ya que perturban de manera considerable nuestro sueño.

En cambio, sí que es recomendable la toma de una infusión o un té caliente antes de acostarnos, porque forma parte de una rutina que ayuda a relajarnos e, incluso, en el caso del té, a mejorar nuestras digestiones. En este punto conviene recordar que es aconsejable beber el té con hora y media de antelación antes de acostarnos. El motivo no es otro que el de evitar el posible efecto estimulante de la teína, sustancia que contiene esta bebida.

Té rojo y verde: salud a la taza Bárbara de Epalza Azqueta
Marcas Propias Alimentación de Grupo EROSKI

El Té Rojo y Té Verde surgen de la misma planta del té negro. El primero está elaborado a partir de hojas y brotes tiernos, y se trata de una de las bebidas más antiguas y apreciadas del mundo, especialmente en los países asiáticos. Además, el té verde contiene flúor, propiedades antioxidantes y mejora las defensas naturales del cuerpo. Su aroma y sabor son refrescantes. Por otro lado, el té rojo es originario de la región china de Yunnan. Su especial color rojizo y su particular sabor terroso se obtienen tras un largo proceso de maduración. Además, se caracteriza porque ayuda a perder peso, tiene un sabor agradable y reduce el nivel de colesterol. Una vez que hemos elegido el té adecuado, la pregunta es: ¿cómo preparar la mejor taza? Pues bien, la tetera se calienta con un poco de agua, que se hace girar en su interior, se tira y se deja secar antes de verter en ella el agua para la infusión. Entonces se introduce el agua caliente y se tapa la tetera. Para aprovechar al máximo las propiedades de cualquier infusión aconsejamos seguir las recomendaciones indicadas en el envase.

"El insomnio infantil también tiene consecuencias en los padres"

Eduardo Estivill
Jefe de la Unidad del Sueño del Instituto Dexeus de Barcelona

El insomnio es el trastorno del sueño infantil más frecuente y puede afectar desde lactantes de seis meses hasta niños de cinco años. Los síntomas van desde la dificultad para empezar a dormir hasta los habituales despertares durante la noche. Los niños que padecen insomnio suelen tener sueño superficial, se muestran inquietos y cualquier ruido les despierta. Además, se caracterizan por interrumpir el sueño hasta quince veces y les es imposible volver a conciliarlo de manera espontánea y sin ayuda. Al observarlos, los padres tienen la sensación de que están vigilando continuamente.
El insomnio infantil también tiene consecuencias en los padres que, a menudo, reciben consejos de los abuelos, vecinos, amigos… y tienen la percepción de que los niños de los demás duermen mejor que los suyos. Entonces, las reacciones de autoculpa son frecuentes e incluso la sensación de inseguridad se hace evidente intercambiándose acusaciones de culpabilidad. El rechazo hacia el niño puede hacerse patente mostrando en ocasiones actitudes agresivas, que normalmente son verbales.
Durante el primer año de vida, el niño aprende varios hábitos, entre ellos el de comer y el de dormir correctamente cobran una importancia relevante. Los niños pueden aprender a dormir solos, acompañados de los padres, en el sofá, en su cama o en la de los padres, pero las normas que acompañan el acto de dormir deben ser dictadas por los adultos.
Ante el insomnio infantil, los padres cuentan con algunos recursos. Consultar al pediatra, la lectura de libros sobre el tema y transmitir al niño la idea de que puede dormir solo son algunas rutinas eficaces. Es muy importante que el niño sienta afecto y que note que no se le deja sólo ante el problema. Otro aspecto a tener en cuenta son las pesadillas. Los padres deben saber distinguir entre un mal hábito de sueño y una pesadilla. Ante el insomnio conviene desterrar los fármacos, que carecen de eficacia.

<< Ir a la portada



Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Dormir bien para vivir más y mejor | Dormir bien, cuestión de hábitos | Decálogo para tener una espalda sana y fuerte | Las claves para un buen descanso | Un buen desayuno te carga de energía | Haz deporte y llénate de vitalidad | Mascotas, fuente de bienestar | Antonio Vela Bueno | Blanca Fernández Ochoa | Manuel Martínez | Ramón Sánchez Ocaña | Carmen Posadas | Carne de cordero | Foie Gras, degusta esta exquisita tentación | Lechuga, verde que te quiero verde | Racimo de vida | Frutos secos, bocados de energía | Potajes, sopas y cremas para el frío | Sevilla, blanco y albero | Conducción y medio ambiente, a debate | Fundación para la Diabetes | Idea Sana te recomienda en consumer.es

Qué es Idea Sana | Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a consumer.es


Otros temas en IDEA SANA:
Ideasana abril 2007 | Ideasana marzo 2007 | Ideasana febrero 2007 | Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia | Ahorro, cuesta de enero | Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso | El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir