Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


VITALIDAD
Actividades de verano


La actividad de los más pequeños de la casa se acentúa todavía más durante la época estival. La vida al aire libre, los días más largos y sus merecidas vacaciones hacen que desde la mañana hasta la noche sean como un torrente continuo de energía. Cuidar su alimentación, procurar que tengan un horario fijo para las comidas y que se vayan a la cama casi siempre a la misma hora favorece su recuperación. ¡Y cómo no! Estas sencillas normas también ayudan a los adultos a recuperarse tras este frenético ritmo.

La ruptura con la rutina escolar, las actividades extra-escolares, los cambios de horario y la vida al aire libre consiguen descolocar a cualquiera. Y sobre todo, a los más pequeños de la casa, que ven cómo de pronto tienen mucho más tiempo para jugar, estar con los amigos, salir de casa y relacionarse con la familia.

INVENTAR UNA NUEVA RUTINA

Aunque no debe ser tan estricta como la que impone el ritmo escolar, sí es aconsejable inventarse una nueva rutina para el verano. De esta manera, no sólo sirve para que los más pequeños no se sientan abrumados por una gran cantidad de horas libres, sino que de paso ayuda a los adultos a programar sus actividades con ellos. Os sugerimos algunas ideas.

  • Procurar que mantengan unos horarios fijos. Las comidas, el momento de irse a la cama o unas horas para estudiar o hacer repaso lúdico son los momentos que deberían preservar como los más estrictos.

  • Controlar su alimentación. No hay que descuidar durante el verano su alimentación, que debe ser variada y equilibrada. Claro está que la tendencia de comer entre horas, tomar golosinas o asaltar la nevera en todo momento, puede no ayudar a mantener ese control sobre las comidas.

  • Programar con ellos algunas actividades para el verano. Aunque no hay que cometer el error de programar sus vacaciones como si de una jornada escolar se tratara, sí conviene organizar algunas actividades para que los pequeños no caigan en la desidia o el aburrimiento. Hay niños que tienen más facilidad que otros para inventar juegos o llenar sus horas libres. Una buena idea es hacer junto a ellos un listado, al comienzo de las vacaciones, con aquellas actividades que les gustaría hacer y con otras que los mayores creamos que pueden complementar.

CUIDADOS VERANIEGOS

El cambio en la rutina de los más pequeños durante las vacaciones de verano no sólo les afecta a ellos, sino también a las personas adultas de su entorno. Centrarse y asumir esta nueva situación es primordial para dedicarles unos cuidados adecuados.

  • Mantenerlos hidratados es primordial, y mucho más durante los meses de calor. A menudo, la actividad de los pequeños es tanta, que se olvidan hasta de beber o comer. Hay que intentar que tengan siempre a mano bebidas que les recuerden que tienen que beber, e incluso frutas, ricas en agua, vitaminas y fibra. Puedes combinar desde agua, zumos, batidos, refrescos sin burbujas, a trozos de sandía, melón, piezas de manzana, nectarina, mandarinas, etc.

  • Protegerlos del sol. Si desarrollan actividades al aire libre o están entrando y saliendo continuamente de casa, lo mejor es prevenir y proteger su piel contra los efectos del sol. Aplicarles cremas protectoras por las zonas más expuestas, de un factor alto y, si están en contacto con el agua, resistentes al agua. Ponerles gorras, sombreros o pañuelos en la cabeza y gafas de sol para proteger sus ojos.

  • Alimentación equilibrada. También en verano hay que intentar que la alimentación de los más pequeños sea sana y equilibrada. Es decir, que coman carne, pescado, verdura, legumbres, fruta, pan, cereales… Y que no abusen de golosinas, bollería o dulces. Los helados son un buen sustituto de éstos dulces, son mucho más sanos ya que contienen calcio, riboflavina –vitamina B2– y proteínas.

Sacar tiempo para estar con ellos

No son pocos los adultos que en verano tienen que programar, todavía más, su agenda para satisfacer las demandas de los pequeños de la casa. Organiza tu tiempo para disfrutar de sus mejores momentos, ellos te recompensarán con creces.

Programar la agenda. Es bueno intentar pasar más horas con ellos, si no juntos, al menos sí con un miembro de la pareja. Organizaos para que cuando no estén con el padre, estén con la madre, o con lo abuelos o tíos. También podéis intentar que sus actividades coincidan con el fin de vuestra jornada laboral.

Excursiones y colonias de verano. Para fomentar el contacto con la naturaleza y el que estén con otros niños mientras aprenden a realizar actividades solos y se divierten. Una visita cuando estén en el meridiano de esta actividad les dará apoyo.

Si vuestras vacaciones no coinciden con las de ellos.Consulta con familiares y amigos que tengan hijos y que organicen salidas o actividades durante el verano para que tus hijos puedan pasar algún día con ellos y se relacionen en otro ambiente.

Diversión en el agua. Si no tienes playa, ni piscina, ni fuente cercana, improvisa una piscina en el jardín, la terraza o el balcón de casa. Con una manguera o una regadera conseguirás que tus hijos pasen una jornada divertida. Eso sí, luego tocará limpiar, pero en eso también pueden ayudar y divertirse.

Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Vitalidad. Vive el verano | Vitaminas ¿Estás al día? | Sol sí, pero con medida | Actividades de verano | Sugerencias en la cocina | Zona de ideas | Idea Sana te recomienda en consumer.es

Qué es Idea Sana | Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a consumer.es


Otros temas en IDEA SANA:
Ideasana abril 2007 | Ideasana marzo 2007 | Ideasana febrero 2007 | Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia | Ahorro, cuesta de enero | Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso | El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir