Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

IDEA SANA

Nuestro compromiso con tu bienestar


DESAYUNO
Dormir para vivir más


Tan importante como un buen desayuno, resulta haber dormido y descansado bien por la noche. Pasamos una tercera parte de nuestra vida durmiendo. Un buen descanso ayuda a reponer la energía perdida durante el día y prepara el cuerpo para afrontar una nueva jornada. Dormir un promedio de siete a ocho horas diarias facilita esta recuperación.

Si duermes bien vivirás más. Existen estudios que apuntan a una relación directa entre la cantidad y la calidad de horas de sueño de un individuo con su esperanza de vida. Cuanto mejor descansa y duerme una persona, mayores probabilidades tiene de disfrutar de una vida longeva.

El sueño es un estado fisiológico en el que nos sumimos para reponer la energía consumida durante una jornada de actividad. Mientras dormimos producimos una mayor cantidad de hormonas del crecimiento, que son las que permiten la fabricación de proteínas esenciales para la regeneración celular.

No cumplir con un promedio de sueño de entre siete y ocho horas diarias, nos expone a trastornos y molestias. Algunos de los síntomas de un inadecuado descanso van desde una tendencia a sentir frío o notar una disminución de la memoria, hasta pasar por ciclos de somnolencia durante el día y sufrir continuos estados de alerta.

LAS EDADES DEL SUEÑO

A medida que vamos cumpliendo años, tenemos unas necesidades de descanso diferentes. Pasamos de dormir 23 horas, durante los primeros días de vida a tener suficiente con 5 ó 6 horas en la edad adulta.

Aunque cada persona es diferente, en general, los bebés necesitan dormir 17 horas diarias; los niños, alrededor de 10 horas; los adultos, 8; y las personas mayores, entre 5 y 6 horas.

RITUAL PARA DORMIR BIEN

Hay una serie de pautas que conviene seguir a diario para conciliar mejor el sueño y tener un descanso reparador:

- Conviene acostarse cada día dentro de la misma franja horaria.

- La temperatura de la habitación debe estar entre los 27 y 28ºC.

- Favorece el sueño crear un entorno agradable: ventilar la habitación, estar a oscuras y en silencio prolongado.

- Tomar una cena ligera.

Volver atrás   |   Volver a la Portada   |   Subir

MENÚ DE CONTENIDOS

Portada | Desayuno | ¿Qué has desayunado hoy? | Hidratos de carbono | Pan. Bocados de energía | Dormir para vivir más | Sugerencias en la cocina | Zona de ideas | Idea Sana te recomienda en consumer.es

Qué es Idea Sana | Ir a noticias de Fundación Eroski | Ir a consumer.es


Otros temas en IDEA SANA:
Ideasana abril 2007 | Ideasana marzo 2007 | Ideasana febrero 2007 | Ideasana enero 2007 | Ideasana diciembre 2006 | Ideasana noviembre 2006 | Ideasana octubre 2006 | Vuelta al cole | Vacaciones saludables | Plantas, energía natural | Juegos en familia | Ahorro, cuesta de enero | Navidad, ahorra en tus compras |Invierno, calor de hogar | Otoño, nuevo curso | El verano ha llegado, vive el verano | La vida florece en primavera | Disfruta de una casa sana | Año nuevo, vida nueva | La Navidad | Dormir | Cuídate | Viajes | Primavera | Hobbies y creatividad | Infancia | Confort | Vitalidad | Desayuno | Hidratación

NUESTROS SITIOS WEB:
Fundación Eroski | consumer.es | Revista CONSUMER EROSKI | Escuelas del consumidor online | consumaseguridad.com | Guías Prácticas CONSUMER EROSKI


©Fundación Eroski

info@ideasana.com

Subir