Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


Primavera ¡Siempre en forma!
Emilio Butragueño


"Tener una familia unida ayuda a mantenerse en forma"

Emilio Butragueño copó buena parte de los titulares deportivos durante su etapa como jugador de élite. Su rapidez dentro del área lo hacían terrible para el rival y definitivo para su equipo. Idea Sana le entrevista en el Santiago Bernabéu para preguntarle cómo se mantiene en forma... y muchas cosas más.

‘El Buitre’, ‘El caballero de la cancha’. Y detrás de esos sobrenombres una misma persona: Emilio Butragueño. Como jugador marcó una época y su apodo bautizó a una generación de jugadores irrepetible: ‘La quinta del Buitre’. El actual Director General Deportivo Adjunto del Real Madrid recibe a Idea Sana en la que siempre ha sido su segunda casa: el estadio Santiago Bernabéu.

I.S.: Colgaste las botas en el 98 tras una brillante carrera deportiva en el Real Madrid y tu paso por el Atlético de Celaya en la liga mexicana. ¿Cómo afronta su retirada un jugador que ha conseguido los títulos más importantes para un futbolista?
Emilio Butragueño: Pues fíjate que yo desde que entré en el Real Madrid ya me planteé qué iba a hacer cuando me retirase. Me acuerdo perfectamente: con 20 años entré en el vestuario, dentro estaba Vicente del Bosque –eran sus últimos meses como profesional– y entonces me dije, ‘si Vicente del Bosque se va, significa que algún día me va a tocar a mí’. Así que siempre tuve claro que iba a llegar ese momento y lo que intenté fue prepararme para cuando llegara.

I.S.: ¿Qué sentías cuando notabas que ese día se estaba acercando y que tu carrera llegaba a su fin?
Emilio Butragueño: Es cierto que, a medida que se acercaba ese momento, había cierta angustia. No puedo negarlo porque es como nacer otra vez. Comienza una nueva vida llena de incertidumbres. Uno no sabe muy bien hacia dónde va a ir. Siempre tiene esa parte de fascinación. Soy muy competitivo y me gustan los retos y en ese momento no sabía si iba a seguir teniendo retos.

I.S.: ¿Cuál fue tu siguiente reto?
Emilio Butragueño: Desde los 28 años, que es cuando terminé mi carrera de Empresariales, me dije ‘¿cuál es el siguiente paso?’. Yo soy un obseso de la formación, por eso decidí irme a EE UU. Considero que en la medida en que uno esté mejor formado luego tiene más posibilidades de, por lo menos, sentirse a gusto consigo mismo. Aunque llega también un momento en que es una insatisfacción permanente porque uno no puede acumular tanto conocimiento como quisiera. Es imposible por tiempo y por capacidad. Pero sí me preocupó desde siempre qué iba a ser de vida. Es más, ahora también; tengo 40 años, voy a hacer 41, y me pregunto dónde estaré cuando tenga 47, esa es la verdad.

I.S.: ¿Y en que momento decides que como jugador no puedes aportar más a tu equipo pero quizá sí como directivo?
Emilio Butragueño: Tuve suerte porque fue todo muy fluido. Durante mi último año en Celaya (México) me dediqué a intentar establecer contactos en EE UU. Mi idea era conocer una organización deportiva profesional para ver cómo funcionaba. Y por las circunstancias de la vida, a los dos días de regresar a España, a finales de agosto del 98, un amigo que vivía en Los Ángeles me llama y me dice "tengo un buen contacto en Los Dodgers –un equipo de béisbol de la liga americana– y, además, tengo un curso extraordinario para ti en UCLA –una de las mejores universidades americanas–". Esa noche lo pensé y mi mujer me apoyó –mi mujer es fantástica–. Y ahí empieza una historia extraordinaria de unos 11 meses muy productivos. ¡Y por primera vez pude estar con mis hijos todos los fines de semana! Curiosamente, un año después, me llamaron para ofrecerme ser asesor del secretario de Estado para el Deporte, que entonces era Paco Villar. Era una experiencia completamente nueva y estaba relacionada con el deporte, así que acepté. Fui muy feliz allí. Luego me llamó el Real Madrid. Hubo unas elecciones, un cambio de presidente –ganó Florentino Pérez– y en enero de 2001 empecé a trabajar en el club.

I.S.: Has sido un jugador muy admirado y reconocido tanto dentro como fuera de España. Ver que llegaban nuevos valores que iban a ocupar tu puesto, ¿cómo afectó a tu ego?
Emilio Butragueño: Uno de los problemas del ser humano es el ego. Bueno, es un problema y una ventaja. Si uno lo instrumentaliza bien es una fuente de motivación y de reto constante. Si se instrumentaliza mal es una fuente de sufrimiento inagotable.

I.S.: ¿Tu sufriste?
Emilio Butragueño: Sí claro. Cuando la situación es mala, ¿quién no sufre? El sentimiento aflora, uno es humano. Pero bueno, otra cuestión es la capacidad de reacción que tienes y cómo maneja cada uno ese sufrimiento. Yo asumí que mi momento había llegado. Como jugador que llevaba mucho tiempo en el club tenía que tener una salida elegante y aceptar que la vida tiene también ese lado. ¿Eso qué me dio? Pues tener una salida fantástica: el último partido que jugué en España como profesional fue un homenaje que el Club tuvo a bien ofrecerme. Esa noche fue absolutamente maravillosa para toda mi familia. Probablemente, si no me hubiera comportado así no habría vivido esa noche.

I.S.: ¿Te has sentido en alguna vez algo más que un jugador? Un modelo a seguir, un referente…
Emilio Butragueño: Todos somos un modelo para alguien. Algunos para sólo tres personas, para su familia, otros para veintisiete, si contamos los amigos, y luego otros que son un referente para miles de personas. Un jugador de fútbol es observado por millones de personas. Pero, sinceramente, yo lo único que quiero es sentirme a gusto conmigo mismo.

I.S.: Como Director General Deportivo Adjunto del Real Madrid, ¿qué significa para ti contar con una plantilla llena de ‘galácticos’ (Beckham, Ronaldo, Raúl, Zidanne, Figo, Roberto Carlos…)?
Emilio Butragueño: Es una gran suerte. Yo no vi al equipo de Alfredo Di Stefano pero, de todos los equipos del Real Madrid que yo he visto, este es el conjunto que presenta mayores figuras mundiales. Para la gente es una época floreciente, de disfrute y de orgullo. Hay que ganar, obviamente, pero gane o pierda este equipo será recordado.

SIEMPRE EN FORMA
I.S.: El eje central de este número de Idea Sana es mantenerse ‘Siempre en forma’. ¿Cómo te mantienes tú en forma?
Emilio Butragueño: Fíjate, yo no era un jugador que se preocupara mucho por la preparación física. Es más, no voy a decir que la detestara, pero era una imposición, no era muy agradable. Cuando me retiré lo que sí tuve claro es que no quería convertirme en una foca. Entonces establecí una disciplina: todos los días hago algo de ejercicio, corro o juego con los veteranos del Madrid –ellos entrenan dos días por semana e intento ir–. Y con la alimentación también tengo cierto control, cierto orden.

I.S.: ¿Qué significa para ti la práctica del deporte?
Emilio Butragueño: El día que no hago deporte me siento un poco extraño. Es como si me faltara algo. Todos aquellos que sin estar habituados a hacer deporte de repente empiezan a practicarlo reconocen que su estado de ánimo cambia para bien. Se sienten mucho más vitales y ven la vida de otra manera, con más optimismo. Simplemente, desde el punto de vista de la salud –ya no hablo de competición– si uno establece una disciplina, diaria o semanal, se demuestra a sí mismo que es capaz de hacerlo y eso es aplicable a cualquier actividad de la vida. Incluso sólo por eso es importante, por satisfacción personal, marcarte un reto semanal.

I.S.: ¿Crees que hay una edad tope para hacer deporte?
Emilio Butragueño: No. Lo que influye realmente es la edad mental. Por ejemplo, una persona de 85 años tiene que pensar en una actividad física adecuada para su edad, como andar una hora todos los días.

I.S.: Tienes tres hijos. ¿Qué crees que aporta el deporte a los niños?
Emilio Butragueño: Mi hijo está jugando a fútbol y es muy competitivo. Eso me agrada. El deporte les enseña muchas cosas: afán de superación, compañerismo –saber que ellos te necesitan y que tú les necesitas a ellos–, que hay un entrenador que dicta órdenes y que hay que obedecerlas, que hay que respetar no sólo a tus compañeros si no también a los rivales, que hay un árbitro que en un momento determinado pita a favor o en contra, que se gana y que se pierde. Eso mismo es la vida. Esto [el fútbol] es como un micromundo, es lo que te vas a encontrar en la vida.

I.S.: ¿De qué se alimenta la mente de Emilio Butragueño?
Emilio Butragueño: Soy un hombre con mucha suerte en todos los sentidos, esa es la verdad. Yo tengo tres núcleos de acción: el primero, el trabajo, porque paso muchas horas aquí; luego, la familia, que para mí es importantísima, y después el ocio. Mi ocio lo comparto con la familia, aunque es cierto que hay una parte que lo dedico sólo para mí –periodo de formación, la lectura y otras aficiones que tengo–. En la vida tiene que haber cierto equilibrio y la mente está precisamente para estructurar tu tiempo y tus prioridades y para defender una serie de valores que a fin de cuentas es el mapa que vas a necesitar para moverte por la vida.

I.S.: Danos tres Ideas Sanas para vivir.
Emilio Butragueño: Una alimentación equilibrada y la práctica de deporte son muy importantes. Y, cómo no, tener una familia unida.

EMILIO BUTRAGUEÑO EN CLAVE PERSONAL

I.S.: ¿Cómo eres cuando estás en familia, con tu mujer y tus hijos?
Emilio Butragueño: Con los niños soy muy exigente. Soy muy casero, no me gusta salir. Con Sonia, mi mujer, sí me gusta ir al cine o a cenar, pero los niños son pequeños así que llevamos mucho tiempo sin salir. Y me gusta mucho viajar aunque por mi trabajo no lo hago con frecuencia. Los fines de semana solemos ir a ver a mi padre. Muy simple. Nosotros no necesitamos demasiado para sentirnos a gusto..

I.S.: Tu mujer es muy importante en tu vida.
Emilio Butragueño: Sí, yo he tenido dos personas junto a mí que han sido y son claves en mi vida: mi padre y mi mujer. Cuando hablamos de valores y de ejemplo a seguir mi padre ha sido siempre un referente. Va a cumplir 80 años y tenemos una relación muy profunda en todos los sentidos. Y mi mujer, Sonia, que ha sabido ser la gran compañera. He tenido una gran suerte.

I.S.: ¿Te gusta hacer la compra personalmente e ir al supermercado?
Emilio Butragueño: Es que no tengo tiempo. Estoy en el club de nueve de la mañana a nueve de la noche.

I.S.: ¿Te preocupas por tu alimentación y la de tu familia?
Emilio Butragueño: Por la mía, sí; de la de mi familia se ocupa mi mujer

I.S.: ¿Cuál es tu comida favorita?
Emilio Butragueño: Mi dieta es bastante simple. Como muchas verduras, arroz, pasta, pescado a la plancha, muchas legumbres. Tomo ensaladas y verduras todos los días, yogur desnatado, un zumo de naranja por la mañana… Soy muy fácil de contentar. Cuando alguien me quiere invitar a cenar a su casa no tiene porqué preparar ningún plato especial porque con una ensalada y un poco de pasta o un pescado a la plancha me basta.

RETRATO BREVE

Emilio Butragueño tiene 40 años. Se casó en mayo del 91 con Sonia, su mujer. Tiene 3 hijos. Su padre ha sido su referente a seguir en la vida. Le encantan las ensaladas y la pasta. No cocina casi nunca. Le gusta leer y viajar con su mujer, pero su trabajo no le deja mucho tiempo para esto último. Es muy disciplinado… también con sus hijos. Le dedica la mayor parte de su tiempo a su club, el Real Madrid. El sobrenombre que le acompañó en su etapa como jugador en el Real Madrid, ‘El Buitre’, dio nombre a la ‘Quinta del Buitre’, considerados los ‘galácticos’ entre los años 1985-1990.

<< Ir a la portada



Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Moda para esta Primavera - Verano 2004 | Siempre en forma te sentirás mejor | Hay otras formas de hacer deporte | Mantener la buena forma a los 60 | Vive la naturaleza haciendo deporte | S.O.S. Alergias primaverales | Victorio & Lucchino | Martin Fiz | Cristina Hoyos | Emilio Butragueño | Antonia Sánchez | Miguel A. Nafarrete | Gorka Moreno | María Jesús Arsuaga | Fernando Contreras | Constan Dacosta | Tomate, poder antioxidante | Fresas, la fruta de la temporada | Anchoas, salud a mares | El aciete de oliva | Recetas | Viajes: La Habana, sabor añejo | Solidaridad, campaña comercio justo | Idea Sana te recomienda en consumer.es

Qué es Idea Sana | Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a consumer.es


Otros temas en IDEA SANA:
Ideasana abril 2007 | Ideasana marzo 2007 | Ideasana febrero 2007 | Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia | Ahorro, cuesta de enero | Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso | El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir